jueves, mayo 23, 2024
Google search engine
InicioFútbolDe la senyera del Valencia a la del Barça: ¿por qué llevar...

De la senyera del Valencia a la del Barça: ¿por qué llevar banderas en las camisetas de fútbol?

El Fútbol Club Barcelona ya ha confirmado que jugará el Clásico del 11 de abril en el Bernabéu con una camiseta que funde sus franjas granates con la senyera catalana. La idea no es nueva...

El primer club que lució una senyera en su camiseta no fue el Fútbol Club Barcelona, sino el Valencia. Lo hizo en la final de la Copa de 1934 (Copa del presidente de la República), con el Madrid como adversario (2-1 victoria madridista) y con el presidente de la Generalitat, Lluís Companys, en el palco de Montjuïc. La entonces camiseta granate del Valencia se adornó para ocasión tan especial con una banda escapulada con los colores de la senyera. No viene mal recordar que las senyeras valenciana, catalana y mallorquina tienen como origen la bandera de la Corona de Aragón, una amalgama de territorios que nació de la unión dinástica entre el Reino de Aragón y el condado de Barcelona, y que fue ampliando horizontes por el este (Valencia, Mallorca, Sicilia, Nápoles, Atenas…) hasta que se les agotó el horizonte y la corona se encamó por vía real con Castilla. Pero ese es otro cantar.

La senyera y el futbol: Jugadores del Valencia en la final de Copa de 1934
Jugadores del Valencia en la final de Copa de 1934. El adorno de las camisetas tenía los colores de la senyera.

El tema que nos ocupa tiene que ver con la aparición de banderas nacionales o autonómicas en las camisetas de los clubes, cuestión de actualidad una vez que se ha confirmado que el Fútbol Club Barcelona jugará el Clásico del 11 de abril en el Bernabéu con una camiseta que funde sus franjas granates con la senyera catalana: “Bajo el concepto de Jugamos como somos, la quinta equipación de la temporada 2020-21 quiere enfatizar el sentimiento de pertenencia al club, los valores que nos unen y todo aquello que nos hace ser quienes somos. Por tanto, se trata de una camiseta que muestra la conjunción del orgullo de ser del Barça y de nuestras raíces”.

Camiseta del Barça para el Clásico del 11 de abril.

Curiosamente (o no), el Barça no dio protagonismo a la senyera en su uniforme hasta la temporada 2013-14, cuando bajo la presidencia de Sandro Rosell se estrenó una segunda camiseta cuatribarrada. Antes, en 2009, el presidente Laporta había visto con buenos ojos la propuesta de Pro Seleccions Esportives Catalanes para que el Barça luciera las rayas rojas y amarillas de la senyera en su camiseta. La idea no se concretó al temer que no tuviera una buena acogida fuera de Cataluña, un miedo infundado tal y como se comprobó en 2013: aunque Nike no ofreció cifras oficiales, se considera que es la camiseta más vendida de la historia del club. La pasada campaña, la cuarta camiseta volvió a incluir las cuatro barras rojas, aunque esta vez a modo de arañazo sobre fondo amarillo.

Kempes, mito con camiseta mítica.

No obstante, la idea de convertir la senyera en camiseta fue, de nuevo, del Valencia, que la incluyó como segunda equipación en 1977. Así lo cuenta Vicent Chilet en el Levante: “Hasta ese momento su presencia había sido testimonial. Se recordaba sobre todo por haber sido usada en junio de 1956, en el amistoso disputado en Mestalla contra el Glasgow Rangers (4-1), en el que el Valencia jugó reforzado por Ladislao Kubaka. Esta vez, el uso de la senyera tuvo una clara vinculación con las tensiones políticas. Con esa camiseta, el Valencia se impuso al Real Madrid en 1979 en la final de Copa, con dos goles de Kempes”.

Johan Cruyff, capitán con senyera.

El primer futbolista del Barcelona que mostró una senyera en el terreno de juego fue Johan Cruyff. El holandés había sido nombrado capitán en la temporada 74-75, pero por entonces el brazalete era ignominiosamente blanco. Fue el 1 de febrero de 1976, dos meses después de la muerte de Franco, cuando Cruyff saltó al campo con un brazalete con la bandera de Cataluña. En esa misma temporada, Iríbar comenzó a lucir un brazalete con los colores de la ikurriña (verde, blanco y rojo) y el 4 de septiembre de 1977 el capitán de la Real Sociedad, Gorriti, hizo lo propio en visita al Camp Nou. No olvidemos que el 5 de diciembre de 1976, Kortabarria e Iríbar, capitanes de la Real y el Athletic, salieron al campo de Anoeta portando una ikurriña, entonces una bandera ilegal por ser considerada “separatista”.

Hay quien asegura que la moda de las banderas comenzó en 2005 cuando el Barça de Laporta incluyó un ribete con la senyera en la camiseta. Y podría ser cierto. En 2006, el Sevilla añadió una banderita de España para jugar la final de la UEFA ante el Middlesbrough. En 2007, en la final de Copa contra el Getafe, los sevillistas jugaron con una bandera de Andalucía. Del Nido lo explicó así: “El Sevilla es el equipo de Sevilla en Andalucía, de Andalucía en España y de España en Europa”. Los béticos del mundo todavía se estremecen al recordarlo.

Bajo la presidencia de Ramón Calderón, el Real Madrid jugó las Champions 2008-09 y 2009-10 con una bandera de España en el pecho. Aunque la camiseta fue un éxito de ventas, Florentino Pérez retiró la bandera porque no casaba con la universalidad del club (o tal vez entendió que era Calderón quien no casaba). El Atlético incorporó la bandera española en 2008, otros optaron por la autonómica (Valencia, Zaragoza, Osasuna…) y algunos por ambas (Málaga, Almería…), hasta el punto de que es una rareza encontrar una camiseta de la Liga sin colores nacionales o autonómicos.

Pepe, Sergio Ramos y Raúl en un Real Madrid de bandera, española, concrtamente. CORDON PRESS

Habría que preguntarse si esta fiebre identitaria no implica una politización del fútbol y de sus símbolos. La bandera de un club es su camiseta y no representa a un país, sino a una institución deportiva y a sus aficionados con independencia de su origen. Se puede entender que los diseños, en la obligación permanente de innovar (y vender), tomen como inspiración lo divino y lo terrenal. La que usó el Athletic en la temporada 2011-12 con los colores de la ikurriña era realmente bonita, a diferencia de la infame prenda que tiempo atrás se inspiró en la catarsis del tomatazo (2004). En esta temporada, el Huesca igual exhibe la Cruz de San Jorge que rinde homenaje al Aneto con un mapa topográfico del relieve altoaragonés. Todo muy respetable, siempre y cuando no caigamos en el frentismo al que somos tan proclives.

Para ello, se recomienda no perder la perspectiva. El Barça fue fundado por un suizo que eligió para el nuevo club los colores del Basilea, donde había jugado. El dato es oportuno cada vez que se invocan los orígenes identitarios. El Betis, por cierto, no viste de verdiblanco en homenaje a la bandera de Andalucía, sino en honor del Celtic de Glasgow, cuya indumentaria impresionó a Antonio Ramos Asensio, uno de los fundadores. No hay fronteras en el fútbol y no se me ocurre mayor equivocación que trazarlas ahora.

Juanma Trueba
Juanma Trueba
Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS hasta que le tiraron del tren. Luego se lanzó a una aventura a la que puso por nombre A la Contra. Y en ella sigue.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

  1. Tenia un amigo futbolero como yo que decia que la camiseta del Valencia debia ser la de la foto de Kempes: Es identica al escudo; incluso la cabeza del jugador podria ser el murcielago.

    por ahi entiendo los colores de los clubes. El escudo del Atletico tiene los colores que viste el equipo (o la bandera de EE.UU.), como el Barcelona tiene el azulgrana, la senyera o al cruz de San Jorge. El Inter vistio una segunda equipacion tal cual, blanca con una cruz roja.

    Por ahi entenderia que el segundo uniforme del Madrid fuera azul (o morado en su original) por la franja del escudo, visto que el resto es ya blanco. Sin emabrgo ya sabemos que segundas equipaciones y mas aun las terceras tiene mucgo que ver con los objetvos de ventas.

    Poner banderas fisicas en las camisetas, aunque sean del tamano de una etiqueta con la talla de la prenda, me parece un poco innecesario. El escudo y los colores del equipo suelen tener suficiente vinculacion con la identidad del club, incluso la local: veasen los escudos del Atletico, Athletic, Malaga o Salamanca, por ejemplo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz