lunes, mayo 27, 2024
Google search engine
InicioCiclismoVuelta a EspañaEl ciclismo se ablanda

El ciclismo se ablanda

Cuando Mikel Landa se cayó en el pasado Tour, empujado involuntariamente por Warren Barguil, nadie le esperó, ni los comisarios de la UCI recomendaron hacerlo. Tampoco se esperó al holandés Kruijswijk cuando, siendo líder del Giro de 2016, se estrelló contra un talud de nieve. En el espíritu de la competición no está esperar a los rivales, como es lógico, aunque para todo hay excepciones. Los adversarios de Armstrong le esperaron en 2003 después de que el estadounidense se cayera en plena ascensión a Luz Ardiden al engancharse con un espectador; Lance agradeció el detalle, recuperó su posición y, acto seguido, atacó.

Lo que sucedió en la Vuelta camino de Toledo es un episodio extraordinario porque fueron los comisarios los que frenaron el ataque de Movistar después de la caída de Roglic, envuelto en una montonera a 56 kilómetros de la meta. La montonera no fue dramática, aunque Tony Martin no pensará lo mismo; se vio obligado a abandonar. Fue más bien un atasco en una carretera estrecha, donde la dificultad no era restablecerse del golpe, sino del enredo de bicicletas. Al saber que el líder se había quedado atrás (también Supermán López), Movistar picó espuelas. Al rato, la ventaja ya era de un minuto.

De pronto, organizado el ataque y la persecución, Movistar levantó el pie del acelerador. José Luis Arrieta, director deportivo, explicó que la UCI había decidido “meter tras moto” (entre los coches de la caravana) a los corredores afectados por la caída, por lo que sus corredores habían dejado de tirar. «Si la UCI decide quién gana las carreras, perfecto. Pero yo no lo comparto», dijo a Televisión Española. Arrieta aseguró que su equipo «tenía previsto atacar» poco más tarde en «una zona abierta» después de «una bajada» y de «cruzar un puente» para aprovechar el viento.

Con el grupo recompuesto, Omar Fraile discutió con Valverde por haber atacado después de una caída; el campeón del mundo fue enormemente educado y no le mandó a paseo. Pero el desconcierto entre los ciclistas del Movistar era evidente. Nada más cruzar la meta, Marc Soler fue preguntado por el incidente y remitió a los directores del equipo. Quedó claro que no había entendido absolutamente nada. Y es que cuesta comprenderlo.

En este ciclismo condicionado por los pinganillos y las cobardías, los corredores todavía estaban autorizados a tomar ciertas decisiones en las que nadie se entrometía, menos aún los comisarios. Hay cientos de ejemplos, algunos ilustres. Contador atacó a Andy Schleck en el Tour de 2014 décimas de segundo antes (o después) de que al luxemburgués se le saliera la cadena. La cosa no pasó a mayores y es razonable que así sea.

Las caídas y los pinchazos forman parte de los azares del ciclismo, un deporte expuesto como ningún otro a las inclemencias del destino. Y de ahí viene su grandeza y la épica que lo distingue. La gloria de las bicicletas se escribe con hazañas formidables o con desgracias excelsas, ahora estoy pensando en Ocaña. También me vienen a la cabeza Hinault y Fignon, famosos, entre otras cosas, por sus ataques a la hora del avituallamiento. A nadie se le ocurría hablar de ética en aquellas tardes. Sólo de ciclismo.

Supongamos, y no hay por qué dudarlo, que Contador tenía pensado atacar a Schleck antes de que se le saliera la cadena. ¿Era justo cambiar de planes por la avería de su rival? Imaginemos, igualmente, que Movistar tenía previsto romper el pelotón aprovechando el viento. ¿Fue antideportivo mantener el plan?

La suerte es un factor más de las carreras, quizá el fundamental. Y pasteurizar el ciclismo tomando medidas como la que salvó el cuello a Roglic solo conduce a un peligroso ablandamiento de uno de los deportes más duros que existen. No se puede aminorar la importancia de la suerte. Ni de la desgracia. 

No he dicho que Remi Cavagna ganó en Toledo, y lo merecen tanto él como Toledo. Sus últimos kilómetros fueron una lección de cómo se monta en bicicleta. Fue la enésima lección del Deceuninck, carpintería de aluminio, un equipo que no titubeó en atacar en cierta ocasión, tiempo atrás, cuando Valverde se quedó cortado por el infortunio. Cosas que pasan. Y que habría que explicar a Omar Fraile.

Juanma Trueba
Juanma Trueba
Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS hasta que le tiraron del tren. Luego se lanzó a una aventura a la que puso por nombre A la Contra. Y en ella sigue.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

  1. Que buen título este, pero no me queda mas que decir que el ciclismo sigue los pasos del mundo actual, que en otros aspectos no está mal, porque debemos propender hacía la solidaridad y la fraternidad, pero el deporte no es eso. Una cosa son las conductas antideportivas y otra cosa los lances de carrera, como en cualquier deporte existe el elemento de suerte que determina el resultado y no por ello deja de ser el que es, como cuando esa pelota le cayó en las manos a Edelman luego de tocar el tobillo del jugador de Falcons y no el suelo, o esa pelota de Nadal pegada a la red hizo que Djokovic tocara red y perdiera el punto y cambiara el sino de un partido que el serbio ganaba en ese momento. En ciclismo recuerdo que Rigo Urán perdió por el ataque de Nairo Quintana en Stelvio previo a una neutralización, o en el tour elbtiempo que perdió superman López porque se le soltó la cadena y el equipo le dio una bicicleta no preparada, o tantas caidas que han sacado a los líderes de la competencia. No sé, pero hay que distinguir entre lo legal y lo ilegal, y no olvidar que el azar existe y es parte del deporte, a veces determinante.

  2. Contador en aquel ataque recuperó exactamente el mismo tiempo que perdió días antes en el pavais tras verse cortado en una caída, con el consiguiente ataque del equipo de Schleck. Una X.

    Dicho esto, no me gusta ni perder por un accidente ni ganar por la caída de un rival. Una cosa es que le fuerces a caerse atacando en un descenso y en el uno contra uno cometa un error. Otra cosa es que le tire otro. En ese segundo caso también creo que la competición queda adulterada. Una victoria aprovechando un infortunio sabe menos a victoria y más a regalo en la tapa de un yogurt.

    Valga ambas cosas para Roglic y Movistar. Roglic puede sentir que le han estropeado una victoria ganada día a día sin darle la oportunidad de ganarse el respeto de todos en el asfalto.

    Dicho todo eso, la UCI no debería ser quien decida cómo deben comportarse los ciclistas éticamente ni si la suerte debiera ser modificada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Elaine Cristina en