lunes, mayo 27, 2024
Google search engine
InicioFútbolHaaland o Mbappé, ¿a quién necesita el Madrid?

Haaland o Mbappé, ¿a quién necesita el Madrid?

Hay una pregunta en la que coinciden una mayoría de madridistas: ¿Haaland o Mbappé, cuál le vendría mejor al equipo? La respuesta no es sencilla, incluso si obviamos la parte económica —que ya es mucho obviar— y nos fijamos solo en criterios deportivos.

Vayamos por partes. Mbappé comenzó su carrera sin saber muy bien cuál era su posición real. Sus cualidades eran evidentes y sus defectos también. Dio la impresión de que iba a ser un 9, pero no un ariete rematador, sino un 9 moderno, un jugador capaz de moverse y hacer cambios de posición durante el partido. A día de hoy es un delantero total que puede jugar exactamente igual en compañía de un definidor como Icardi, de un trabajador como Giroud o de alguien como Griezmann. También funciona como punta de lanza de una delantera. Aunque puede jugar bien en los tres carriles del ataque, alcanza su máximo rendimiento si parte desde la izquierda y juega con libertad. Potentísimo en carrera, su remate ha mejorado en el último año; ya se aprecian definiciones más sutiles, con toques más certeros y hábiles.

No hay que olvidar que Mbappé acaba de cumplir 22 años. Su fútbol, aunque ya sea diferencial, aún tiene aspectos que mejorar. Por ejemplo, el juego por alto. También le falta algo de finura en los pases y en algunos controles, debido a la velocidad con la que quiere ejecutar todas las acciones. Asimismo, debe mejorar la toma de decisiones: cuándo tocar y cuándo jugar en individual.

En clave Real Madrid, su conexión con Benzema no parece complicada, aunque tal vez sí lo fuera con Hazard, ya que ambos prefieren la zona izquierda para iniciar su juego. Damos por hecho que sería el belga quien cedería la banda y que tanto Vinicius, Rodrygo como Asensio pasarían a ser suplentes-suplentes.

Haaland es diferente. Físicamente se ha adelantado diez años en el tiempo, es el Antetokounmpo del fútbol. Al margen de su fisonomía (casi dos metros de alto), a Haaland le caracteriza un instinto goleador fuera de lo común y solo al alcance de unos pocos elegidos. Tiene una velocidad y una potencia descomunales. Es inteligente para ver la jugada y para definir de una forma simple pero rotunda, con remates carentes de artificio pero letales. Es el potencial dominador del puesto de delantero centro para la próxima década.

Aunque no es un virtuoso con el balón, Haaland tiene un gran giro sobre su eje y una descarga al primer toque muy fina. Cuando recibe de espaldas, sabe dar la pausa necesaria antes de soltarla, para luego tocar fácil y raso a la llegada de un compañero de segunda linea. Otro de sus recursos consiste en fijar a su marcador mientras usa su envergadura para cuerpear y girarse, para controlar orientado y conducir libre, aspecto en el que recuerda a Van Nisterooy.

Haaland es un 9 y su convivencia con Benzema podría no ser fácil, pues, de entrada, llevaría al equipo a un sistema de dos delanteros centro, algo que Zidane sólo utilizó un par de veces con Jovic. No obstante, su integración dependería del estilo del juego que impusiera el mediocampo. Casemiro, Kroos y Modric son centrocampistas de circulación lenta y segura, con gran cantidad de pases horizontales y apoyos en corto. Mbappé, y sobre todo Haaland, son futbolistas para atacar al espacio, para correr en vertical y para acelerar las posesiones.

Si algo estamos viendo en estas primeras eliminatorias de competiciones europeas es que el fútbol ha cambiado, sobre todo en relación al ritmo. Barça, Sevilla y Real Sociedad han sufrido serios reveses ante equipos que les han desnudado físicamente y que han practicado un fútbol muy vertical.

A partir de esta última consideración y ante la pregunta, ¿Haaland o Mbappé?, mi respuesta sería otra pregunta: ¿Para jugar a qué y con quién? Dependiendo de la contestación posiblemente elegiría el comodín de público o la opción pasapalabra…

RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

  1. Sí que es cierto que las preguntas más bien deberían ser ¿para jugar cómo?¿Para jugar contra quién?
    Pero antes incluso de llegar ahí, hay cuestiones previas que me llevan a Haaland más que a Mbappé. Un carácter, en lo personal y en lo deportivo, del que solo se obtienen ventajas.

    Valdano, que me merece como periodista todos los respetos, cargaba en El País, con una dureza poco habitual en él, contra los que piensan que se puede cuantificar o medir el talento. Se refería a aquellos que ven que el fútbol se dirige a una revolución de lo físico en la que nuestra liga -nuestros clubes- se estarían quedando atrás.
    Yo creo que las dos cosas son ciertas; Como «El Profe» San Martín, creo que se nos ha parado el reloj respecto a lo físico, y creo también que el talento no se puede encapsular.
    Lo que creo que ocurrirá es que a aquellos en los que predomina el talento sobre la capacidad física se les subirá el listón fisiológico un par de peldaños. De otra forma: Los talentosos del futuro tendrán una preparación física superior a la de los talentosos actuales.
    Los números de los que aborrece Valdano harán de centrifugadora, dispersando lejos de la media a los que no lleguen a unos mínimos que serán cada vez más elevados.
    Así, el que además de gusto por el fútbol siente gusto por el deporte, por estar en forma, por machacarse -y es el caso de Haaland, como Cristiano-,hará con gusto lo que para otros es un sacrificio. Y se mantendrá mucho más tiempo activo, funcional, alejado de dolencias musculares. En los dos casos algo fundamental, porque tanto en Haaland como en Mbappé predominan las fibras rápidas, más frágiles (Para muestra, Bale o Hazard).
    En este sentido, otro factor a tener en cuenta es el carácter de Haaland: Hasta ahora ha mostrado un manejo del estrés de nivel superior. El cortisol, la hormona del estrés, hace estragos en el tono muscular. Pero Haaland, con medio mundo mirándole, ni se inmuta.
    Un carácter que en el campo -y supongo que en el vestuario- es volcánico. Eso es perfecto para el Madrid, en un campo y un vestuario que pueden ser a veces campos de minas -el último en pisar una, Vinicius. A Odegaard le vendría bien un guardaespaldas, para no acabar igual-, y con una afición que aprecia como ninguna el coraje de los suyos.
    En Mbappé no veo nada de esto, más bien veo muchos potenciales peligros, alguien que si no pone cuidado acabará en el reverso oscuro de la fuerza.
    Y desde luego, para jugar contra defensas cerradas, como las que encuentra el Madrid habitualmente, me sirve más Haaland. En espacio abierto cualquiera de ellos, pero de esto el Madrid no suele gozar mucho.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz