domingo, mayo 19, 2024
Google search engine
InicioLiga SantanderBarcelonaAmigo de Dios y del diablo

Amigo de Dios y del diablo

No hay nada de lo que sucedió el sábado en Los Cármenes, salvo el extraordinario desempeño del Granada, de lo que no estuviéramos avisados desde hace meses, quizá años. Ya lo anticipábamos en el artículo que evaluaba  la temporada anterior, escrito en mayo, pero los defectos siguen siendo los mismos, pese a fichajes de relumbrón que hacían pensar que el Barça iba a revitalizarse. Ni con Neymar, su padre y los toiss formando delantera se hubiera podido evitar el topetazo de ayer.

El problema es que el equipo azulgrana se está empezando a acostumbrar a esos golpes. Todo rival que juegue con una intensidad muy alta mantenida en el tiempo, que haga correctamente la presión a toda cancha, que empuje al Barça a salir por las bandas (ojo a los laterales: el intransferible Semedo y Junior), que juegue con fuerza y ritmo en todas las zonas del campo, se convierte en una amenaza inabordable para los culés. Lo que comenzó siendo hace pocos años una señal solo vista en Europa (goleadas a domicilio, que ocasionalmente se remontaban, pero la mayoría de las veces no, más tarde remontadas rivales directamente: Roma, Liverpool) lo reproducen ahora equipos modestos de nuestra Liga. Athletic, Osasuna y Granada no han dejado respirar al campeón, que con estos antecedentes y panorama tiene algo más que difícil revalidar el título, no por opciones matemáticas, sino por inapelables, pesimistas sensaciones.

El hecho de que esto solo suceda por ahora fuera de casa, más que alimentar nuestra confusión, nos debe hacer pensar en un grupo que solo funciona a favor de corriente, en campo regado y ancho y con un rival que no moleste demasiado. El equipo del juego ha pasado a depender de los demás. Es cierto que estamos en una fase incipiente de la temporada, que Messi sigue casi de vacaciones… pero como las heridas se producen sobre conocidas cicatrices, solo podemos desconfiar.

Lo fácil es echar la culpa a Valverde, es prácticamente un acto reflejo, pero es innegable que razones hay. Más allá de haber dotado de empaque y consistencia defensiva al equipo en su primera temporada, no se han apreciado virtudes tácticas, evolución ni capacidad de resolución de problemas en el Barça en estos dos años y poco que lleva entrenándolo. Si ya apostábamos por su sustitución al frente del equipo en el mencionado artículo, ni siquiera su recién desarrollada valentía demostrada con la inclusión de nuevas piezas como los jóvenes canteranos Ansu Fati, Carles Pérez o el acierto de mantener siempre en el campo a De Jong, de largo el jugador del Barça que más lo merece, tapa su mediano desempeño en otras áreas del trabajo de entrenador de un gigante como el Barça. Lo cierto es que no se puede ser amigo de Dios y del diablo, e igual que no podemos pedirle atrevimiento y protestar cuando lo aplica, él no puede escudarse en ello cuando ese atrevimiento consiste exclusivamente en poner la agitación en ataque y el desborde en manos de un chico imberbe. Ansu Fati es una bendición, un maravilloso imprevisto que funciona más que bien y nos hace sonreír cuando pensamos en Malcom o en Dembelé, pero no es (todavía) Messi.

El entrenador tiene que favorecer mecanismos tácticos que hagan que el equipo se posicione en campo contrario, decante ocasiones de gol cada pocos minutos y recupere el balón rápidamente tras la pérdida. Eso se consigue asumiendo riesgos, posicionando adelantada a la defensa y bien escalonados a los interiores, escogiéndolos bien, exigiendo a sus delanteros que acompañen en la presión, entrenando el juego de posición y los triángulos, pidiendo movimiento delante del poseedor de balón, demandando enérgicamente compromiso y entrega a unos jugadores muy acomodados y no cambiando el mediocampo sin razones aparentes, dejando sin corregir la posición y disposición de Griezmann, que se muestra perdido, y confiando en el maravilloso pie izquierdo de Messi para la resolución de todas las dificultades. Si esto es lo que nos espera de cara al futuro, cuando el genio argentino no esté, el panorama es poco mejor que árido.

Los jugadores tienen su responsabilidad alícuota, por supuesto, hay casos indignantes de falta de intensidad y compromiso, caras muy vistas y gastadas, pero para apreciar eso y ponerle solución está el entrenador. O la directiva, para fichar sustitutos o promoverlos desde la política de cantera, errática cuanto menos en los últimos años. No ayuda el hecho de que el Real Madrid, de largo el estímulo más poderoso para que el equipo culé funcione (detrás de la idea de juego) se muestre en similar desempeño. Nadie quiere gobernar, por lo visto. Y no hablo del Congreso.

Sin exagerar: el Barça debe ponerse en manos de De Jong antes de que el rubio holandés se estropee, contagiado por la molicie de sus compañeros. Pide a gritos compañeros en la asociación, rompe líneas para encontrarse que su conducción no divide puesto que no hay desmarques de los delanteros. No le muestran líneas de pase que hagan daño. Se están desaprovechando las cualidades de un jugador de época, el penúltimo escalón del ataque, el que debe activar a los delanteros en el último tercio del campo. ¿Qué tal si le preguntamos cómo hacían un grupo de jóvenes el año pasado para maravillar a Europa entera? ¿Puede ser entrenador-jugador?

Artículo anterior
Artículo siguiente
Samir Abu-Tahoun
Samir Abu-Tahoun
Escritor madrileño autor de los libros 'Cosas que he roto' y 'Cómo pudo nadie dejarte escapar' se incorpora a la familia de 'A la Contra' en calidad de barcelonista académico, como su hermano Marwan.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz