martes, mayo 21, 2024
Google search engine
InicioLiga SantanderReal MadridEl borde de la piscina

El borde de la piscina

En la biografía de cualquier ser pusilánime y cobarde como el que esto firma hay hitos que quedan grabados como indelebles e íntimas señales de que para que haya estrellas, siempre se van a necesitar estrellados. Y entre los míos destaca el infructuoso empeño de mis padres en que practicase la natación. En principio la idea no era nada mala, ya que seguramente este deporte brindaría un sinnúmero de beneficios físicos y psíquicos a aquel crío tímido, escuálido e hipocondríaco. Lo malo es que para nadar hay que, misterios de la vida, aprender primero. Y ello conllevaba acudir a la piscina a recibir clases de susodicha y benemérita actividad.

Desde el principio, y apenas vista la piscina aquella, mi cerebro reptiliano se alió con mis miedos racionales y juntos me dictaron una orden imperiosa, ineludible, inexcusable: bajo ninguna circunstancia debía separarme del borde de la piscina. Pasase lo que pasase, gritase lo que gritase el monitor, yo debía aferrarme a aquel borde granítico, de un color indescifrable y un tacto dolorosamente rugoso, si no quería acabar ahogado en un vaso de agua clorada que daba más miedo que todos los mares océanos del mundo juntos…

Y así transcurrió aquel remedo de curso de natación. Ni siquiera cuando adquirí unas torpes nociones de lo que debía hacer para desplazarme sobre la superficie acuática (llamarle nadar haría que Johnny Weismuller se revolviese en su tumba) me apartaba de mi amado borde. Aquella era mi Ítaca (un saludo, Oleguer), mi patria ansiada, mi anclaje en el universo mientras a mi alrededor un montón de inconscientes se jugaban la vida en innecesarias y gratuitas exhibiciones lúdico-deportivas. Al menor signo de peligro me agarraba con una fuerza sobrehumana a aquella boya de seguridad en un mundo de peligros.

¿Y por qué nos cuenta tan pueril drama este mendrugo?, se estarán preguntando ustedes. Pues primero porque los traumas se alivian mucho compartiéndolos y esto es mucho más barato que la consulta del psicólogo. Pero también porque hace tiempo que sospecho que Zinedine Zidane sufre de un tipo de desorden parecido (salvando las kilométricas distancias) al mío. En efecto, me da la impresión de que enfrentado a la piscina del monstruoso desafío que le hemos endilgado Florentino y el resto del madridismo, el pobre de ZZ se está aferrando al recuerdo de una plantilla que le dio tantas satisfacciones en su día para ir saliendo del paso. Así como aquel yo infantil se adhería como un percebe al borde de la piscina, Zizou se ha amarrado a Marcelo, a Isco, a Kroos o a Benzema, aterrado ante la idea de hundirse como una piedra. Y al mismo tiempo que se amarraba a sus filias, hacía lo mismo con sus fobias, obviando a los mismos que desterraba hace un año. Hay una tozudez casi irracional en seguir apostando por jugadores que hace tiempo que apuntan más al Imserso que a la Champions, rechina un poco esa contumaz negativa en otorgarle siquiera una oportunidad a otros que en estos tiempos tan oscuros para el Real Madrid al menos no dan vergüenza ajena. Vamos, que por mal que lo hiciesen, difícilmente lo harían peor que los titulares por decreto.

Nada hay más humano que buscar seguridad en la zozobra. Lo malo es que si no sueltas el borde nunca vas a aprender a nadar. Y lo peor es que hay bordes que son de pastilina y se espachurran en cuanto le echas la mano. E incluso hay bordes aún peores, que se van al fondo y te arrastran si te empeñas en agarrarte a ellos. No voy yo a ponerme a darle lecciones a un profesional que levantó tres orejudas seguidas, pero por su bien, y sobre todo por el bien del Real Madrid, espero que el año que viene se busque un asidero algo más seguro que Marcelo. Y es que, por ejemplo, yo podía haber sido el Michael Phelps español, pero nunca pude separarme de aquel puñetero borde y aún hoy en día nado como una lavadora rellena de hormigón. Ojalá Zidane tenga más coraje del que tuve yo…

RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

  1. Dedicaros los periodistas a informar,no jugar a ser técnicos,dejar a los profesionales a ejercer sus funciones ,no intentar influir en las decisiones de los club como tanto tiempo habéis estado acostumbrado a realizar.Eso se ha acabado y os duele.
    No me extraña que no sepas nadar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz