lunes, mayo 20, 2024
Google search engine
InicioDeporte USAEl fenómeno Zion Williamson contra todos

El fenómeno Zion Williamson contra todos

No hay nada mejor en el deporte estadounidense que el deporte universitario y no hay nada mejor en el deporte universitario que el March Madness de la NCAA de baloncesto masculino, que comienza hoy martes para regalar a los espectadores dos semanas de locura baloncestística con 64 partidos de eliminatoria directa (o ganas o te vas a casa) camino de la Final Four, la cita que reunirá del 6 al 8 de abril en Minneapolis a las cuatro mejores universidades de todo Estados Unidos. Tras el Selection Sunday del pasado domingo, analizamos lo que ha deparado el bracket de la edición del 2019.


Duke, favorito indiscutible al título


¿Puede un equipo que está lanzando francamente mal a canasta y que apenas tiene un 30% de acierto en tiros de tres ser el favorito indiscutible al título nacional universitario de Estados Unidos? Sí, puede. Y el culpable tiene un nombre y un apellido: Zion Williamson, el próximo número 1 del draft de la NBA. Porque es cierto que la Duke de Mike Kryzewski es una de las universidades más míticas de la historia del baloncesto estadounidense y que este año ha conseguido reclutar a alguno de los mejores jugadores de instituto del año pasado (tras lo visto en la temporada regular, R.J. Barrett apunta también al top 3 del draft de este mes de junio, mientras que Cam Reddish y Tre Jones están dejando más dudas en su posible progresión), pero el factor diferencial de los Blue Devils es esa fuerza de la naturaleza llamada Zion Williamson, el jugador más determinante de la competición desde que Anthony Davis guiara al título a la Universidad de Kentucky en el año 2012 tras encajar únicamente dos derrotas en cuarenta partidos. No en vano, Williamson regresó la semana pasada de su mediática lesión para hacer campeón a Duke en la Atlantic Coast Conference (ACC), la potente conferencia que ha situado a tres de sus equipos entre los cuatro cabezas de serie del March Madness, el propio Duke, la Universidad de Virginia y North Carolina. Los números de su regreso (29 puntos y 14 rebotes contra Syracuse, 31 puntos y 11 rebotes ante los Tar Heels y otros 21 puntos y 5 rebotes en la final ante Florida State) son desorbitados, pero más todavía lo son las sensaciones: si nada se tuerce, Zion Williamson será una estrella absoluta del baloncesto, a un nivel (potencialmente) tan alto que son varias las franquicias NBA (omitiremos los nombres) que han empezado descaradamente a tankear en su temporada según iban aumentando las exhibiciones del ¿alero/ala-pívot/pívot? entrenado por Coach K. Antes, en este March Madness, el ganador del duelo entre las universidades de North Carolina Central o de North Dakota State será el primer rival de una Universidad de Duke que ha quedado encuadrada tras el Selection Sunday como primer cabeza de serie en el Este, un cuadrante sin apenas piedras en el camino para poder ver a los Blue Devils, y a su estrella absoluta Zion Williamson, en la cita definitiva de Minneapolis.

Con LSU lejos de su mejor forma, Maryland, Virginia Tech y Louisville mostrando una preocupante falta de competitividad cada vez que se enfrentan a los favoritos (un ejemplo paradigmático, el sencillo triunfo de Kentucky el pasado sábado 29 de diciembre en la cancha de los Cardinals) y sin underdogs a los que temer (¿Minnesota?), los Michigan State Spartans, recientes campeones de la prestigiosa Big Ten en el United Center de Chicago tras superar una vez más esta campaña a los Wolverines de Michigan, parecen a priori los únicos capaces de hacer un poco ruido en el tranquilo paseo de Duke hacia la Final Four. Claro que esto es el March Madness, sinónimo de sorpresa tras sorpresa.


El resto de cuadrantes, totalmente abiertos


Según los datos de las casas de apuestas de Las Vegas, ningún equipo era tan favorito al título de la NCAA como lo es este año Duke desde que la Universidad de Kentucky llegó imbatida al March Madness en el año 2015 (los Wildcats perdieron en las semifinales de ese año contra los Badgers de Wisconsin). Sin embargo, el camino hacia el título del baloncesto masculino universitario de Estados Unidos es tremendamente complicado y muchos son los combinados con opciones a alcanzar, al menos, la Final Four de Minneapolis. No en vano, tras el Selection Sunday, el resto de cuadrantes parecen, a priori, totalmente abiertos.

El cuadrante Sur, por ejemplo, está plagado de media docena de equipos rocosos y defensivos que legítimamente pueden encargar su billete hacia el gélido estado de los 10.000 lagos. Los Virginia Cavaliers, cabezas de serie en el citado cuadrante, se vieron sorprendidos la semana pasada por Florida State en las semifinales del Campeonato de la ACC, pero desde la defensa han sido sólidos en la temporada regular (encajan poco más de 55 puntos recibidos, el que menos de toda la competición), a excepción de su doble derrota contra Duke. Una situación que también se puede trasladar a otros candidatos de ese cuadrante como Tennessee (pese a su clara derrota en la final de la SEC ante Auburn), Purdue (con un anotador como Carsen Edwards), Wisconsin (poco más de 61 puntos recibidos por partido, el noveno que menos recibe) y Kansas State (poco más de 59 puntos recibidos por partido, el tercero que menos recibe). Villanova, actual defensor del título, es el último de los favoritos para sellar el pase en la parte Sur del cuadrante, si bien la universidad situada en Pennsylvania, pese a su recién entorchado en la Big East ante Seton Hall, parece este curso un paso más atrás que otros equipos destacados tras la marcha a la NBA de jugadores tan dominantes como Jalen Brunson, Mikal Bridges o Donte DiVincenzo.

Mientras, por repercusión, palmarés y tradición, ningún cuadrante llama más la atención que el del Medio Oeste, que reúne entre sus dieciséis equipos participantes a tres de las universidades más prestigiosas de la NCAA: North Carolina, Kansas y Kentucky. Con permiso de Houston (pese a su derrota ante Cincinnati en la final de la American), y de Auburn y de Iowa State, flamantes ganadoras en las conferencias SEC y Big 12, el pase a la Final Four debería disputarse entre esos tres equipos a pesar de que las tres universidades hayan fracasado en la semana de finales de conferencia. Da igual: North Carolina es uno de los mejores ataques de la competición (el tercero, con más de 86 puntos por partido) y cuenta con jugadores experimentados (Cameron Johnson, Luke Maye), Kansas ha seguido siendo resolutivo tras la lesión de Udoka Azubuike y la labor global de Kentucky encuentra también aportes individuales con jugadores como Keldon Johnson o P.J. Washington. Argumentos más que de sobra para viajar hasta Minneapolis.

Por último, Gonzaga y Michigan parten como grandes favoritas a la Final Four en el cuadrante Oeste. La universidad situada en el estado de Washington, la única universidad que ha conseguido ser cabeza de serie pese a no militar en la Conferencia ACC, llega a la locura de marzo tras ceder en la final de la Conferencia West Coast en un paupérrimo partido contra Saint Mary’s, pero ha protagonizado el hype más importante (y, tal vez, sobredimensionado) de la temporada. Razones no le faltan: la irrupción de Rui Hachimura, su (cada vez más) lejana victoria contra Duke o su nivel ofensivo. Un dato habla por sí solo: ningún equipo anota más que Gonzaga (88.8 puntos por partido), que también tiene buenos porcentajes de dos (53%) y de tres (37%). Mientras, los Wolverines también llegan al March Madness después de caer por tercera vez esta temporada ante los Spartans de Michigan State, uno de sus rivales acérrimos, en la final de la Big 10 disputada el domingo en el United Center de Chicago. Sin embargo, Michigan, liderada por el veterano Charles Matthews y por el novato Ignas Brazdeikis, es capaz de ganar en su mejor versión a cualquier equipo de la competición y eso le convierte en un claro pretendiente a repetir presencia en la Final Four tras su subcampeonato del año pasado. Con permiso, decía antes, de Gonzaga y, añado ahora, de Texas Tech y (apunten este nombre) del prometedor Jarrett Culver.


Nombres y ¿sorpresas?


Y hablando de apuntar nombres, ya hemos mencionado a Zion Williamson, R.J. Barrett, Rui Hachimura, Keldon Johnson, Cam Reddish o Jarrett Culver, pero todavía hay muchos más jugadores, en clave draft, a los que seguir en este March Madness. Coby White y Nassir Little (ambos de North Carolina), De’Andre Hunter (Virginia), Bruno Fernando (Maryland), Nickeil Alexander-Walker (Virgina Tech) y, por encima de todos, JA Morant (Murray State), un base con aroma a pasado (el máximo asistente de la competición con 10 asistencias por partido que sumar a sus casi 25 puntos por encuentro) que está llamado a formar parte, junto con Williamson y Barrett, del top 3 del citado draft de este mes de junio, un draft, por otro lado, quizá con bastante menos talento que otros años.

Individualmente, esos son los protagonistas de un March Madness que no parece llamado a ser lugar para las sorpresas, tal y como sucedió el año pasado con la Universidad de Loyola Chicago, que se coló inesperadamente hasta la Final Four, o con los UMBC Retrievers, que se convirtieron con su victoria ante Virginia en el primer equipo de la historia en eliminar a un primer cabeza de serie siendo un último cabeza de serie (el primer seed 16 en eliminar a un seed 1). ¿Tal vez el Murray State del citado Morant? ¿O el festival ofensivo de la Universidad de Belmont (sólo Gonzaga anota más que ellos)? Pronto saldremos de dudas. Porque ya está aquí de nuevo la locura de marzo. Por fin.

RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz