domingo, mayo 26, 2024
Google search engine
InicioFútbolSupercopa de EspañaAtlético y Real Madrid: narrativas opuestas

Atlético y Real Madrid: narrativas opuestas

La afición del Atlético del Madrid se afana de manera constante en subrayar su carácter especial respecto a su adversario vecino, casi siempre aludiendo a presuntas características extradeportivas. Mucho se ha escrito sobre esto, pero quizá habría que dejar de poner el foco en las supuestas diferencias de carácter —inevitablemente intangibles y subjetivas— para hacerlo en las que afectan a aspectos más concretos de sus propuestas futbolísticas y el modo en que afrontan los partidos. Dicho de otra forma: dejar de lado la literatura para acudir al análisis literario. Porque, en ese ámbito, el abismo que separa ambos equipos es aún más enorme.

El Madrid constituiría en sí mismo un homenaje a la novela tradicional. Por muchos motivos. Uno de los principales, la importancia que este género confiere a los personajes. Frente a la dilución instrumental de los mismos que se produce en la novela contemporánea, más atenta por lo general a describir contextos —atmósferas, los llaman, que da más empaque—, el desarrollo de los encuentros de los blancos depende en mucha medida de la inspiración particular de los jugadores. El reparto de papeles presenta una amplísima variedad, como se pudo comprobar en esta Supercopa: el héroe que se sacrifica por un bien superior —Fede Valverde—, los veteranos patriarcas que se sobreponen a la adversidad física —Sergio Ramos y Luka Modric—, el gélido aspirante que decepciona por falta de coraje —Luka Jovic—, el novato voluntarioso perdido en sus dudas eternas —Vinicius Jr.—, el gregario silencioso que guarda las llaves del palacio para evitar que lo asalten los malos —Casemiro— o el redimido inesperadamente de sus pasados pecados —Thibaut Courtois—. Las acciones individuales de todos ellos, sus aciertos y errores, condicionan más que en otros conjuntos, más resguardados por un guion más detallado, y, por ende, restrictivo. El desenlace depende más que nunca de sus arrebatos, antes que de un plan de autor. Y eso entronca con otra diferencia fundamental respecto al resto de equipos: en el Madrid, el desenlace, ganar o perder, importa más que el método empleado. No hay atmósferas o estilos con los que justificar o refugiarse de un final mal resuelto.

No se trata de algo novedoso en la historia merengue. Mientras que en otros clubes el sello lo coloca el entrenador —el Barça de Cruyff, Rijkaard o Guardiola, el Atleti del Cholo…—, el Madrid siempre dio un peso decisivo a las generaciones de jugadores: así los Yé-Yé, los García, la Quinta del Buitre, los Galácticos. Algo claramente a contracorriente en la actualidad, como si se tratase de un vestigio de la novela clásica en medio de la escena contemporánea. Ya dijo Uriarte que hoy leemos muchas veces las novelas más para enjuiciar la habilidad de su autor al ejecutarlas que para participar en la ilusión de las vidas de los personajes que nos proponen.

Del mismo modo, algunos pretenden convencernos de que observan el fútbol para intentar desentrañar los artilugios con que los estrategas de turno pretenden dejar su impronta. No niego la conveniencia de saber discernir el uso de un mecanismo concreto: permite contemplar con mejor perspectiva el espectáculo. Pero sublimar las herramientas antes que los fines supone un cisma entre dos maneras de entender el deporte —y casi la vida— mucho más grande que el atrezzo sentimental que dibujan las campañas publicitarias rojiblancas. Es posible que se disfrute más con el sudor solidario de las piezas, castradas al servicio de un planteamiento superior. Quién sabe. El madridista prefiere, por norma general, la impredecibilidad fascinante: cuál de sus muchachos tendrá hoy las musas de cara, y cómo se plasmará. Lo que permite, por ejemplo, hasta recibir con media sonrisa y aire confiado el debut de Mariano, marginado inexplicablemente toda la temporada, atribuyéndole un sentido oculto argumental. Como si de una novela se tratara. No, no lo pueden entender. Ni falta que hace.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz