viernes, junio 14, 2024
Google search engine
InicioLiga SantanderReal MadridLa pizarra del derbi: tácticas para no perder

La pizarra del derbi: tácticas para no perder

Cuando hay miedo a perder, el derrotado siempre es el fútbol. Zidane y el Cholo no buscaron engañar a nadie, las cartas sobre la mesa, dos onces iniciales donde se podía ver con claridad cómo iba a ser el partido: Lemar y James al banquillo, Valverde y Vitolo al césped. La historia estaba clara o, al menos, cómo iba a discurrir hasta que uno de los dos hiciese un gol, algo que visto el planteamiento de ambos solo podía llegar por un error del contrario. Y los dos entrenadores se encargaron de intentar evitar ese error con tácticas ultraconservadoras.

El Madrid saltó al campo con un claro 4-3-2-1, con los laterales muy atados atrás, con Valverde como único centrocampista con algo de vuelo y con Bale y Hazard muy abiertos intentando así tapar la subida de los laterales colchoneros; Benzema era la única referencia. Zizou colocó al equipo en un bloque medio para no dejar metros a su espalda, evidentemente uno de sus grandes temores. El técnico madridista temía la velocidad en las contras con espacio de Costa y Joao Felix e imposibilitar esa opción fue fundamental en su planteamiento. Al igual que en Vigo, mantuvo siempre ocho jugadores por detrás de la línea del balón.

Zizou montó un muro con dos jugadores por banda tapando el juego por las alas del Atleti y con tres por dentro (Casemiro-Kroos-Valverde) para tapar los pasillos interiores. Un plan que ponía muy caras las ocasiones tanto para el Atleti como para el Madrid, y hacía casi imposible que llegasen desde una superioridad posicional. El Madrid atacaba con dos o tres jugadores pero solo Benzema cargaba el área, de manera que el gol dependía de un error del Atleti. Y los equipos del Cholo se permiten pocos errores defensivos…

La primera parte se jugó a un ritmo bajo, con los dos equipos haciendo lo posible para que las pérdidas de balón llegasen muy lejos de sus áreas y nunca por un error en la salida desde atrás. Los primeros 30 minutos los dominó posicionalmente el Atleti con un Thomas superior, pero sin llevar demasiado peligro, casi siempre a través de sus laterales. Sin embargo, el buen trabajo defensivo de Bale y Hazard se lo pusieron muy difícil.

El Madrid se fue apoderando del balón gracias a que tocó en zonas sin riesgo, con el triángulo Kroos-Casemiro-Ramos. El Atleti no se incomodaba, al contrario, tomaba aire para organizarse. Entre unos y otros y la casa se quedaba sin barrer: el Madrid no atacaba y el Atleti se agazapaba a la espera de un robo o un error.

Zidane y el Cholo buscaron lo mismo: no perder por un error propio y ganar gracias a un contragolpe. Por eso, en un partido lleno de imprecisiones, malas entregas y demasiados pelotazos “a tomar por saco”, jugadores como Hazard o Joao Felix pasaron por el encuentro sin apenas dejar noticias. Malo cuando es tu propio entrenador quien te corta las alas.

 


CALIFICACIONES


Zidane: Los blancos vienen de donde vienen, con un amago de crisis importante tras lo de ParÍs. Bueno, pues ya se han quitado las salidas al Sánchez Pizjuan y al Wanda con resultados nada malos —cuatro puntos— y sin apenas recibir remates a puerta. Siguen sin perder en Liga y suman tres partidos sin encajar gol. Visto así, poco que decir. El Madrid cada semana parece un equipo más serio y más compacto. El problema es que lo hace sin grandes dosis de fútbol, más bien al contrario. En el derbi, Zizou retiró talento del once para poner músculo. No obstante, dejar a Isco, James y Modric en el banquillo no parece un plan real para viajar por la Liga. Me pregunto hasta dónde puede llegar este equipo con una idea diferente en cada partido. Si algo sabemos es que son los resultados, que no el fútbol, los que dan y quitan razones en esto del balón.

Courtois: Tuvo poco trabajo, un disparo lejano y un par de centros cruzados, y los solventó con seguridad. Zidane le pidió que sacara en muchas ocasiones en largo y cada saque suyo fue una pelota perdida, un balón regalado. Pero era una orden del jefe, que quería evitar la presión y prefería perderla arriba. No era un partido fácil para él y dejó la portería a cero, lo que para un portero es vital porque gana confianza.

Carvajal: Sigue lejos de su mejor versión, pero al menos se mostró muy serio y concentrado en defensa, cerrando bien la banda a los intentos de Vitolo de arrastrarle por dentro. En ataque no existió y con el balón falló muchísimas entregas fáciles sin motivo aparente. No está bien pero no hizo mal partido.

Varane: Perfecto en su papel de actor secundario. Como siempre sacó a relucir sus virtudes, rápido al corte, dominador por arriba y muy pendiente de los movimientos de Costa. Con el balón dejó dos grandes cambios de juego y muchos “balones a tomar por saco”, eso que demandaba su entrenador ante el Valladolid.

Ramos: A poco de empezar el partido Joao Félix le dejó en evidencia en una carrera. Luego el juego tomó un camino muy cómodo para el de Camas, que apenas se vio exigido por los delanteros colchoneros. No tuvo su día en las jugadas a balón parado y eso que el Madrid sacó un buen número de corners. Es evidente que ahora mismo anda con el físico justo.

Nacho: Si pensamos que es un central diestro jugando de lateral zurdo, no nos queda otra opción que aprobar su partido, cumplió. Hazard le ayudó y mucho a tapar esa banda y pese a que Trippier logró hacer algunas buenas jugadas, digamos que su partido fue correcto.

Casemiro: Jugó muy protegido, acompañado de Valverde y un buen Kroos, y retrasó su posición como ante Osasuna para jugar muchos minutos metido entre los centrales. Eso permitió a Thomas pisar con mucha autoridad zonas que deberían haber sido defendidas por el brasileño. De nuevo hizo un buen partido ya que en la fase del juego en la que él tiene más problemas, o sea en la circulación del balón en ataque posicional, el Madrid no existió.

Valverde: La sorpresa de Zidane. Como ante el Osasuna, Valverde ocupó el volante derecho y, de nuevo, el uruguayo corrió mucho, ocupó mucho campo y tuvo mucha presencia defensiva. Sin embargo, con el balón volvió a mostrarse tímido, fallón y falto de criterio. Para lo que quería hoy Zidane se supone que su partido fue correcto, pero ni el fútbol ni el balón salieron bien tratados con su presencia. Y es buen futbolista.

Kroos: El único futbolista del Madrid que jugó al fútbol que debe hacer el Madrid, que hizo cosas de jugador grande de equipo grande. El problema es que fue el tuerto en el reino de los ciegos. Su colocación y su cadena de pases dieron fluidez al farragoso fútbol del mediocampo madridista. Formó con Ramos y Casemiro el triángulo de juego sobre el que se aposentó el dominio del Madrid.

Bale: Trabajó mucho en defensa, pero ese trabajo le restó fuerzas y posicionamiento para ser importante en ataque. No hizo un mal partido pero de un jugador de su potencial se espera mucho más. Este Madrid estajanovista no va con su fútbol y le convierte en uno más.

Hazard: Es evidente que si no fuese Hazard, estando físicamente como está, no jugaría. A Eden le va a costar acostumbrarse al Madrid y a la Liga. Aquí no va a encontrar esos partidos de ida y vuelta, ni esos encuentros rotos, con equipos partidos en dos tan típicos de la Premier, donde hay huecos y espacios para correr y driblar. Apenas si se le pueden recordar un par de detalles en ataque y un buen trabajo para ayudar a Nacho.

Benzema: De repente, Karim se ha convertido en Santillana, en Zamorano o en Hugo Sánchez. Donde había un nueve asociativo y de clase, ahora hay un rematador de cabeza, que es lo único que hizo, un buen testarazo con paradón de Oblack. Ni el sistema ni el partido que prepararon Zizou y el Cholo le ayudaba. Mal partido.

Modric: Dejó detalles. Jugó 20 minutos y ayudó a que el equipo se apoderase del partido pero le faltó tiempo para ser algo más. Creo que la lesión de Modric ha sido buena para el Madrid. Luka lleva dos años en los que, como le pasaba a Cristiano, no compite hasta Navidad o pasada Navidad. Pero si el Madrid de Zizou quiere pelear la Liga necesita gente desde ya. Gracias a esa lesión hemos podido ver a jugadores como James o Valverde durante muchos más minutos de los que Zidane les habría dado.

James: Apenas jugó 15 minutos. Ni llegó a ubicarse en el campo en una posición como de falso extremo derecho.

Jovic: Tocó una vez balón.

Artículo anterior
Artículo siguiente
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz