lunes, mayo 27, 2024
Google search engine
InicioOpiniónMostrar el pene

Mostrar el pene

Cuando el alpinista George Mallory fue preguntado por la razón por la que escalaba montañas, aun a riesgo de su propia vida, respondió lacónicamente: “Porque están ahí”. No se me ocurre mejor respuesta para explicar por qué los hombres se tocan la entrepierna, en algunas ocasiones con denuedo. Si la primera razón es el insoslayable accidente geográfico, los siguientes motivos se relacionan irremediablemente con la herencia genética y social. Hay que suponer que la primera vez que el hombre primitivo se tocó los genitales fue para protegerlos del entorno inestable: triceraptores, smilodones y otras alimañas. Si los genitales masculinos están en peligrosa situación de vivac es para mantener la temperatura ideal de los espermatozoides, entre 35 y 36 grados centígrados (no confundir con los grados farenheit salvo que haya intención de escalfar los huevos).

La protección intuitiva dio paso a la exploración y, acto seguido, a la proclamación. Las representaciones de falos se convirtieron desde el principio de los tiempos en símbolo de virilidad, fecundidad y dominio, quizá por la dificultad para tallar una vagina al detalle con una piedra de sílex. Según se ha sabido, y el dato cambia la percepción de las obras de Astérix y Obelix, los menhires no son otra cosa que figuras fálicas, igual que los enhiestos monolitos egipcios. El falismo (culto al falo) es común a todas las culturas primitivas y a muchas de las actuales.

Que Víctor Sánchez del Amo haya mostrado (presuntamente) su pene en un vídeo casero no tiene nada de extraordinario desde un punto de vista antropológico. Desde que el machismo es religión dominante es habitual que los hombres hagan exhibición de su virilidad en diferentes formas, casi siempre figurativas y habitualmente lamentables. Existe un falocentrismo lingüístico que algunos se han tomado al pie de la letra. Para denotar destreza nunca han faltado varones que han amenazado con “sacarse la chorra”; la novedad es que ahora muchos lo llevan a cabo con ayuda de la telefonía móvil. El fenómeno (plaga, más bien) se llama sexting y en España un 70% de los jóvenes entre 18 y 20 años lo han sufrido. Como acabamos de ver (intuir) el contagio también afecta a los adultos que han cumplido los cuarenta.

Y ya sabemos que el fútbol es muy receptivo a cualquier tentación. En 2008, Ever Banega, entonces de 19 años, se hizo protagonista por un vídeo en el que, parafraseando a Woody Allen, hacía el amor consigo mismo. Algunos medios disfrutaron tanto con sus titulares como el jugador con su masaje: “El nuevo refuerzo invernal del Valencia ha traído cola”. “El pene de Banega aumenta la crisis valencianista”. “La nueva polémica viene de la mano de Banega”.

El argentino Iván Pillud, que fue defensa del Espanyol, también se convirtió en estrella de las redes por mostrar su pene ante una webcam. El incidente no aportó más que una mínima aclaración; Pillud era perico y no periquito.

Pero volvamos a Víctor. Independientemente de la protección que merece toda intimidad, su gesto parte de un pensamiento profundamente machista y erróneo: la foto de un pene excita o escandaliza a las mujeres, lo que divierte sobremanera a los machos gamberros (ver negro de whatsapp). Y no es así, o no de forma mayoritaria. El error, en este caso, es confundir los mecanismos de la estimulación sexual en hombres y mujeres. El asunto merece otro autor y otro artículo (o una enciclopedia), pero se puede simplificar señalando que las mujeres tienen mecanismo y los hombres no.

La opinión de la sexóloga Jeannette Stern es más técnica: “Muchos hombres sienten una profunda conexión con sus genitales y quieren que la persona que les interesa sexualmente comparta ese interés”.

Lo que parece evidente es que escandalizarse por la visión de un pene (hay 3.700 millones en el mundo), en situación de firmes o descansen, es algo reservado a las mentes más pacatas o incultas. Su presencia es permanente sin necesidad de explicitarla, ya sea en el arte o en los hábitos más cotidianos. En la Antigua Roma se mostraba el digitus impudicus (el dedo corazón) para simbolizar el pene y ahuyentar el mal fario y la costumbre ha llegado hasta nuestros días con otras intenciones y bajo la denominación de peineta, pistola, peseta, higa, etc.

El jeque del Málaga lo desconoce, pero si en algún lugar se ha dado consideración literaria al falo ha sido en tierras malagueñas. El famoso cipote de Archidona sirvió de inspiración al nobel Camilo José Cela, impactado por la historia acaecida en 1971. Mientras en el cine del pueblo se representaba un espectáculo de flamenco, dos jóvenes daban rienda a su pasión volcánica, siendo la erupción tan violenta que la lava alcanzó a varios espectadores que presentaron inmediata denuncia.

En comparación con el episodio relatado, el gesto de Víctor es de una modestia conmovedora y por si hicieran falta atenuantes fue ejecutado con el escudo del club en el pecho. Si lo pensamos bien, tiene más sentido demostrar la fidelidad a unos colores desprendiéndose de los pantalones que de la camiseta.

En definitiva, castigar a Víctor por lo que ha sido una indiscreción ajena es un despropósito. Tan absurdo como penalizarlo por un desliz que no ha hecho sino añadir un miembro al equipo.

Juanma Trueba
Juanma Trueba
Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS hasta que le tiraron del tren. Luego se lanzó a una aventura a la que puso por nombre A la Contra. Y en ella sigue.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz