jueves, julio 25, 2024
Google search engine
InicioFútbolLiga SantanderSiete equipos para tres descensos

Siete equipos para tres descensos

En el currículo de una persona, pesa más un fracaso que un triunfo. Del mismo modo, en el de un futbolista, un descenso tiene más peso que un título. En parte, porque no somos educados en la cultura de la derrota y, por tanto, no aprendemos a admitirla. Sin embargo, como cada año, a tres plantillas de Primera División no les quedará más remedio que aceptarla. A falta de un mes para que termine la Liga (seis jornadas, 18 puntos), hasta siete equipos luchan por la permanencia. Clubes, entrenadores y futbolistas hacen cuentas; entre 38 y 39 puntos podría estar la salvación que hoy, a falta de seis jornadas, marca el Celta, decimoséptimo con 32.

El primer tercio de temporada amenazaba lo que vemos: una de las ligas más igualadas y competidas en años. No tanto por el primer puesto, ya que el Barcelona distancia en nueve puntos al Atlético, pero sí por las plazas europeas (Champions y Europa League) y el descenso, la zona más caliente de toda la tabla. Básicamente, porque quienes finalmente bajen de categoría se enredarán en el infierno de Segunda División, en donde se sabe cuando se entra, pero no cuando se sale. De hecho, a algunos les lleva lustros o décadas desenredarse y a otros, acuciados por sus deudas y/o mala planificación, jamás lo consiguen.


De los siete equipos hay por lo menos dos, Villarreal y Celta, que fueron concebidos para objetivos bien distintos. Eso sí, en el fútbol, como en la vida, nada está escrito y siempre da lugar a sorpresas. El Villarreal, al mismo tiempo que lucha por la permanencia, también lo hace por una plaza en semifinales de Europa League, eliminatoria que precisamente alcanzó el Celta hace dos años. Efectivamente, los mejores corredores de Bolsa tampoco se libraron del Crac del 29 y la Gran Depresión. De los dos (incluso de los siete), el Villarreal es el que transmite mejores sensaciones. Ahora, ha logrado reponerse después de sufrir sendas remontadas ante Celta (3-2) y Barcelona (4-4) que lo habían catapultado a los puestos de descenso. Tras ganar a domicilio al Girona (0-1), ocupa el decimoquinto lugar de la clasificación con 33 puntos. Por delante, tiene compromisos ante rivales directos, como el Huesca, y equipos que podrían estar todavía inmersos en la pelea europea, como Getafe (19 mayo, última jornada). Sin embargo, otros, para su encuentro, podrían encontrarse en tierra de nadie: Leganés, Real Sociedad, Real Madrid y Eibar.

Por su parte, el Celta también parte con cierta ventaja (no tanto a nivel de sensaciones, pero sí de efectivos). En el sprint final, tras pasarse tres meses apartado de los terrenos de juego por una lesión muscular en su gemelo, cuenta en sus filas con Iago Aspas. Ninguno de sus contrincantes disfruta de una baza como esa. Con su regreso triunfal, el equipo consiguió siete puntos de nueve posibles (el 77%) en apenas una semana, cuando, en su ausencia, el Celta tan solo había cosechado cuatro de 33 (el 12%). Como era de esperar, sus compañeros se resintieron en el Metropolitano (2-0) y volvieron a echar de menos a su líder natural dentro y fuera del campo. Forzó la quinta amarilla contra la Real Sociedad (3-1) para poder descansar ante el Atlético de Madrid y poder estar en plenas condiciones físicas las seis finales que tiene por delante (Girona, Espanyol, Leganés, Barcelona, Athletic y Rayo). Definitivamente, Iago Aspas es un estado de ánimo y solo con él el Celta podrá lograr la permanencia. Todo Vigo lo sabe y también los trabajadores del club, quienes le han construido una especie de altar con velas para que El príncipe de las bateas no coja ni un catarro.

Valladolid, Rayo y Huesca son los que, a día de hoy, volverían de donde vinieron el año pasado. Antepenúltimo, penúltimo y último, respectivamente, son los tres equipos favoritos para tomar el ascensor que los lleve de vuelta a Segunda División unos meses más tarde de haber hecho el camino a la inversa.

A diferencia de los otros seis equipos involucrados, el Pucela no tiene gol (26 en 32 partidos) ni a nadie capaz de hacerse responsable de sus registros anotadores. Sin ir más lejos, sus dos delanteros titulares, Sergi Guardiola, con dos goles, y Enes Unal, con cuatro, suman la paupérrima cifra de seis tantos. Por si fuera poco, el equipo dirigido por Sergio González es incapaz de sostener un resultado positivo y se desvanece en los minutos finales. Empató (2-2) contra el Getafe en el descuento, perdió contra el Sevilla con un gol en el minuto 84 y otro en el 92 y le sucedió lo misto ante el Leganés. Carrillo marcó en el 96. Contra la Real Sociedad, Oyarzabal empató (1-1) en el 79. Su última victoria (la única desde el 9 de diciembre) se produjo hace un mes (1-2 al Eibar, el 17 de marzo). Su calendario lo componen Alavés, Girona, Atlético, Athletic, Rayo y Valencia.

De momento, los 14 goles del segundo máximo goleador nacional, Raúl de Tomás, no salvan al Rayo Vallecano (19º, 27 puntos). Atrás queda la racha de siete partidos consecutivos perdidos (resultados que provocaron el cese de Míchel), pero Paco Jémez tampoco parece el entrenador ideal para lograr el objetivo, ahora mismo a dos victorias, aunque no depende de sí mismo. Desde que su fichaje se hiciera oficial: un triunfo (Valencia), un empate (Betis) y dos derrotas (Eibar y Athletic). Eso sí, de los siete es el equipo que más enfrentamientos directos tiene por delante: Huesca, Levante, Valladolid y una posible agónica última jornada en Balaídos ante el Celta. Real Madrid y Sevilla completan su taquicárdica agenda.

Más difícil que el Rayo lo tiene el Huesca (colista, 25 puntos). El equipo altoaragonés desconoce, prácticamente, lo que es vivir fuera del farolillo rojo y su mayor mérito es, precisamente, seguir de pie cuando todo el mundo lo creía tendido en la lona desde hace unos cuantos asaltos. Llegó a tener la permanencia a 11 puntos y a solo una vitoria; sin embargo, el tiempo avanza y los últimos empates ante Celta, Levante y Barcelona merman las posibilidades de ver cumplido su sueño de la salvación (a siete puntos). Si Enric Gallego hubiese metido aquel disparo a puerta vacía ante el Celta hace dos semanas, ahora no se hablaría de lograr casi una utopía, sino una hazaña. El Huesca debe ganar a Rayo, Eibar, Villarreal, Valencia, Betis y Leganés y esperar, fumando o sin fumar, lo que más quiere: seguir un año más en la élite del fútbol español.

Precisamente, en el fútbol, a veces, hay que fiarse más de las sensaciones que de los puntos. Las dinámicas de Villarreal y Celta contrastan con las de Girona y Levante. Por ese mismo motivo, estos últimos son, junto a Valladolid, Rayo y Huesca, los principales candidatos a bajar de categoría. Desde luego, las cinco de la madrugada jamás será la mejor hora para unirse a una fiesta. Con el descenso sucede lo mismo. Ambos han sido los dos últimos equipos en sumarse a la pelea por la salvación y eso debe, cuando menos, ponerlos en alerta y algo más.

El Levante lleva dos meses sin ganar (manque a Stuani), su última victoria fue ante el Celta el 16 de febrero (1-4), y el Girona acumula cuatro derrotas consecutivas (Athletic, Atlético, Espanyol y Villarreal). Una semana más a la deriva puede convertirlos en carne de Segunda División. Para evitarlo, el fin de semana, el Girona visita al Celta, en el que será su primer enfrentamiento directo por la salvación. Luego, vendrán los partidos contra Valladolid, Sevilla, Girona, Getafe, Levante y Alavés. Por su parte, el Levante tiene entre ceja y ceja sus enfrentamientos ante Espanyol, Betis, Barcelona, Rayo, Girona y Atlético. Dos calendarios complicados para levantar el vuelo, en definitiva. Tanto el equipo granota como el Girona necesitarán algo más que un vídeo motivacional con música de Coldplay para alcanzar el objetivo y soslayar el asunto del descenso.

Marcos Martín Reboredo
Marcos Martín Reboredo
Periodista vigués. No trabaja en el Daily Planet, ha estado en el decano de la prensa nacional y ahora va A la Contra, buscando siempre la mejor opción. Colabora con Radio Marca. Su debilidad no es la kryptonita, sino la Cultura y el Deporte, pero en el buen sentido. No vive en Smallville. Su nombre no es Clark Kent, tampoco es Superman, solo es periodista.
RELATED ARTICLES

3 COMENTARIOS

  1. Certera vision de la realidad futbolistica.Como siempre,firme y convincente como periodista.Seguro que triunfas,Marcos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras