lunes, mayo 27, 2024
Google search engine
InicioLiga SantanderBarcelonaRéquiem por Don Honesto

Réquiem por Don Honesto

Réquiem, del latín, “descanso”. Tanta paz te lleves como descanso dejas, querido Don Honesto. La sabiduría popular —concretamente los corrillos de vecinas al fresco de una noche de verano en cualquier pueblo de la península— acuñó esta expresión para referirse a las personas que se marchan después de haber sido problemáticos, ya sea por entorpecer la labor de otros o por su manera de proceder. Eso es lo que siente hoy un amplio sector de la masa culé al conocerse la despedida de Ernesto Valverde: que en sus dos temporadas y media entorpeció la labor de Messi y procedió de manera completamente opuesta a lo que se esperaba de un entrenador culé.

Don Honesto se va principalmente, por una crisis de juego, que no de resultados. Acaso porque nunca entendió que en el Barça el resultadismo no es buena apuesta: Robson ganó tres títulos en su primera temporada. Y fue la última. Del inglés no se recuerda el fútbol de su equipo, más allá de las exhibiciones puntuales de Ronaldo, el Bueno. Ni siquiera eliminar de la Copa al Real Madrid salvó de la quema al bueno de Bobby. Porque Johan ya había demostrado a los que no creían en él (Núñez, por ejemplo) que se podía pervivir en la memoria de los aficionados sin algo tan futil como vencer a los blancos. A fin de cuentas, se vio con el tiempo que hasta un equipo con el Tata Martino podía marcar cuatro goles en el Bernabéu.

Sin embargo, el Profeta nos demostró que era humano. Porque si el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, el Holandés Volador apostó en su día por unos ex pericos (Escaich y Korneiev) como atacantes azulgrana y repitió error, recomendando a alguien con pasado blanquiazul como entrenador. Más erróneo fue lo de Valverde: teniendo a Cruyff o a Rikjaard como antecesores en ese banquillo, escogió al holandés equivocado como modelo a seguir. Como Van Gaal, ganó dos ligas seguidas (doblete incluido en la primera). Como Louis, dejó sonoros ridículos en Europa, herida a la que echaron sal los blancos campeonando en una de ellas. Y como el de Amsterdam, no dejó ni un sello futbolístico digno del paladar del Camp Nou. Se cuentan con los dedos de la mano los partidos en los que el barcelonismo se ha divertido con el juego del equipo en los últimos dos años donde apenas ha visto pinceladas del juego de mediocampistas que fuera santo y seña de la institución. Al igual que los hijos de Dugarry y Sonny Anderson aún llaman a Van Gaal para creer a sus padres, Paulinho y Arturo Vidal agradecerán de por vida a Valverde poder contar a sus nietos que jugaron en el Barcelona.

Nadie le exigió el excelso juego que se vio con Guardiola pero del gatopardismo de Pep, que “cambió todo para que nada cambiase”, Valverde rehizo su propia interpretación tergiversada: “No cambiar nada para que todo cambie”. Salvo lesión o sanción, no hacía falta un Cesc Fàbregas que filtrase las alineaciones a la prensa: desde agosto de 2017 todo el mundo sabía quién iba a jugar. Aunque la mayoría de los jugadores superasen ampliamente la treintena. De echar vacas sagradas, se pasó a pastar junto a ellas. Y a eso se añadía que Don Honesto mostraba el mismo comportamiento dentro y fuera del banquillo: conservador, sin riesgos, jamás una palabra más alta que otra. Aunque fuera necesario. No era imprescindible la exuberancia emocional de Simeone o de Klopp. Pero debe haber un punto intermedio entre su semblante funerario y la energía del Cholo o de Jürgen. Si los perros se acaban pareciendo a sus amos, los equipos de fútbol —buenos y malos— se mimetizan con sus técnicos.

Sus (pocos) defensores argumentaban que con él fueron apenas dos derrotas en Europa. Una mala tarde la tiene cualquiera, diría Chiquito. Pero lo de Roma, no fue un accidente: ya se había coqueteado en esa Champions League con el ridículo tras un tristísimo 0-1 en Lisboa contra el Sporting (gol en propia puerta) y un 0-0 en el campo de Olympiakos. Lo de Liverpool ya lo habían avisado el Olympique de Lyon en octavos, el Manchester United en cuartos y el propio Liverpool en la ida. Las derrotas con el Levante y el Sevilla en la Copa de la temporada pasada ya fueron un aviso de lo que pasaría en la final. La derrota inicial en esta Liga en San Mames no fue sino la continuación del infame 0-0 de la anterior visita a Bilbao. Y esta temporada ya han avisado el Slavia, el Borussia de Dortmund y el Inter de Milán. Amén de Levante, Osasuna, Granada y Español. El último aviso, en la Supercopa, ha avivado ese corrillo de vecinas al fresco que es la actual Junta Directiva del club. Por esas piruetas del destino, que tanto le gustan al fútbol, la última destitución de un técnico del Barça en plena temporada, había sido la de Van Gaal en 2003. Un Van Gaal que había comenzado su tercera temporada con una derrota… en la Supercopa.

No hay que dedicar mayor tiempo a un adiós que algunos ya tenían en pasado pluscuamperfecto tras una engorrosa «crisis de juego» que ha durado dos años y medio. Ahora, mientras se espera —Xavi mediante— la vuelta al estilo irrenunciable, no queda sino dedicarle a Don Honesto una simbólica Misa de Réquiem. Parte de su letra, atribuida al franciscano Tomás de Celano, parece inspirada en los sentimientos que cualquier barcelonista tendrá al recordar algunos episodios de esta etapa del club. Una letra propia de la liturgia romana. Sí. Romana.

Día de ira aquel día en que los siglos fueron reducidos a cenizas, como profetizó David con la Sibila. ¡Cuánto terror habrá en el futuro, cuando venga el Juez a exigirnos cuentas, rigurosamente!

Juan Rodríguez Briso
Juan Rodríguez Briso
Una vida de extremo a extremo: de los secarrales de Castilla a la húmeda yunga tucumana. De Perico Alonso a Messi. De la ingeniería al cine. De la A de Argentina a la Z de Zambia.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz