sábado, junio 15, 2024
Google search engine
InicioLiga SantanderAtléticoJoao Félix, el nuevo niño del Atleti

Joao Félix, el nuevo niño del Atleti

Resultará irremediable no pensar en Paolo Futre, por más que su fútbol se emparente más con el de otro compatriota suyo: Rui Costa. Ni uno ni otro son el ídolo del chiquillo, un adolescente de 19 años que juega de mediapunta y admira a Cristiano Ronaldo. Joao Félix (Viseu, 1999) es el fichaje más caro de la historia del Atlético de Madrid. Los 126 millones desembolsados por los colchoneros dejan en pecata minuta los 70 pagados por Lemar la temporada pasada. El delantero del Benfica es el niño de oro del fútbol luso y ha enamorado a media Europa en apenas una temporada en la élite. Mendes ha resultado clave para que desembarque en el Metropolitano. Simeone ya tiene otro diamante en bruto al que pulir.

“No ha parado de sorprenderme en cada partido”, ha asegurado Futre en varias ocasiones. El que fuera estandarte del primer Atlético de Madrid de Jesús Gil no se ha dejado engañar por la cara de niño de Joao, ni por ese físico liviano (1,80m y 64kg) que a partir de ahora sufrirá los rigores del Profe Ortega. Por las características de su juego encaja a la perfección en el papel que hasta ahora desempeñaba Griezmann, porque Joao disfruta teniendo libertad de movimientos para tocar en apoyos y caer a bandas. El luso barre todo el frente de ataque para exprimir así su uno contra uno que suele ser demoledor cuando recibe entre líneas, con espacios para encarar hacia portería. En este aspecto remite también al primer Hazard, el que guió al Lille. Pero en esas zonas la amenaza del luso suele ser doble: disparar o filtrar el pase. Su gran golpeo de balón y su visión de juego en la corona del área es donde con más claridad se observan esos chispazos de crack.


Un mediapunta goleador


En el Benfica ha destacado siempre con un 9 al lado, ya sea Seferovic o Jonas, ante la necesidad de que sean estos quienes le abran huecos con desmarques de ruptura o fijando a los centrales. En el Atleti esa función la harán, a priori, Morata y Diego Costa. Mientras que los colchoneros vuelven a orbitar un proyecto alrededor de una figura emergente, algo que ya sucedió con Torres y posteriormente con Agüero. Joao Félix lo hará desde una posición más retrasada que sus predecesores, desde un puesto contracultural en el fútbol de 2019, después de que en la última década la mayoría de mediapuntas tuvieran que reconvertirse en jugadores que partían desde la banda o que ocupaban las zonas del volante interior para generar el fútbol desde ahí. En ese contexto el 4-4-2 de Simeone encaja como anillo al dedo para Joao y está por ver si en su evolución podría llegar a ser falso 9. “Creo que es más fácil adaptarse a un sistema de juego con 19 años que con 23 como tenía Griezmann cuando llegó”, zanja Futre.

Y es que Joao es todavía un jugador que luce más insertado dentro de un sistema de juego, en el que él sea un agitador o acelerador de la jugada. Cuanto más próximo al último tramo del ataque mejor para su equipo. En estos momentos el joven delantero luso es más un definidor que un organizador de la jugada. Si debe mejorar algún aspecto ofensivo sería este, el de ser más creativo, ya que las ventajas que consigue hasta ahora son por cómo se mueve para detectar los huecos y las posibles líneas de pase, para saber donde tiene que llegar y no tanto estar. Pero el fútbol español, con los espacios más reducidos y con los focos puestos en la nueva perla llegada desde Portugal, tendrá que añadir un plus de fantasía a su juego, sin que eso le reste efectividad.

Prácticamente su primera temporada en la élite se reduce a los últimos seis meses. En un caso que remite también al de Kylian Mbappé, cuando despuntó en el Mónaco sobre todo a partir de Navidades. Y es que no fue hasta la llegada al banquillo lisboeta de Bruno Lage, cuando Joao Félix se asentó en el once titular (hasta entonces había jugado 168 minutos en Liga). Algo que da más mérito a sus números: 20 goles y 11 asistencias en 43 partidos disputados esta temporada con el Benfica demuestran una determinación clave de cara a portería. Al niño no le tiembla el pulso cuando se enfrenta al arco y ni siquiera necesita fabricarse la jugada. Eso le separa de otros jugadores de su quinta. No tiene la exuberancia de Mbappé o la explosividad de Dembelé, tampoco la fantasía de Jadon Sancho. Su principal virtud es saber descifrar el momento, abrir la puerta sin llamar, llegar antes que estar.


La precocidad por bandera


Pese a su estruendosa irrupción Joao Félix lleva varios años curtiendo su fútbol y su carácter. El delantero se inició en la cantera del Oporto, pero ante la falta de oportunidades y con un físico aún más endeble se marchó a Lisboa a probar suerte. Allí el Benfica le abrió las puertas y con apenas 16 años ya había debutado en el filial de las Águilas. Su primer aviso serio lo había dado incluso antes, en la Youth League, frente al Real Madrid entrenado por Guti. Ese día guió a los lisboetas hasta la final de la máxima competición juvenil volviendo locos a los defensas blancos. El Benfica se impuso por 4-2 y Joao resultó indescifrable para los rivales.

Después de aquello siguieron cayendo récords de precocidad. Tomen nota: es el jugador más joven en marcar un gol en el derbi contra el Sporting de Portugal con 18 años; el más joven en marcar en Da Luz, el día que debutaba como titular (34 minutos necesitó para superar la portería del Aves); nadie ha marcado un doblete con el Benfica con 19 años, él sí; y ha superado al máximo mito del club, Eusebio, tras marcar un hat-trick al Eintratcht de Frankfurt en los cuartos de final de la Europa League con 19 años y 152 días. La pantera negra lo hizo en 1962 con 20 años y 29 días. El último récord derribado no ha sido en el terreno de juego. Joao Félix se ha convertido con este traspaso en el jugador portugués más caro de la historia, superando a Cristiano Ronaldo.

La presión, por tanto, no parece asustarle. Acostumbrado como está a ser el centro de atención en la Liga portuguesa, ya ha debutado con la Selección Absoluta a la sombra todavía de Cristiano Ronaldo. En Da Luz, el estadio del Benfica, la exigencia también es máxima y hasta el parecido de la infraestructura le resultará familiar en el Metropolitano. Antes de abandonar esa casa ha guiado a los suyos hasta el título liguero con actuaciones destacadas en los días claves como en ese enfrentamiento ante el Oporto en Do Dragao. Ese día Joao puso el empate en un partido que terminaron llevándose los lisboetas. En ese partido también pudo observarse su carácter en un rifi-rafe con Pepe, en el que el joven delantero no rehuyó el cuerpo a cuerpo. No arrugarse es el primer paso para combatir entre gigantes. Algo que dejó claro en su gran noche europea, la del 11 de abril de 2019, en la que no pudo reprimir las lágrimas después de marcarle tres goles al Eintracht.

Su fichaje por el Atlético de Madrid no es solo un fichaje estratégico para el club, también para el propio Simeone que había insistido en su fichaje. El Cholo ya advirtió tras la marcha de Antoine que “buscarían al Griezmann de la Real Sociedad para sustituirle”, aunque en un mercado tan inflaccionado como este la inversión se haya disparado. La proyección y la apuesta de futuro resultan ahora mayor, si cabe, el riesgo también, porque Joao no solo tendrá que adaptarse al exigente estilo de Simeone sino a un fútbol nuevo como el español. El chico, no obstante, parece convencido: “No tengo miedo de los números mencionados, de las comparaciones en los medios, ni del interés de los mayores clubes del planeta”, dijo en Tuttosport hace unas semanas. Tanto Joao como Jorge Mendes, su representante, se han decantado por la propuesta económica y deportiva del Atleti, confiados en que Simeone es el mejor guía para el siguiente paso: asentarse en la élite europea. Futre ya tiene sucesor, el Metropolitano aguarda a su niño maravilla.

https://www.youtube.com/watch?v=JuzhoAmEJ6Y

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras