viernes, junio 14, 2024
Google search engine
InicioFútbolCartas de un madridista millenial: you can't always get what you want

Cartas de un madridista millenial: you can’t always get what you want

Querido P.:

Hace poco más de un mes, cuando el Madrid aún estaba vivo en dos competiciones y las lesiones solo llegaban a la quinta decena y no a la sexta, quise arengarte en la previa de la eliminatoria contra el Liverpool recordando la precisa identificación de nuestro club con el estilo de los Rolling Stones. Lo recordarás: aquello de la voracidad, la letra de Sympathy for the Devil y todo eso. Tras las victorias contra los de Klopp y contra el Barcelona, y aun a pesar de que la lengua fuera de media plantilla casi rozase los tobillos como en un cómic de Mortadelo, unos pocos llegamos a creer en la posibilidad de un doblete inesperado en el curso más complicado de las últimas décadas. Hubiera sido, ay, glorioso. Aunque, finalmente, la temporada ha elegido para su banda sonora conclusiva un tema menos idílico del repertorio de los Stones: You can’t always get what you want, obra maestra que te recomiendo escuchar mientras lees el resto de la carta.     

Llegados a este punto, y antes de que el sabor agridulce nuble nuestro juicio, conviene no escatimar en loas a Zidane. Del francés hemos hablado muchísimo en nuestra correspondencia: de su primera etapa poderosa y exuberante, caracterizada por una cierta anarquía y en la que el desenlace feliz parecía asegurado en cada partido; pero también de su segundo periplo, en el papel del sobrio lampista que parcheó el equipo italianizándolo y exprimiendo a los veteranos hasta las últimas gotas, retrasando la transición. Esta segunda versión, probablemente más hija de la necesidad que de la convicción auténtica, redujo nuestra simpatía hacia su labor, hasta el punto de que, cuando el barco atravesó las peores tempestades en noviembre y en enero, algunos cuestionamos seriamente su idoneidad como líder. No se trató, deseo pensar, de un capricho volátil, sino del convencimiento de que en todos los ámbitos de la vida hay gente extraordinaria en las maduras que se ve superada en las duras. En cualquier caso, y pese a todos sus déficits tácticos de lectura de los encuentros, Zidane supo reconducir la situación contra pronóstico y logró retrasar el naufragio hasta la orilla, una hazaña mucho más laudable de lo que suena en primera instancia.

Decía Ortega que el esfuerzo inútil conduce a la melancolía. Algo de eso hay en el arreón postrero de Benzema y Modric, nuestros mejores jugadores del año junto a Courtois, exhaustos jerarcas que no podían con las botas y que remontaron en el minuto 92, probablemente hartos de la impotente decadencia de la mayoría de los compañeros que los rodeaban en el campo.  El golazo de Luka, cuando ya de nada servía al haberse rendido el fuerte de Zorrilla ante los indios, dejó un aroma a Mundial 2006, otro campeonato en el que Zidane llevó a los suyos hasta las puertas de la gloria para que esta se les escapase entre los dedos en el último instante. Me dirás que, dado que yo siempre sostengo que el Madrid es el equipo más literario de la historia, imposible mejor final simbólico que este. Pero me temo que el carácter literario del Madrid no se reduce a la coquetería derrotista del “Un bel morir tutta una vita onora”, ni constituye un refugio autocompasivo ni se trata de un cliché monotemático.

Si el Madrid es el equipo más literario de la historia se debe, en primer lugar, a su condición de crisol incomparable de historias diversas: héroes, villanos, énfasis, acometidas, tragedia, traición… todas ellas cosidas por el mínimo hilo común de la épica, en mayor o menor dosis. En segundo lugar, a la inexplicable importancia de los secundarios más insignificantes en los momentos más cruciales —de Karembeu a José Antonio Reyes, pasando por Anelka, Paco Llorente, Zamorano, Amavisca, Portillo, Geremi, McManaman, Coentrao, Luquitas… la lista es interminable—. Y, last but not least, a su tendencia irreversible a dejar cada temporada un final a menudo feliz pero siempre abierto. Dicen que la mejor literatura actual se hace en las series, y cuesta imaginar un mejor cliffhanger que la siguiente sucesión de escenas: Benzema derrengado en el césped tras asistir a Modric en el último esfuerzo del año; Luka con una mueca de dolor y un grito sordo al comprobar la intrascendencia de su gol; Ramos observando todo desde la grada con el ceño fruncido, de repente interrumpido por una llamada entrante de su hermano en el teléfono; plano cenital de las obras del Bernabéu, contempladas por Alaba y Gareth Bale mientras sus respectivos aviones aterrizan en Barajas; la espalda trajeada de Zidane desapareciendo al cerrarse las puertas del despacho de Florentino; puertas que, al reabrirse, dejan paso a un estudio de la televisión francesa en el que Kylian Mbappé, entre flashes, va a dar una rueda de prensa inesperada. Y un primer plano de la cara de Zizou avanzando hacia la cámara, con gafas de sol y media sonrisa, sosteniendo una carpeta en la que desconocemos si, espoleado por la pírrica proeza, se halla la rúbrica de su continuidad o el nombre de su sustituto. Todo ello, claro, con la canción de Jagger, Richards y el London Bach Choir.  

You can’t always get what you want. But if you try, sometimes you might find you get what you need.

El Madrid y los Stones, redundancia.

Nos vemos el año que viene. Saludos afectuosos.

P.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz