lunes, mayo 20, 2024
Google search engine
InicioCulturaSeriesYo soy la Reina Dragón, La que no Arde

Yo soy la Reina Dragón, La que no Arde

Yo soy Daenerys Targaryen, Dany, Daenerys de la Tormenta, Khaleesi, Mhysa, la Rompedora de Cadenas. Yo soy Daenerys Targaryen, Dany, Daenerys de la Tormenta, la Reina de Plata, la Madre de Dragones. Yo soy Daenerys Targaryen, Dany, Daenerys de la Tormenta, la Reina Dragón, La que no Arde. De aquella niña asustada y huidiza, temerosa de todo, ya no queda nada. Ahora soy decidida, honorable y valiente, la última heredera de una saga de reyes que sobrevivió a la destrucción de Valyria cuando el imperio se acabó y que conquistó todo un continente nuevo al otro lado del mar Angosto para gobernarlo. El dragón de Viserys nunca despertó y ahora está muerto. Me comí el corazón de aquel caballo, asfixié a mi amado Khal Drogo con mis propias manos mientras me caían las lágrimas por la cara, salí del fuego con tres dragones sobre mi regazo y terminé siendo la Khaleesi de todos los Dothrakis, que volvieron a jurarme lealtad cuando aparecí otra vez de entre las llamas en Vaes Dothrak. Me enfrenté a la Locura Targaryen en la Casa de los Eternos. Liberé a los Inmaculados y a todos los esclavos y me convertí en Mhysa, su madre. A lomos de Drogon quemé a los enviados de Yunkai, de Astapor, de Volantis, y crucé el océano con los barcos de los Greyjoy, de los Martell y de los Tyrell. Derroté a los Lannister en el campo de batalla y Drogon calcinó vivos a Randyll Tartly y a su hijo Dickon cuando no quisieron doblar la rodilla. Viajé hasta más allá del Muro para salvar a Jon Nieve de una muerte segura ante los Caminantes Blancos y él me aceptó como su reina. Tomaré lo que es mío con fuego y sangre. ¡Dracarys!


Quién ocupará el trono de hierro


Yo soy Daenerys Targaryen, Dany, Daenerys de la Tormenta, la última de mi estirpe. Yo soy Daenerys Targaryen, Dany, Daenerys de la Tormenta, Khaleesi del Gran Mar de Hierba, Princesa de Rocadragón, Reina de Meereen. Yo soy Daenerys Targaryen, Dany, Daenerys de la Tormenta, Protectora del Reino, Señora de los Siete Reinos, Reina de los Ándalos, los Rhoynar y los Primeros Hombres. Yo soy Daenerys Targaryen, Dany, Daenerys de la Tormenta, Fuego y Sangre, descendiente de los conquistadores de Poniente, hija de una estirpe de reyes. Yo soy Daenerys Targaryen, Dany, Daenerys de la Tormenta, la única heredera legítima al Trono de Hierro. Mi trono.


Quién morirá de mi casa


No es tiempo de extinción para la Casa Targaryen, sino de eclosión. En la Guerra del Usurpador, los rebeldes casi acabaron con mi estirpe. Jaime Lannister asesinó a mi padre Aerys a los pies del Trono de Hierro y mi hermano Rhaegar, El Último Dragón, fue asesinado por Robert Baratheon, El Usurpador, en la Batalla del Tridente. Solo quedamos mi hermano Viserys y yo, pero Viserys fue coronado por mi amado Drogo con un caldero de oro fundido sobre su cabeza. Él no era un dragón: el fuego no mata a un dragón. Pero yo sí: me arrojé a la pira funeraria con mis tres huevos de dragón y salí de entre las llamas con Rhaegal, Viserion y Drogon en mis manos. Yo soy Daenerys Targaryen, Dany, Daenerys de la Tormenta, Mhysa, La Madre de Dragones.


Quién quiero que muera


El deseo de venganza es lo único que me mueve y Cersei arderá entre las llamas de mis dragones. Su padre Tywin traicionó a mi padre Aerys y mandó asesinar a mis sobrinos Aegon y Rhaenys. Su hermano Jaime, el Guardia Real, mató a mi padre Aerys a los pies del Trono de Hierro y después lo encontraron sentado en él. Su marido Robert Baratheon, El Usurpador, mandó asesinar a mi hermano Viserys y a mí, que casi fallezco envenenada. Solo hay un nombre detrás de cada traición en Poniente: Cersei Lannister, la enamorada despechada de mi hermano Rhaegar, la mujer que arderá entre las llamas de mis dragones.


A quién me gustaría matar


Le tendieron aquella lanza helada y caminó con ella en su mano derecha sobre el hielo y el fuego. Jon Nieve luchaba contra los caminantes blancos cuando él se detuvo al borde de un precipicio, miró al horizonte, preparó su brazo y soltó aquella lanza helada. Los quejidos de Viserion me hicieron levantar la vista hacia el cielo. Mi dragón, mi pequeño hijo que creció hasta hacerse grande y fuerte, ardió hasta que sus ojos se cerraron y se perdió dentro de aquel lago. Un témpano gélido me atravesó el estómago y el corazón. El Rey de la Noche lo pagará con Fuego y Sangre. Locura y grandeza. Palabra de Targaryen.


A quién me gustaría resucitar


Llegaré montada sobre las duras escamas, negras y fuertes, de Drogon, acompañada por sus ojos de color sangre y su aleteo de rayos y truenos. Aterrizaré al borde de aquel lago helado y esperaré erguida a que aparezcan desde el agua sus escamas de color crema y sus alas doradas. Me acercaré despacio, con cariño y con sigilo, y me arrodillaré a su lado. Le acariciaré el cuello y sus ojos, también dorados, volverán a tener vida. Rhaegal rugirá de alegría al ver a su hermano y yo me fundiré en un abrazo con Viserion, mi pequeño hijo revivido, que creció hasta hacerse fuerte y grande para acompañar a su madre Dany, El Último Dragón, La que no Arde. Daenerys Targaryen, Dany, Daenerys de la Tormenta, La Reina de los Ándalos, los Rhoynar y los Primeros Hombres. La digna heredera del Trono de Hierro.

RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz