lunes, mayo 27, 2024
Google search engine
InicioLiga SantanderReal MadridBale, James y las segundas oportunidades

Bale, James y las segundas oportunidades

Es más que probable que este artículo se autodestruya en breve, como esos mensajes que recibía James Bond en las viejas películas. No sería raro que el futuro de Bale y James se aclarara en las próximas horas, lo que equivaldrá a conocer su destino fuera del Real Madrid. En ese momento lo escrito aquí carecerá de sentido. Pero no importa mucho. En verano siempre nos tiramos desde algún trampolín demasiado alto.

Lo que vengo a defender aquí es algo con tan mala fama como las segundas oportunidades. Iré por partes. En primer lugar, frivolizamos con la resistencia de Bale a marcharse: decimos que solo quiere asegurarse otra temporada de golf bajo el sol de Madrid y lo hemos repetido tantas veces que hemos terminado por creerlo firmemente. Y no es verdad. Que entre todos los vicios que se ofrecen a un deportista millonario, Bale haya escogido el golf debería reconfortarnos. Ahora bien, deducir que le interesa más el golf que el fútbol es una maldad con la que justificamos nuestra propia decepción: Bale no ha sido el futbolista que esperábamos. Creímos que sería el replicante de Cristiano Ronaldo y es cierto que lo parecía por condiciones físicas y técnicas. Algunos llegamos a desarrollar la tesis de que vivía bajo la sombra de Cristiano porque le respetaba demasiado, algo así como una reverencia británica al oficial de grado superior. Tonterías. La explicación es mucho más sencilla: Bale es Bale. Un futbolista peor que Cristiano, porque es menos constante y menos obsesivo, y porque se lesiona con frecuencia, y porque se desconecta fácilmente, y porque no utiliza los obstáculos como motivos para la venganza. Pero es que nadie es como Cristiano.

Así que es necesario abstraerse del influjo de Cristiano para entender la importancia de Bale y analizarlo a la luz, no a la sombra del gigante. Si hacemos el ejercicio, observaremos que es un jugador de bastantes goles y relevante en los grandes partidos, fundamental para redondear la superioridad física con la que el Real Madrid se paseó por Europa. Aquel, sin duda, quedará como el equipo de Cristiano, pero si ampliamos la nómina de autores sospecho que citaremos a Bale antes que a Benzema. Y eso, a pesar de que el galés no ha gozado del favor de la intelligentsia del fútbol. De él nunca se ha justificado la baja productividad con excusas poéticas. Es como si Bale jugara al golf en su tiempo libre y Benzema compusiera sonetos. Y si somos condescendientes, la misma condescendencia merecen uno y otro, porque ambos son menos de lo que imaginamos, sin que eso signifique que haya que despreciarlos o que sean malos jugadores, al contrario. E igual que hemos aprendido a admirar a Benzema, el delantero sin goles, bien podríamos valorar a Bale en su papel de genio evanescente.

Y luego está el susto. Dieciocho hoyos dan para muchas reflexiones y estoy convencido de que Bale ha entendido lo que se pierde si abandona el Madrid, o tal vez ha planeado una rebelión silenciosa porque cada uno es como es. O quizá el desprecio, que ha existido, haya herido su orgullo y la respuesta sea seguir para demostrar cuánto vale con la leve esperanza de que el Bernabéu le quiera algún día y quién sabe si entonces romperá a hablar en español.

El caso de James no es tan distinto. Esta vez el prejuicio es que no ha triunfado en el Bayern, y que si lo han rechazado tantas veces (dos) por algo será, que Zidane tendrá sus motivos. El argumento es endeble si recordamos los méritos de James en el Real Madrid. Fue el sistema, y no su rendimiento, lo que relegó al colombiano a un papel secundario. La necesidad de un mediocentro de contención (Casemiro) hizo que cambiara el rol de James y, como es natural, el jugador no se lo tomó bien. Sospecho que ahora sería distinto. Que después de verse fuera, James regresaría con la ilusión de un becario y Colombia nos levantaría el veto. Hay demasiados mercenarios por el mundo como para ignorar a los que se sienten identificados con una causa o con un color, no importan tanto las razones.

Solamente falta que Zidane cambie la perspectiva, quizá ya lo haya hecho. En el fondo, lo que está haciendo con Marcelo, Kroos, Isco o incluso Benzema no es otra cosa que conceder una gran segunda oportunidad. Solo tiene que ampliar el círculo. Superar sus prejuicios para que nosotros superemos los nuestros. Y hacerse alguna pregunta. Si excluimos a Di Stéfano, Puskas y Cristiano, ¿cuál ha sido el mejor extranjero (el más influyente en títulos) en la historia del Real Madrid? Tal debamos responder que Bale (cuatro Champions) antes de Roberto Carlos (tres)… (abro debate). Y si nos preguntamos quién podrá igualar los 13 goles y 13 asistencias de James en su primera temporada de blanco, es posible que tengamos que volver a él para imaginar algo parecido.

Lo sé, no suele funcionar así, pero de vez en cuando funciona.

Juanma Trueba
Juanma Trueba
Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS hasta que le tiraron del tren. Luego se lanzó a una aventura a la que puso por nombre A la Contra. Y en ella sigue.
RELATED ARTICLES

4 COMENTARIOS

  1. Buenos días.Casi siempre de acuerdo,hoy toca remitirse al casi.No puedo estar de acuerdo en la comparación de Bale con Benzema.Ya no sólo es que olvides la última temporada del francés (y la del Galés,por cierto,que no admite comparación con la de Karim;y hasta aquí,sin poesía,a base de datos),en la que hizo lo que se le pidió,dar un paso al frente en todos los sentidos.Bale,por su parte,lejos de recoger el guante y tratar de sustituir a Ronaldo,se transformó en un milagro de la biología:Un híbrido de avestruz(velocidad sin luces y con tendencias raras para afrontar problemas)y tortuga(la cerrazón extrema,el enigma,lo inescrutable:¿En qué piensa cuando se refugia en su caparazón,Quizá en verdes praderas con búnkeres dorados,quizá en la nada?)
    Pero olvidemos la última temporada,si a alguien le parece ventajista.El resto se caracterizó,y se ha dicho infinidad dé veces,por ser un cuerpo extraño en el equipo,por no ser parte del equipo.Ni atacando ni defendiendo,que me limito a hablar del campo,de lo que se ve.Fuera,por lo que trasciende,parece que tampoco encaja.
    Por el contrario,en Karim nunca apareció el goleador que se prometió,pero a cambio apareció un gran jugador,mucho más grande de lo que se le reconoce.Es el que lo engrasaba y desatascaba-esto último con Cristiano a la cabeza-todo o casi todo,y a todos o casi todos.Bale,cuando no puedé correr,que en el Madrid es casi siempre porque casi todos se van a cerrar(Quizá ya no,sniff,qué tiempos aquellos),hace lo contrario,atasca,ralentiza,rompe la jugada.Y no recoge los platos rotos.Generalmente,la única jugada que le vale es la suya.Eso es estar al margen del equipo,y por eso creo,que no es justo poner a ambos al mismo nivel,más aún,a Bale por encima de Benzema.
    En el resto,de acuerdo,las segundas oportunidades deben ser para todos.
    Respecto a la pregunta a debatir,tal como la formulas-número de títulos-bastaría con remitirse a datos.Pero si vamos a incluir intangibles,cuestiones opinables,subjetividades argumentables,empate entre Zidane y Cristiano.Zidane porque como jugador le dió al equipo y a la liga en general el relevo tras el dominio Italiano.No era solo que jugase en el Madrid,es que ya no jugaba en la Juve.Lo de Cristiano no necesita argumentos.

    • Muy buenas ante todo dejar claro q esta es mi opinion y que no digo que sea la verdad absoluta.
      Ami me parece justo lo que hizo Gareth Bale la temporada pasada con el Real Madrid porque si bien es cierto que solo se preocubaba por las jugadas que le involucraban también lo es que la aficion merengue aprovechaba el mas minimo desliz para lincharle y sinceramente no creo que sea facil saltar al campo ni jugar con los abucheos de la aficion que supuestamente deberia apoyarte y aunque hubo jugadores que lo hicieron peor que el no fueron tan duramente juzgados

      • Que tontería más grande.

        A Benzema anda que no le silbaron y abuchearon cuando no hacía más que fallar goles, y el público aún no se daba cuenta de lo que aporta al equipo, de como desatasca jugadas y encuentra soluciones, y no por eso dejó de salir a jugar a intentar hacerlo cada vez mejor, a ayudar, y a aprender a ser mejor delantero.

        Que a Bale, siendo un profesional, y cobrando lo que cobra, le des la excusa de que «le abuchean, pobrecito, así nadie puede jugar», aparte de ridícula (si fuera así todos los jugadores se anularían en campo contrario) es absurdo, porque es al revés.. Bale no deja de jugar porque se le abuchee.. a Bale se le abuchea porque no juega a nada..en casi todos los partidos.

        Tuvo la excusa de la soberbia y egoísmo de Cristiano durante demasiado tiempo. Los que tanto le defendíais y defenestrabais a Cristiano, decíais hace un año «verás este año sin Cristiano, ahora si que Bale va a coger los galones y demostrar el crack que es».

        Pues aun lo estamos esperando. Y, de verdad, que el que se queja objetivamente de su actitud y rendimiento como soy yo el primero, también somos los primeros que queremos que de verdad de una vez nos demuestre que estábamos equivocados y que nos calle la boca al fin este año. Porque ya van…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz