lunes, mayo 27, 2024
Google search engine
InicioLiga SantanderAtléticoLa Feria de la Carne

La Feria de la Carne

Hay una escena en la película A.I. (Steven Spielberg, 2001) en la que una turba se reúne en una especie de ruedo para ver cómo un puñado de robots con forma humana se pelean entre ellos hasta morir. Me he acordado de esa escena porque, desde hace unos años, así es cómo veo el periodo de fichajes. Una ruidosa Feria de la Carne en la que unos van a fardar, otros a luchar, otros a reinventarse y una gran mayoría a intentar sobrevivir. Una en la que los espectadores que compran la entrada parecen divertirse mucho, aunque no es mi caso. No, porque para el Atleti (y para la mayoría de los equipos de la Liga), se trata normalmente de intentar de quedarse como ya estaba. Arreglar la casa que te acaban de desmantelar.

Tener que sustituir elementos básicos de tu estructura, de los que además no querías desprenderte, no es un lujo, ni un capricho, ni una decisión voluntaria, ni algo agradable, ni tampoco una cosa de ricos. Por mucho que la yihad circense, muy celosa de que no se le vean las costuras a ese circo del que viven, se dediqué a «demostrar» todo lo contrario. Lucas, Rodri y Griezmann seguirían siendo pilares fundamentales del Atlético de Madrid si ellos hubiesen querido. No ha sido así, y su marcha provoca un hueco tan grande como el dinero que dejan para llenarlo. Así de claro. Ni más o menos.

Imagino, en cualquier caso, que la perspectiva debe ser muy diferente cuando, teniendo una casa preciosa (y carísima), puedes dedicarte a decorarla todavía mejor. Cuando tu estatus te permite comprar floreros para una zona de la casa en la que ya tienes floreros de sobra (y carísimos, además). Cuando puedes cambiar de televisión porque te has cansado de esa que te compraste el fin de semana pasado (cuando estaba de moda) y ahora te has encaprichado de la que tiene el vecino. Ese que es feliz siendo más pobre y viviendo en una casa peor. Ya me entienden. Entiendo que la tentación de pensar que todos somos iguales es muy grande, pero no. No es así.

Digámoslo con propiedad: el Atlético de Madrid, al menos de momento, no se ha reforzado. Lo que ha hecho es tratar de cerrar las costuras que tenía. Unas provocadas de forma natural (por el inevitable paso del tiempo) y otras obtenidas a base de navajazos por parte de los participantes más ruidosos de la Feria de la Carne. Donde se ha ido un Filipe ha llegado un Lodi. Donde se ha ido un Godín ha venido un Felipe. Donde se ha ido un Rodri ha llegado un Llorente. Donde se ha ido un Griezmann ha venido un Joao Félix. Es fácil de comprobar. Es más, el balance sigue siendo negativo porque todavía faltan un Lucas y un Juanfran. Eso suponiendo que no aparezcan más navajazos. Eso teniendo en cuenta que la plantilla del año pasado era ya considerada como «corta». Es decir, no entren en debates tóxicos ni escuchen los ladridos del perro guardián. Están buscando otra cosa.

Teniéndolo claro, el problema es que uno es humano y, como tal, también contradictorio. Por eso, a la vez que despotrico de la injusticia del mercadeo financiero del fútbol, de la presión maniquea de los publicistas del circo, de las huidas miserables de esos gorriones de corazón puro que se vuelven profesionales a golpe de cheque, llega a Madrid un muchacho portugués, que también habrá dejado un socavón en otro sitio, que ha costado lo mismo que el PIB de un país emergente, del que conozco entre poco y nada y resulta que me sale una sonrisa. El club tiene encima la idea (absolutamente genial) de presentarlo en el Museo del Prado y claro, veo el efecto que provoca en el entorno, y la ilusión me vuelve a niveles de 1996.

Pero es que así tiene que ser. Porque el fútbol es eso y no lo otro. Porque nadie puede saber lo que va a pasar cuando esas personas que ahora conforman el nuevo Atleti se junten en un campo de fútbol. Porque es imposible vaticinar qué clase de equipo será. Porque, teniendo en cuenta que cualquier vaticinio estará igual de fundamentado, prefiero pensar que el futuro será maravilloso.

Decía Chesterton que si hay algo que da esplendor a cuanto existe, es la ilusión de encontrar algo a la vuelta de la esquina. Es así y espero que nadie se atreva a quitárnoslo. Que nadie sea tan arrogante de gastar la vida intentando apagar la felicidad del que sueña. Que ningún imbécil nos lleve a tener que sufrir por cosas que todavía no han ocurrido. Que nadie ensucie los sueños con facturas trucadas, balances interesados, cantos de cenizo, hipótesis de rabioso en celo, lecturas sesgadas o debates sobre una realidad que nadie sabe y que está por llegar. Dejemos que llegue. Luego ya veremos.

Ennio Sotanaz
Ennio Sotanaz
Se hace llamar "escritor intruso", pero ya se está convirtiendo en escritor de cabecera. Alimentó un blog en torno al Atleti (“Y los sueños, sueños son”) desde 2007 a 2017 así como otros blogs clandestinos sobre música, cine, series y política. Además, es compositor, cantante, guitarrista y teclista de los 'Happy Losers'. También ha publicado discos en solitario bajo el pseudónimo de Lukah Boo. Entre otras rarezas tiene un título de Ingeniero Industrial firmado por el Rey.
RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

  1. Buenos días. En mi opinión, a tú excelente exposición añadiría una reflexión subjetiva que me resulta tranquilizadora e ilusionante.

    Las marchas por casi 250 millones brindan al Atleti una oportunidad magnífica de volver a la senda del “partido a partido”. El año de la obsesión por la Champions ha dejado muchas heridas y algunas dudas pero ha puesto en valor el progreso de nuestro Atleti durante estos años.

    Por otro lado, y no menos importante, el modelo del Cholo tiene la necesidad de ser renovado y refrescado cada cierto tiempo. La enorme exigencia física y mental que supone es imposible de mantener en el tiempo y supone un desgaste que no debe ser menospreciado. “Las fidelidades” son otro aspecto de este apartado, asunto que considero ha pesado y pesará en muchas decisiones que hemos vivido y viviremos hasta el próximo 18 de Agosto, guste o no guste.

    Es tiempo de renovar ilusiones. Toca disfrutar y esperanzarse.

    ¡Aúpa nuestro Atleti!

    PD: la dirigencia ha estado soberbia con los dorsales de Llorente y Felix.

  2. Tú lo sabes Ennio, a ilusión no nos gana nadie, de acuerdo en el anterior comentario con lo de los dorsales y lo de la presentación y felicitación al Museo del Prado en su bicentenario soberbio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz