lunes, mayo 27, 2024
Google search engine
InicioLiga SantanderBarcelonaSetién, los 1008 pases y el fútbol posicional

Setién, los 1008 pases y el fútbol posicional

Hace unos días, el fútbol español se despertaba con una noticia: el equipo de Setién había dado más de 1000 pases en un partido. De pronto volvimos a épocas pasadas, al halago y la crítica del tiki-taka y su recuerdo. Había quienes opinaban que el Barça ha vuelto a su ADN y quienes pensaban que esto es involucionar lo que se estaba evolucionando, volver a un fútbol, el de Pep Guardiola, que curiosamente ya ni Pep practica en el City de forma tan radical, era dar un paso atrás.

Ese día, el Barça recuperó muchos gestos tácticos que nos hablaban de fútbol posicional, pero ¿qué es el fútbol de posición? ¿de qué hablamos cuando decimos que tal o cual equipo juega en posicional?.

El juego de posición no es más que una idea de cómo debe jugar un equipo de fútbol, es decir, de cómo se debe colocar en el campo y cómo debe transitar por él durante 90 minutos tanto cuando ataca, como cuando defiende, pero solo es una opción, aunque para muchos tal vez sea algo más. En Barcelona por ejemplo, se ha elevado este estilo casi a la categoría de religión, de una identidad inseparable del propio club, pero realmente no deja de ser un estilo, una manera de ver o entender el juego como hay otras, y no es ni mejor ni peor, solo es otra más.

El juego de posición habla fundamentalmente de cómo te organizas, y en este caso, es siempre a través del balón. Un equipo que juega en posicional, se moverá siempre como un bloque compacto en torno a la pelota, y eso define tanto el cómo atacas como el cómo defiendes.

Para poder jugar en posicional o fútbol de posición, no hay que tener un perfil muy específico de jugadores, es decir, cualquier equipo puede jugar así, por supuesto, entrenándolo, ya que evidentemente necesita de ciertos mecanismos diferentes a otros estilos. ¿Qué se debe entrenar? Pues muchos conceptos que también son válidos para diferentes estilos, pero fundamentalmente: el ritmo en circulación del balón, velocidad en el pase, jugar a uno o dos toques, entender el concepto del tercer hombre, saber moverse para buscar y aportar apoyos (dar líneas de pase al compañero), comprender que muchos pases los crean los receptores y no los pasadores, la importancia de la movilidad., saber perfilarse según se mueve la jugada, o sea, tener una buena orientación corporal, pulir la técnica individual (mejora del control, el pase, etc…) y para el aspecto defensivo, intensidad, agresividad y concentración máxima.

Fútbol posicional le hemos visto jugar al Barça de Pep, a la Roja de Aragonés y más tarde de Del Bosque, a la Alemania de Low, al Mexico de Lavolpe, la Colombia de Maturana, al Villareal y Málaga de Pellegrini, al Granada y Tenerife de Lillo, al Rayo de Jémez, o a las Palmas y Betis de Setién, equipos inicialmente de potencial y perfiles muy diferentes, eso sí, que deben realizar con cierta armonía una serie de cuestiones básicas. De la misma forma que lo han jugado equipos con perfiles y jugadores diferentes, tampoco hay un dibujo preferente: se puede hacer con un 4-3-3, un 4-4-2 , con el 3-4-3, que tanta controversia generó y genera durante años en la liga española, o jugando con tres centrales en el 3-5-2.

Digamos que para jugar fútbol posicional hay una serie de cuestiones o herramientas que si son básicas, pero no olvidemos, son herramientas, no leyes:

1. La posesión: La idea es que el equipo se mueva en torno a la pelota, por eso es fundamental tener la posesión. Si no tienes el balón y tu plan es organizar te entorno a él, no tener la posesión te desorganiza y descoloca. La idea es moverlo rápido para desorganizar tú al contrario. Pero no confundir, se toca para jugar, no se juega para tocar. La idea de este juego de pases, es ir generando superioridades, fundamentalmente 2×1 a la espalda de la línea de presión que atosiga al poseedor de balón.

2. La disposición: Los jugadores se “organizan” a diferentes alturas, escalonados, formando triángulos de asociación, y de esta manera creando líneas de pase. Estos triángulos serán la base de la circulación de la pelota y los que dan salida al juego.

3. La amplitud: El espacio lo tienes que crear tú, así que para que aparezcan líneas de pases y pasillos interiores, se necesita que el equipo se sitúe muy ancho, ya sea con los extremos o los laterales. Un equipo en posicional será corto pero ancho, eso que Bielsa llama la ley del 40×70.

4. El tercer hombre: Es fundamental si tienes la posesión, que tu jugador que tiene la pelota esté de cara siempre a la jugada, de ahí que es imprescindible encontrar ese pase al tercer hombre para que este lo facilite. La formación de continuos triángulos facilitan el pase y permiten ir jugando apoyados el “tercer hombre” siempre con jugadores de cara al juego.

5. La conducción: Si hablamos de un estilo que se juega a uno o dos toques, ¿conducir? Se hace para dividir líneas, se conduce para atraer contrarios y se suelta. Básico sobre todo que tus defensas tengan claro el concepto de cuándo conducir y cuándo pasar. Solo se conduce con la idea de dividir y pasar.

6. El hombre libre: Es aquel que aparece como receptor de un pase tras la conducción del balón de un compañero. La conducción permite precisamente eso, atraer rivales que se descuelgan de su posición liberando así o una zona o una marca, y provocando así la aparición de “hombres libres”.

7. Superioridades: Como es un estilo que busca crear superioridades en zonas del campo, es fundamental que el juego se vaya creando desde atrás, desde la defensa. De ahí que para este modo de jugar, contar con un portero con buen juego con el pie te da de inicio la primera superioridad numérica, fundamentalmente ante presiones adelantadas.

8. Balance defensa/ataque: Si el equipo actúa y se mueve como un bloque es lógico pensar que el ataque condiciona la defensa. Así que si los jugadores, las posiciones y el balón se mueven juntos cuando atacamos, ante una pérdida, el equipo se encuentra junto, así puede presionar inmediatamente tras perderlo, y esos triángulos cercanos de los que hemos hablado se convierten en 2×1 o 3×1 para recuperar, además convierte en muy difícil atacarles con una contra.

9. Si en un equipo que actúa en posicional, tanto la defensa como el ataque son acciones que conforman un único concepto, de ahí que a la idea ofensiva supedita todos los movimientos en las fases del juego.

10. El juego de posición no es juego de posesión como muchos creen. La posesión es solo una herramienta y desde luego, no sube al marcador. Lo más importante es que en el fútbol posicional no es pasarse el balón como meta, lo importante es mover el balón con el objetivo de mover al contrario y de esa manera encontrar su espacio débil.

El Barça de Setién dio 1008 pases y eso creó gran expectación, pero el fútbol de posición no habla de número de pases. Setién lo sabe y está buscando asentar un estilo sin tiempo para entrenarlo y prepararlo, usando partidos de competición como campo de pruebas, porque es de lo que dispone. Pero es evidente que entre el Barça que ganó al Granada y el que va a jugar en San Mamés, hay diferencias positivas, y ese juego de posición se va limando lentamente tanto en la forma como en el fondo.

RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

  1. Tal como tiene el patio Culë. Mejor se hubiera quedado con las vacas con las que estaba.Le iban a dar menos disgustos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz