lunes, mayo 27, 2024
Google search engine
InicioFútbolZidane no cambió ante la Real; sólo cambió el resultado

Zidane no cambió ante la Real; sólo cambió el resultado

Hace unos años, en Riazor, José María Gutiérrez, antes llamado Guti, decidió hacer una jugada inverosímil, un taconazo hacia atrás en una jugada de gol. Aquella genialidad fue enormemente aplaudida y reverenciada, pero en mí suscitó una duda: ¿Se aplaudió la idea o el resultado? ¿Qué habrían dicho todos esos que aplaudieron y catalogaron aquel gesto técnico como algo magistral de no haber terminado la jugada en gol? ¿Es lícito aplaudir lo que habrías silbado si no hubiera acabado bien?

Esta vez Zidane no se disfrazó de Guti, no; simplemente ejecutó lo que lleva haciendo todo el año con esas decisiones incomprensibles a la hora de decidir las convocatorias y sus onces iniciales. La diferencia es que hasta que llegó la Real, como Guti en Riazor, esas decisiones terminaron en gol. Y ya sabemos que en el fútbol el gol da la razón.

Todos los que aplauden su habilidad moviendo jugadores de la grada a la titularidad y viceversa — decisiones sin razón deportiva aparente—, poco tienen que reprochar al francés. Simplemente, volvió a tomar las mismas decisiones inexplicables que llevaba tomando los 21 partidos anteriores sin derrota. ¿Se perdió?, sí. Pero Zidane no hizo nada distinto a lo que vimos ante el Valladolid o el Atleti.

Zizou saltó con Areola en la portería, con Nacho y Marcelo en los laterales, Militao de compañero de Ramos en el eje, Valverde haciendo de Casemiro, con James y Kroos de volantes, y tres puntas, Vinicius, Benzemá y Rodrigo. ¿Qué ocurrió? Pues como tantas otras veces, fue el propio Zidane quien se creó los problemas incluso antes de que se los creara la propia Real. Sin una buena circulación del balón desde atrás (Nacho y Marcelo ahora mismo son dos futbolistas anticompetitivos), sin una posesión estable y de calidad que te asiente en campo contrario y te permita presionar, sin profundidad posicional (esa que te da Valverde jugando de interior), el Real Madrid fue tácticamente un ejército de Pancho Villa.

Enfrente, la Real se volvió a mostrar como un equipo sólido y equilibrado, que además juega al fútbol. Ante eso, y pese a eso, los blancos le pusieron ganas, es verdad. Pero hablamos de fútbol de élite y solo las ganas no valen si no hay un mínimo soporte táctico que haga de un grupo de buenos futbolistas un equipo. Recordemos que otras veces un gol de cabeza de un defensa en el minuto 78 servía de coartada.

El Madrid fue un desastre línea por línea y ni las ganas de Vinicius ni alguna buena acción de Valverde y Kroos aliviaron el desbarajuste. Intentar explicar tácticamente el partido de Nacho o de James es complicado; definir posicionalmente lo que hizo Marcelo se escapa de mis capacidades; intentar entender qué quería Zidane que hiciese esa banda derecha formada por Nacho, James y Brahim, me resulta imposible.

Fue una jornada más de rotaciones imposibles. Fue un grupo de jugadores descolocados, desubicados y sin un mínimo de compenetración. Verles presionar (o intentarlo) resultaba esclarecedor. Zizou apostó por unas rotaciones que solo él y su cuerpo técnico comprende. Hasta ahora los resultados le daban la razón, aunque su fútbol no tanto. A los que nunca las hemos comprendido, la eliminación no nos sorprende ni más ni menos que algunas victorias blancas sustentadas en la misma idea; no siempre Nacho va a marcar el gol de la victoria, o Casemiro hacer dos goles, o cinco remates te bastarán para ganar un derbi.

 


CALIFICACIONES


Zidane: Mucho se critica a Pep o Setién por ser fundamentalistas de un estilo, pero se alaba a Zidane que lo es tanto o más del suyo. En ese “más difícil todavía” en el que ha convertido sus rotaciones, el equipo de Zizou fue víctima de decisiones incomprensibles que afectaron, como muchos otros días, al juego. La diferencia es que, ante la Real, también afectaron al marcador.

Areola: Poco acertado, se comió al menos dos de los cuatro goles. Pese a todo, la derrota no fue culpa suya. La Real pudo irse del Bernabéu con un resultado histórico, más propio del fútbol sala.

Nacho: Hoy en día, y como lateral derecho, Nacho no es un jugador competitivo. Descolocado, nervioso y sin una idea clara de cómo moverse atrás. Apenas aportó nada ni en defensa ni en ataque. Uno de los más señalados.

Militao: Tácticamente el partido le vino grande y a sus problemas con el balón le sumó su nula interpretación posicional de cómo y cuándo dar ayudas a Nacho. Tampoco interpretó la posición de Ramos. Un mal partido de un jugador que aún tiene muchas cosas que demostrar.

Ramos: Volvió a revivir una de esas tardes/pesadilla, en las que la posición de Marcelo le obliga a ladear mucho la suya, quedando expuesto a acciones para las que ya no está preparado. Sin Mendy ni Casemiro, el de Camas se vio muy expuesto, pero esta vez no tenía a su escudero al lado y sí a un Militao limitadísimo. Ramos ya no puede liderar una defensa con tres suplentes; ya no es quien abriga, sino es el que debe ser abrigado.

Marcelo: Solo él, y puede que Zidane, entienden de qué jugó ayer el brasileño. Sin presencia en defensa, de la que pasó olímpicamente jugando siempre a más altura que Kroos, en ataque fue una sombra. Nada en su juego justifica su presencia en el once y ya son demasiados partidos. Marcelo hoy es un déficit competitivo en un equipo.

Valverde: Esta vez le tocó jugar de pivote haciendo de Casemiro, pero tener detrás a Nacho y Marcelo, y a su lado a James, convirtió su tarea en imposible. Le faltó pausa con el balón y socios con los que intentar jugar. Sin duda una de las víctimas del planteamiento surrealista de su entrenador.

Kroos: El alemán es un futbolista que te da muchísimas cosas si le rodeas del decorado idóneo, pero ni es un jugador autosuficiente, ni es un superviviente. Zizou no le dio socios para jugar y al teutón le faltaron continuamente opciones de pase.

James: Ni está ni se le espera. A James hace tiempo que su fútbol le abandonó y necesita de 90 minutos en diez partidos seguidos en su verdadera posición para recuperarlo o, al menos, intentarlo. Lo demás son experimentos con gaseosa. Sus 45 minutos de ayer fueron un continuo quiero y no puedo, sumados a un continuo, no sé cómo moverme aquí.

Vinicius: El brasileño viajó en el tiempo y volvió a la etapa de Solari, donde cada partido era un “yo contra el mundo”. Llama la atención que su mejor partido sea el peor con mucho del Madrid este año. Rápido y descarado, volvió esa imagen del ilusionante jugador que vimos hace un año y que parece podría ser opción a formar parte de la delantera del Madrid, junto a Hazard y Benzema… Pero belga y brasileño son jugadores de banda izquierda… así que ‘Houston, tenemos un problema’.

Benzema: Fundido. En el ecuador de la competición y cuando llega todo lo importante, Karim lleva más de 2.000 minutos jugados. Mientras su entrenador se permite con otros jugadores dar rotaciones absurdas, Benzema, como Casemiro y Ramos, lo ha jugado todo y eso tiene un precio. Ante la Real no apareció.

Brahim: Tras media temporada sin jugar ni un minuto, es más, sin ir ni convocado, y en puertas de una semifinal de Copa, Zidane le puso de titular ante la Real y le acompañó en banda de James y de Nacho… fin de datos.

Modric: Zidane intentó desandar lo andado, pero Luka ya no puede frenar a un equipo que corre sin frenos cuesta abajo. El croata intentó pegar líneas, pero con un equipo tan poco competitivo y con jugadores naufragando de forma individual era imposible.

Jovic: Jugó 15 minutos y no es un Mariano. No es un microondas capaz de alterar derivas, carece de ese empuje contagioso… ni la olió.

Rodrygo: Cazó una que le regaló Vinicius tras un jugadón del brasileño. Que jugase Brahim, y no él, no sé cómo entenderlo. Claro que hay tantas cosas que no entiendo de Zidane…

RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz