lunes, mayo 27, 2024
Google search engine
InicioActualidad FutbolSer justos con Zidane (o por lo menos intentarlo)

Ser justos con Zidane (o por lo menos intentarlo)

Como todo el mundo, Zinedine Zidane tiene sus puntos fuertes y débiles. Y es posible que lo que algunos señalan como puntos débiles sean para otros fortalezas, y viceversa. Afortunadamente, el madridismo es una afición plural donde caben todas las opiniones. Cada cual opina libremente y eso genera un debate que sólo puede resultar beneficioso. La autocrítica es necesaria para seguir mejorando.

Uno de los debates recurrentes dentro del madridismo es la figura de Zidane. Mientras unos ponen sobre la mesa sus tres Copas de Europa y dos Ligas como quien suelta un 31 en una partida de mus, otros argumentan que el equipo no juega a nada. Para estos últimos, el partido contra el Cádiz fue uno más en una colección con mas entregas que los fascículos que tanto se anunciaban en televisión. Me uno a esta segunda opinión, en el sentido de que el Madrid no parece saber a qué juega, lo cual es más preocupante que un partido malo de cuando en cuando. 

Pero decía al inicio que Zidane tiene sus cosas positivas. Fundamentalmente, valoro su función como hombre de club, correcto sino impecable en las ruedas de prensa, eludiendo polémicas y tomando responsabilidad como hizo cuando declaró suyo el fichaje de Jovic. Cosas así seguramente no pasen desapercibidas en la directiva, que seguro que prefiere un entrenador así que otro que genere titulares negativos. Todo lo que sea proteger la marca es positivo.

También se ha valorado mucho la buena relación de Zidane con el vestuario y la gestión de los egos. En este sentido, es cierto que tiene felices a los pesos pesados y a los más veteranos (Benzema, Marcelo, Modric, Ramos, Kroos o Varane). Sin embargo, no se puede decir que la gestión de jugadores como el propio Jovic, Asensio, Ceballos, Reguilón o Militao pueda recibir elogios. Es cierto que alguno de estos jugadores no ha dado la talla fuera del terreno de juego, en especial el serbio, pero no se conoce indisciplina grave de Ceballos que le llevase a tal ostracismo. Y si la relación personal es mala por lo que sea, el entrenador, más adulto y jefe, debe dar el paso. Valoro esa buena relación con los jugadores como algo positivo, pero por un lado preferiría que fuese más extensa y por otro me preocupa que pueda evolucionar en compadreo y favoritismo. Y me temo que solo así se pueden empezar a entender los minutos de más que juegan Modric, Benzema o Marcelo. 

Ya en el campo, entiendo la necesidad de rotaciones, aunque no son como las del año del doblete Liga-Champions. Hay jugadores que rotan muy poco, véase Benzema, estén como estén, y otros que no entran en la rotación, por ejemplo Mariano. El año pasado el canterano llegó a presentar una estadística curiosa: un partido, un minuto jugado, un tiro a puerta, un gol. Todo contra el Barcelona. El reparto de minutos entre Benzema, Jovic y Mariano no pudo ser más desproporcionado, incluso considerando que Benzema es mucho mejor. Claro que si volvemos a los resultados, el título de Liga da la razón a Zidane.

Tras el pitido inicial, los partidos se han convertido en un esfuerzo para mí como espectador. Si no fuese aficionado del Madrid no perdería así dos horas de mi vida. Hace tiempo que no me divierto. La sensación es de alivio si se suman los tres puntos y de hastío en partidos como el del Cádiz (nada que objetar a los amarillos, por cierto). El equipo no tiene dinamismo alguno, es francamente lento. Pero ya no se trata solo de que Marcelo no se vaya de una silla o que Modric no tenga nada de velocidad. El balón tampoco corre. El equipo está huérfano de ideas.

Las rotaciones serían menos importantes si todos supieran que por el carril del 8, pongamos por caso, y juegue quien juegue, hay que hacer unos movimientos determinados. O si el dos contra uno en banda estuviese preparado, por ejemplo, entre Kroos, Marcelo y Vinicius para crear superioridades. Nos encontramos, en cambio, con un fútbol de ataque basado en un 95% de improvisación y un 5% de preparación. Tampoco se ve nada preparado en los saques de esquina: se botan sin otro plan que encontrar a Ramos. Alguna vez se podría probar a engañar al rival, quizá atacando el área pequeña pero dejando un jugador en la frontal, que recibiría y chutaría a puerta libre de marca. Tampoco ayuda el problema sin resolver desde hace varias temporadas de la dificultad de Casemiro en la circulación del balón, lo que provoca que Modric y Kroos tengan que ir modificando su posición para evitar que Casemiro quede ridiculizado por el rival. 

Había empezado la defensa de Zidane etiquetándolo como hombre de club, pero hay otra faceta suya en la que se da de bruces con las intenciones del Real Madrid: Zidane no desarrolla el potencial de los jugadores jóvenes, en los que simplemente parece no creer. Asensio no ha evolucionado nada en varias temporadas, Reguilón ha tenido que irse a Londres porque Zidane prefiere a un Marcelo que ya no volverá jamás a ser lo que fue, como tampoco lo será Modric, a quien, como a Marcelo, hay que estarle agradecido por todas sus brillantes temporadas, sin que eso impida reducir al mínimo sus titularidades. Ceballos también anda por Londres y Oscar en Sevilla… Zidane lo prefiere así y el equipo se va diluyendo, espeso, sin velocidad, sin ideas, sin alegría. A Zidane también hay que darle la gracias por sus tres Champions, sus dos Ligas y por la volea de Glasgow, por supuesto. Y tampoco estaría mal ponerle una estatua en Valdebebas. Pero también hay que señalar sus errores, para que se puedan debatir y ojalá rectificar. 

RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

  1. Totalmente de acuerdo en todo. Hace mucho que me resulta cansado ver un partido de mi equipo. El sábado ni siquiera recuerdo que presionaran como debieran en área contraria, que habría sido lo lógico contra un equipo que quiere sentirse seguro en su área para poder saltarse el medio del campo lo antes posible, como bien cuenta Piero. Y si pienso en el último partido del Madrid que me pareció redondo, sencillamente me resulta imposible recordarlo. seguramente aquel Madrid de Lopetegui contra la Roma en el Bernabéu. Puede que esté siendo injusto, pero es ,ahora mismo, la última vez que recuerdo un plan bien ejecutado. Quizá mañana recuerde otra cosa, no lo sé.
    Y esa falta de plan a la que apuntas tiene, me parece , que ver con algo que tú y Lucas habéis señalado: Incorporar a los jóvenes, foguear a canteranos- Reguilón, Ceballos, etc- sin que se hunda el mundo. Protegidos por un plan común, se puede fallar ocasionalmente y no pasa nada, y se puede rotar porque el plan no se resiente, más allá de que unos lo hagan mejor que otros.
    Es paradójico ver cómo vamos en sentido contrario al de la mayoría de los deportes: Tradicionalmente, se ascendía a los canteranos siendo muy jóvenes, y ahora parece que deban saber absolutamente todo, so pena del fin del mundo. En el resto de los deportes, en general, es al revés, cada vez explotan antes: baloncesto, ciclismo, tenis, atletismo…
    A esto se ha objetado alguna vez que un entrenador se va a la calle si no gana, así que usa a los que le hagan ganar. Esto se da de patadas con la alineación del sábado, pero además sería más propio de alguien que pone el puesto por encima de cualquier cosa, y desde luego antes que el club y sus intereses. Y en eso sí que no me imaginaba a Zidane. Aunque tiene tanto derecho como cualquiera, claro.

  2. Gracias por comentar :O)

    Los jugadores jóvenes parece que tienen que salir cedidos y demostrar algo. No es nada nuevo; hasta Del Bosque en sus días de jugador fue cedido. Pero ahora ocurre prácticamente como parte de la formación del jugador de cualquier club grande.

    Tampoco entiendo entrenadores que no completan la convocatoria o cambian la posición de medio equipo si tienen muchas bajas. En ocasiones así, se tira de cantera. Zidane lo hizo al principio de esta temporada y frente al Cádiz hubiera sido más lógico poner un jugador del Castilla antes que a Marcelo o Isco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz