lunes, mayo 27, 2024
Google search engine
InicioFútbolSupercopa de España7 razones para que la Supercopa no se juegue en Arabia Saudí

7 razones para que la Supercopa no se juegue en Arabia Saudí

Hay que buscar la manera de castigar al opresor. Por desgracia, estamos haciendo lo contrario», declaró ayer Vero Boquete en relación a la nueva Supercopa que se celebrará en Arabia Saudí. La sensatez de la futbolista debería aplastar el argumentario fabricado desde la Federación para justificar el traslado de la competición a un país que ocupa el puesto 141 (de 149) en el Índice Global de Brecha de Género y que encarcela y juzga a activistas pro derechos humanos.

Pero el argumentario cala y mientras escuchamos aquello de «fútbol como herramienta de cambio» o «las mujeres entrarán sin restricciones al estadio» hay que rascar y entrever la realidad de un país que no respeta los derechos humanos y que somete a las mujeres a un apartheid de género de facto. Aquí hay 7 razones para que la Supercopa no vaya a Arabia Saudí, pero pueden ser 700.


1- La represión de los activistas


El regimen saudí maquilla con ligeras aperturas la brutal represión a mujeres y hombres activistas pro derechos humanos. Según datos de Amnistía Internacional, las autoridades continúan deteniendo, enjuiciando y condenando  defensores y defensoras de los derechos humanos por cargos imprecisos, basados en su mayor parte en una ley antiterrorista que aplasta toda disidencia y oposición. Por ejemplo, los 11 miembros fundadores de la Asociación Saudí de Derechos Civiles y Políticos, que las autoridades habían cerrado en 2013, fueron condenados a prisión el pasado año.


2- Tortura


De nuevo según Amnistía Internacional, «la tortura y otros malos tratos bajo custodia continúan siendo práctica habitual y generalizada». Los jueces sentencian a muerte basándose en confesiones arrancadas en prisión preventiva y acusan por cargos relacionados con protestas pacíficas y democráticas. Las detenciones arbitrarias están a la orden del día: en noviembre del año pasado afectaron  a centenares de funcionarios, exfuncionarios y empresarios sin revelar detalles de los cargos formulados contra ellos. Tras un acuerdo económico muchos de ellos salieron en libertad.


3- La tutela masculina


La figura del tutor varón relega a las mujeres saudís a una minoría de edad perpetua en un régimen jurídico que sólo las considera hijas, madres o esposas y que no las individualiza como sujetos de ley. La discriminación legal es el foco de actuación de muchos organismos internacionales como la ONG Human Rights Watch, que pide acabar con el concepto de guardián, el “impedimento más significativo para los derechos de las mujeres”.


4- ¿Pueden conducir las mujeres?


En junio de 2018 entró en vigor un decreto que permitió a las mujeres conducir por primera vez en el país. La medida se anunció con boato, pero la tímida apertura sólo resuelve un pequeño matiz de una realidad mucho más compleja: la nula libertad de movimientos de las mujeres saudís. Además, el decreto esconde trampas. Sólo se aplica según “las normas legales establecidas”, lo que plantea serias dudas de su implementación. Además, observadoras internacionales independientes han denunciado las llamadas telefónicas amenazadoras que muchas activistas han recibido para no comentar públicamente ni el Decreto ni su desarrollo.


5- Violencias contra la mujer


La discriminación legal de la mujer tiene graves consecuencias en lo relativo a las violencias que se ejercen sobre ellas. La violencia machista se queda en el ámbito doméstico, lo que hace muy difícil su denuncia. Además, para lograr denunciar deben tener el consentimiento de su tutor legal, incluido el caso de que dicho tutor legal sea el perpetrador de agresiones y/o abusos.


6- Segregación sexual, el apartheid de género


El Arabia Saudí muchos edificios públicos, escuelas, universidades y hasta entidades financieras tienen diferentes entradas para mujeres y hombres. El transporte público, las playas y los lugares de ocio también están segregados por sexo. En otros espacios, directamente, la entrada está prohibida para ellas. Este era el caso de los estadios de fútbol hasta que el veto se levantó en enero de 2018. Eso sí, sólo pueden acceder a ciertas zonas de los campos. La segregación y la limitación de movimientos persiste.


7-  Pena de muerte


En Arabia Saudí existe la pena de muerte por diversos delitos o por conductas que según las normas internacionales no deberían penalizarse, como la “hechicería” y el “adulterio”. Según Amnistía Internacional, por lo general, «las autoridades no informan a las familias de los condenados antes de su ejecución ni inmediatamente después de ella».

RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz