sábado, mayo 18, 2024
Google search engine
InicioFútbolLa pizarraEl Madrid se disfrazó de La Roja

El Madrid se disfrazó de La Roja

Zidane y Celades decidieron que no había mejor momento para homenajear al fútbol español utilizando a La Roja de Del Bosque que en una Supercopa de España celebrada en Arabía Saudí, así que ambos entrenadores presentaron un equipo con cinco centrocampistas y solo un delantero. Casemiro, Kroos, Valverde, Modric e Isco muy bien secundados por sus dos centrales, Ramos y Varane, dieron un curso de posesión del balón, y montaron un rondo gigante, similar a los que Xavi, Iniesta, Silva, Xabi y Busquets creaban con la selección campeona del mundo, el homenaje estaba servido.

El Madrid saltó al campo con un 4-5-1, que realmente era un 4-3-2-1, que recordaba al sistema “Árbol de Navidad” de Ancelotti, en el que Modric e Isco actuaban como falsos extremos en un escalón superior al trío de centrocampistas, ambos jugando siempre por dentro (más Isco que Modric), dejando las bandas a Mendy y Carvajal. Jugar con cinco en el medio le dio a los blancos, ayer de verde, un dominio escénico al que Celades ayudó colocando a su equipo en un bloque medio que dudaba en ir a presionar arriba a los blancos y esperaba que estos perdiesen el balón en su supuesta tela de araña, también formada por 5 jugadores, y así montar contras aprovechando la velocidad de Gameiro. Pero eso no ocurrió.

Los ches se asfixiaron corriendo detrás de sombras. Zizou, muy inteligente, basculó mucho y bien tanto a Kroos en izquierda como a Valverde en derecha, de forma que Isco y Modric eran siempre una opción clara y limpia para sacar el balón actuando como tercer hombre. Sin duda, un partido ante el Getafe te vale de máster para darte cuenta de los problemas que tienes en tu circulación del balón y el francés, esta vez, los resolvió colocando a malagueño y croata como tercer escalón; además, la presencia de Ramos le dio un cuerpo a la salida de la pelota que no le da Militao.

El dominio posicional y del balón de los madridistas no se reflejaba en ocasiones de gol, faltaba algo de profundidad, pero, sobre todo, el problema era que muchos de los últimos toques, a falta de jugadores de calidad ofensiva en banda, los daban Mendy y Carvajal, los dos futbolistas más reñidos con la pelota de los blancos; pero al final tener a gente como Modric, Isco o Kroos llegando continuamente al borde de tu área con cierta libertad nunca es buen negocio, pese a que tu jugador más en punta, Jovic, apenas participase en ninguna jugada ofensiva. Tener a todo el equipo tan arriba y que tanto Isco como Modric y Kroos plantasen el juego tan cerca del área valencianista hizo que las pérdidas del balón fuesen de calidad, es decir, con mucha gente cerca del que pierde la pelota; eso sumado a la agresividad de los dos laterales, y de la pareja Casemiro-Valverde, hizo que el equipo pudiese hacer una gran presión sin necesidad de tremendos esfuerzos físicos para recuperar continuamente la posesión. Con un gol de pícaro, donde el alemán sacó a relucir su astucia y golpeo de balón, y otro de Isco, resolviendo con clase un par de rebotes en el área valencianista, se llegó al descanso.

La segunda parte fue un espectáculo. Los de Zidane aumentaron sus cadenas de pases, todos jugando a dos o tres toques, todos apoyándose, todos en general sumando como una orquesta perfectamente sincronizada, hasta el punto de sumar 798 pases, el sueño de Xavi o Guardiola. Un Madrid armónico, dinámico y sorprendentemente ofensivo, pudo y debió golear, pero ya sabemos lo que le pasa este año a los blancos con el gol, así que fue Modric, con un remate repleto de clase, quien cerrase el partido. Parejo en el 93′ y de penalti hizo el definitivo 1-3.


Uno por Uno


Zidane: Su planteamiento sin duda lo firmarían Klopp o Guardiola. Inteligentísimo su posicionamiento táctico jugando sin extremos, donde las parejas Kroos-Isco y Valverde-Modric se apoderaron de los carriles interiores y dejaron a los laterales ganar altura en ataque, lo que hacía dudar continuamente tanto a laterales como a volantes ches de a quién ir a tapar y dónde. Supo utilizar perfectamente la altura a la que jugaron Carvajal y Mendy, para la recuperación del balón tras pérdida, aunque estos no brillasen al llegar a la línea de fondo. Su planteamiento fue perfecto, más con las ausencias de Benzemá y Hazard y viendo el rendimiento de Vinicius, Bale y Rodrygo en lo que va de temporada. Al equipo le faltó remate y llegada hasta los fotógrafos, pero ni pecó en lanzar balones al área, ni de impacientes si la jugada no llegaba. Si hay que ponerle un pero es lo que volvió a tardar en dar descanso a alguno de sus “insustituibles”.

Courtois: Apenas tuvo trabajo, aunque el poco que tuvo lo resolvió con autoridad. Volvió a dejar un saque con la mano para montar una contra y una salida con el pie a medio campo, que no solo demuestra su habilidad en este gesto, sino también su concentración y lo dentro que está en el juego y en el partido.

Carvajal: Trabajador e impetuoso en la recuperación de la pelota, supo leer perfectamente la altura a la que debía jugar teniendo delante a Modric y Valverde. Muy desacertado en las entregas y en los últimos toques. Su partido fue un reflejo de su temporada, bien en defensa y aturullado en ataque.

Ramos: Dio un curso de tranquilidad con el balón y de jerarquía sacando la pelota. Perfecto en la anticipación y muy concentrado en defensa, su presencia en el inicio de la jugada es básica. Partido de jefe, de iluminar sin deslumbrar.
.
Varane: A la sombra de Ramos, Varane volvió a firmar un partido sin errores y repleto de acciones defensivas dominantes en las que demostró su poderío físico. Estuvo a punto de marcar en un remate de cabeza. Serio y firme, fue el escudero ideal.

Mendy: Aporta potencia y presencia en defensa, lo que vertebra el juego blanco y el balance defensivo, pero en ataque es muy pobre. Sin duda equilibra a ciertos futbolistas, pero con él el Madrid no tiene un lado izquierdo fuerte en ataque como ha sido siempre y el equipo lo nota. Hoy ayudó mucho en la recuperación del balón, pero empantanó algunas jugadas ofensivas.

Casemiro: Jugando con cinco centrocampistas es feliz, porque solo se dedica a defender y en eso es un número uno. Con el balón solo estuvo aseado. Él y Valverde dan una seriedad al fútbol blanco que permite a Kroos , Isco y Modric dominar el medio campo y esa seriedad sin duda gana partidos.

Kroos: Junto a Isco, el mejor. Dio un curso de cambios de ritmo y velocidad en el juego y sobre todo de autoridad con el balón; realmente se jugó a lo que él quiso. Hizo un gol olímpico lleno de astucia y calidad en el golpeo.

Valverde: Menos brillante que en otros partidos, pero igual de efectivo. Su continuo sube y baja y la calidad en sus toques le convierten ya en un futbolista imprescindible. Su fútbol se basa en su movilidad y eso está reñido con dosificarse, así que Zizou debería empezar a valorar los minutos que juega de más en algún partido.

Isco: Volvió el mejor Isco. Partidazo del malagueño que se apoderó del partido. Supo leer perfectamente a qué altura jugar en cada momento y, sobre todo, cómo balancearse con Kroos sin solaparse nunca. No se entendió con Mendy a la hora de doblarse o no en banda porque el francés carece de inteligencia ofensiva y sabe jugar con el espacio como sí hacen Marcelo, Karim o Isco.

Modric: Es uno de los mejores volantes ofensivos de los últimos diez años y eso está ahí. Jugó cómodo en una función de casi segunda punta. Conectó a la perfección con Valverde y al no tener que defender hacia atrás, las fuerzas le aguantaron. Buen partido de un jugador al que hay que mimar. Su gol fue una demostración de talento y jerarquía aplastante.

Jovic: Tenía la ocasión, era el día y se le escapó de las manos como ese remate al que no llegó. Cada partido que juega deja más dudas, no solo de su calidad para jugar en el Madrid, sino de si su estilo tiene cabida en un fútbol como el de los blancos. El único lunar anoche.
.
Marcelo: No le dio tiempo…

James: Un gran cambio de sentido de primeras en un balón a Marcelo y poco más.

Mariano: Sin hacer nada en diez minutos, tocó más balones que Jovic en 80.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz