martes, mayo 21, 2024
Google search engine
InicioDeportesMultideporteDiez motivos para no perderse el Oxford contra Cambridge

Diez motivos para no perderse el Oxford contra Cambridge

Dicen que la primavera en Londres no comienza el 20 de marzo, sino el día en el que el río Támesis se engalana para acoger el enfrentamiento entre las dos universidades más prestigiosas de Inglaterra. Oxford y Cambridge llevan 190 años de rivalidad sobre las aulas… y las aguas. Es la regata más antigua del planeta. También la más popular. Un historiador la definió como “la lucha más brutal, encarnizada e inflexible de todas las actividades deportivas. Ahora te toca a ti mojarte, ¿eres más del chándal azul oscuro de Oxford o del azul claro de Cambridge? Si todavía no lo tienes claro, estas son diez cosas que debes conocer sobre el duelo con más tradición de las Islas Británicas.


Dos de las cinco mejores universidades del mundo


La rivalidad entre Oxford y Cambridge comienza en los pupitres. Ambas son dos universidades excelentes. Tanto que según un estudio del Times Higher Education son dos de las cinco mejores del planeta. Oxford es la segunda y Cambridge la cuarta. Se dice que Oxford inventó el concepto de universidad moderna en el siglo XIII. Paradójicamente, es la tercera más antigua del mundo. De las aulas de Oxford han salido 26 Primeros Ministros, más de 30 líderes mundiales, 12 santos y 20 Arzobispos de Canterbury. La universidad de Cambridge fue fundada en 1209 por académicos de Oxford en conflicto con los habitantes de la ciudad. Isaac Newton, autor del principio de gravedad; Ernest Rutherford, inventor de la energía atómica; Charles Darwin, autor de la teoría de la evolución; Alan Turing, padre de la informática; Francis Crick y James Watson, descubridores del ADN… las personas que cambiaron el mundo en el que hoy vivimos comparten un pasado en común: los pasillos de la universidad de Cambridge.


El entrenamiento más duro está en las aulas


Los ejercicios de preparación para la regata son muy exigentes y no están al alcance de todos. Son varios meses de entrenamiento agotador y monótono para llegar en las mejores condiciones posibles a la gran cita. Sin embargo, no importa lo bien que te manejes sobre el bote si luego no rindes en las aulas. Uno puede dar por sentado que un estudiante de Oxford o Cambridge no es un bala perdida en los estudios… pero en cualquier caso, para ahorrar sorpresas, las universidades lo dejan bien desde el primer día: el éxito en la regata sólo puede venir precedido del éxito en el aula. Pese a los quebraderos de cabeza por compatibilizar estudios y deporte, el esfuerzo merece la pena. Competir en las aguas del Támesis, independientemente del equipo que llegue antes a las cercanías de Chiswick Bridge, tiene un premio muy especial: las dos universidades conceden a los participantes la mayor distinción honoraria del centro.


Cambridge manda en el Támesis


La primera regata de la historia entre las dos universidades más prestigiosas de Inglaterra se celebró en 1829. Dos amigos que estudiaban en los colegios de Christ Church (Oxford) y St. John’s (Cambridge) propusieron a sus directores de universidad “una carrera de remo en Londres o sus cercanías, en un barco de de ocho remos durante las vacaciones de Semana Santa”. La idea se llevó a cabo, sólo que no en Londres, sería a partir del año siguiente, sino en una población cercana a Reading. Desde ese año, sólo las dos Guerras Mundiales han interrumpido la celebración de la prueba. El ganador de la primera carrera de la historia fue Oxford, que todavía custodia entre sus paredes aquel bote vencedor. Sin embargo, en el histórico de 163 enfrentamientos, Cambridge, que defiende corona este año, se impone a su rival por un ajustado resultado de 83 victorias a 79 derrotas. Cambridge también ostenta la racha de triunfos consecutivos más larga de todos los tiempos con trece, entre 1924 y 1936. Solamente ha habido un empate en toda la historia. Fue en 1877.


Mujeres al mando de la nave


Inicialmente pensada como una competición exclusiva del sexo masculino… la regata más popular del planeta tardó 186 años en mezclar a hombres y mujeres en un mismo bote. Fue en 2015 y la victoria se la llevó Oxford. Las estudiantes de Oxford y Cambridge comenzaron a competir entre ellas en 1927. Aquella era una prueba ajena a la de los hombres y que, para colmo, ni siquiera se disputaba en Londres. Oxford se adjudicó el triunfo en esa primera carrera de mujeres de la historia. Si bien el histórico de enfrentamientos entre las dos universidades es muy parejo, en la parcela femenina Cambridge domina claramente a Oxford con 41 victorias y 28 derrotas.


La regata que se decidió por un pie de diferencia


A lo largo de los 190 años de enfrentamientos entre Oxford y Cambridge ha habido regatas muy igualadas… aunque ninguna como la de 2003. Fue la prueba que se decidió por un margen más estrecho. La más reñida de todos los tiempos. La victoria de Oxford fue por tan sólo un pie de diferencia. Curiosamente, también fue la primera regata de la historia que se programó para un domingo. Por otro lado, Cambridge posee el récord de finalización de la carrera. En 1998 completaron el recorrido del río Támesis en 16 minutos y 19 segundos. La horquilla de duración de los enfrentamientos entre las dos universidades baila entre esa cifra, la menor, y los 20 minutos y 53 segundos, la mayor, que marcó Oxford en 2008.


El clima en Londres no es mediterráneo


Los remistas de Oxford y Cambridge han tenido que lidiar en infinidad de ocasiones con las inclemencias de la meteorología británica. El año en el que mejor quedó en evidencia que la primavera londinense no es especialmente mediterránea fue 1978. El viento azotaba la capital inglesa con tal dureza que el bote de Cambridge volcó drásticamente en medio de la regata. Oxford no desaprovechó la oportunidad que el cielo le presentó y se adjudicó la victoria, no sin antes superar la dificultad de cruzar Chiswick Bridge remando a contra corriente. A lo largo de la historia de la prueba han volcado cinco embarcaciones en las aguas del Támesis.

 


El año de los números redondos


2004 fue un año redondo en la historia de la regata más popular del planeta. Por dos motivos: fue la prueba masculina número 150 del histórico de enfrentamientos entre Oxford y Cambridge y la 50 retransmitida en vivo por la BBC. El triunfo se lo llevó Cambridge… no de una forma exenta de polémica. Esta edición estuvo marcada por el descontento de los remistas del equipo de Oxford, que argumentaron que a lo largo de la prueba recibieron varios golpes de remos que impidieron su progreso. Las quejas fueron finalmente rechazadas.


Lo de menos fue el ganador


Trenton Oldfield fue el gran protagonista de la prueba de 2012. Sin embargo, no competía ni para Oxford ni para Cambridge. Todo lo contrario. Oldfield, un activista australiano afincado en Londres, creía que la regata no era más que un despliegue de elitismo y superioridad de las dos universidades más caras de Inglaterra. En mitad de la carrera, el árbitro asistente detectó a una persona nadando frente a las dos embarcaciones. Era Oldfield. El hombre que logró detener por segunda vez en la historia un Oxford contra Cambridge. A pesar de la interrupción, Oldfield estuvo cerca de perder la cabeza según la policía metropolitana. La prueba estuvo parada durante media hora. Por si fueran pocos los inconvenientes, tras la reanudación, uno de los remistas sufrió daños irreparables en la espalda después de un choque de remos. Por cierto, el ganador de la regata fue Cambridge… aunque eso fue lo de menos.

 


El doctor House en el Támesis


Oxford y Cambridge son dos de las mejores universidades del mundo y, como ya hemos visto antes, de sus aulas han salido algunas de las figuras más influyentes de la historia de la humanidad. Hugh Laurie no descubrió el ADN, escribió la teoría de la evolución o inventó la energía atómica, pero fue el actor protagonista de House. Conocido mundialmente por sus papeles en películas y series de televisión, poca gente sabe que Laurie, al igual que su padre, fue un genial remero en su época de estudiante. Por aquel entonces entrenaba ocho horas diarias y tenía el sueño de convertirse en deportista olímpico. Laurie representó a Cambridge en la regata de 1980. Para su desgracia, ganó la universidad de su ciudad natal… que era Oxford. Laurie estudió y compitió para el eterno rival de la tierra que le vio crecer. Ahora le llamarían traidor… si es que hay alguien en el mundo capaz de mirar a los ojos del doctor House y no achantarse.


La regata de los gemelos que denunciaron al inventor de Facebook


La norma dice que para competir en la regata más famosa del mundo has de ser estudiante de Oxford o Cambridge. Sin embargo, especialmente en los últimos tiempos, las dos universidades se han valido de artimañas académicas para enrolar en sus filas a cada vez más remeros profesionales. Uno de los casos más sonados fue el de los gemelos Winklevoss. Cameron y Tyler terminaron sextos en los Juegos Olímpicos de Pekín y atesoran varios campeonatos de remo de América. A pesar de sus éxitos deportivos sobre el bote, los Winklevoss se hicieron mundialmente conocidos por acusar al inventor de Facebook de plagio. En su época de estudiantes de economía en Harvard, contrataron a un introvertido compañero de clase para desarrollar un proyecto de red social que tenían en mente. El compañero se llamaba Mark Zuckerberg. El resto es una historia que todos conocemos… y quien no, puede ver La red Social. La película está en Netflix. El caso es que los gemelos Winklevoss se matricularon en 2010 en un master de negocios de la universidad de Oxford. Spoiler: por aquel entonces no pasaban ningún apuro económico. Por no decir que tenían el dinero por castigo. Probablemente ahora tengan incluso más. En 2017 saltó la noticia de que los Winklevoss se habían convertido en los primeros millonarios del bitcoin. En Oxford se frotaban las manos con sus dos ultimas incorporaciones. Que Cambridge ganara la regata fue una sorpresa para todos.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz