martes, mayo 21, 2024
Google search engine
InicioCulturaEntrevistas"Jamás me hubiese ido del Vicente Calderón y sigo sin entender por...

«Jamás me hubiese ido del Vicente Calderón y sigo sin entender por qué lo hicimos»

Segundo capítulo de los Encuentros A la Contra. Tras Juanma Trueba, le sigue Ennio Sotanaz. El lugar para enviar las preguntas es buzon@alacontra.es.

—¿Ves sustentable el Atleti como entidad de aquí en adelante? ¿Cómo será sin Simeone? (Pregunta de Ricardo A. Antequera)
—Es difícil saberlo. Desde que la familia Gil gestiona el club, lo que pasa allí dentro es una caja negra. Mi sensación es que el Atleti está situado en una suerte de equilibrio inestable. Tiene un balance entre ingresos y gastos muy justo, está condicionado por la brutal deuda que arrastra y es muy dependiente de entrar en Champions todos los años. No soy optimista para el futuro. Intuyo que en pocos años habrá cambios significativos en el accionariado.

Quiero creer que el Atleti post-Simeone, deportivamente, será muy parecido al que él mismo ha creado. Es decir, que estará basado en los mismos principios. Se ha demostrado no sólo que funcionan, sino que además son los nuestros.

—¿Qué porcentaje de aficionados crees que se oponen a la gestión de la SAD? ¿Crees que hay hueco para una oposición de gente comprometida o sólo interesa mayoritariamente el éxito deportivo? (Pregunta de E.H.C.)
—Nadie puede saberlo, pero intuyo que el porcentaje de gente que explícitamente se opone a la gestión de la familia Gil es bastante mayor que el porcentaje de gente que explícitamente la defiende. Ahora bien, eso no explica nada porque la inmensa mayoría de aficionados colchoneros no está en ninguna de esas dos categorías. Esto último es muy importante de entender y, ligándolo con la segunda pregunta, es el quid de la cuestión. Hasta que no se entienda y asuma, creo que cualquier intento reivindicativo no pasará nunca de la melancolía. Esa es al menos mi opinión. Creo sinceramente que cualquier movimiento con vocación de ser mayoritario tiene que ser mucho más abierto y transigente de lo que hemos visto hasta ahora.

—¿Si tuvieses la oportunidad de escribir un libro del Atleti, cuál sería el eje o el tema que tratarías?
—Lo tengo escrito. Es un libro de memorias sobre el Vicente Calderón desde la perspectiva del aficionado concreto que soy yo. Se mezcla la descripción particular de muchos elementos del estadio (los personajes de la grada, cómo se accedía hace años, los cambios que hubo, la vida en los palcos, las canciones que se cantan, las elecciones, los partidos, los entrenadores, los fetiches, los conciertos…), con los hitos más marcados de la historia del Atlético de Madrid, pero también con reflexiones personales sobre el fútbol, los aficionados, el periodismo, la vida, el paso a la madurez, la sociología y algunas vivencias personales que utilizo para contextualizar todo lo anterior. No lo ha leído nadie. Lo juro. Se lo comenté a una editorial (de la que me ahorro el nombre) y ni siquiera me contestaron. Tampoco he notado mucho interés y se me quitaron las ganas de insistir. Ahí está. Si conoces alguna editorial interesada o algún agente descerebrado aquí estoy.

—¿Deberían los medios dejar de «dar bola» a todo lo que dice Maradona? Si pudieras parar el reloj en un partido en un determinado momento para hacer real ese resultado, ¿cuál sería y por qué? (Pregunta de Criszk)
—Maradona fue un excelente jugador y un personaje fascinante. Desgraciadamente hace tiempo ya que no es ninguna de las dos cosas. No necesita a los medios para dilapidar su legado (se basta él mismo), pero es cierto que tampoco ayudan.

Hubiese parado el reloj cuando se cumplió el tiempo reglamentario en aquella final de Lisboa. O cuando hicieron falta en el remate de Sergio Ramos.

—¿Qué equipo preferirías en unos hipotéticos cuartos: Barça o Madrid? (Pregunta de Alessandro da Fiore)
—Me temo que la pregunta se ha quedado desfasada. Aun así, preferiría cualquiera que no sea uno de esos dos. Si tengo que elegir, mejor el Barça. Y no por miedo o porque crea que tengamos más o menos posibilidades (que no lo creo), sino porque jugar contra el Real Madrid, en cualquier competición, se ha vuelto algo muy desagradable para cualquier aficionado que no es del Real Madrid.

—¿Qué opinas sobre la política de renovaciones del Atleti con los mayores de 30 años? (Pregunta de RVS)
—Técnicamente, y en líneas generales, me parece que tiene sentido. El Atleti necesita buscar equilibrios estables entre ingresos y gastos y no se puede permitir ciertos lujos que sí se pueden permitir esos equipos privilegiados que se benefician de una competición asimétrica. Ahora bien, como le ocurre a tantas otras decisiones que salen desde la directiva, a la medida le falta empatía, cintura, flexibilidad y sentimiento de pertenencia. No todo vale para todos.

—¿Crees que a los medios de comunicación les gusta el fútbol? ¿Crees que le gusta a la gente? (Pregunta de Atogo)
—A todos los periodistas deportivos que yo conozco les encanta el fútbol y en general son buenos aficionados. Otra cosa es lo que llamamos «medios». Yo creo que las estructuras de comunicación, que no hay tantas y que son las que controlan radios, televisiones y diarios, han apostado unánimemente por un producto de ficción que se llama Real Madrid. El resto, incluido el fútbol, ya no existe o es simplemente un personaje secundario que sólo sirve para reforzar el drama o la comedia. Hay que mostrarlo siempre desde la perspectiva del protagonista.

Respecto a la gente tengo dudas. Creo que mi generación (y las anteriores) sí es aficionada al fútbol. No como un espectáculo de filigrana y disfrute pasivo, sino como uno de pasión que se vive activamente. Pero está cambiando, desgraciadamente. Me da miedo lo que pueda ocurrir con las generaciones siguientes. Ese culto al ídolo, a la camiseta, al mercantilismo, a exigir sin dar, a valorar sólo al que gana (aunque sea un tipo despreciable), a la estética condescendiente y a confundir un partido de fútbol con un taconcito o un resumen de YouTube. Me asusta que se asimilen todos esos valores que El aparato ha tergiversado para ganar más dinero.

—El día que no esté Simeone, ¿quién crees que será el recambio? ¿Más tirando a Gabi o a Klopp? (Pregunta de Ángel Luis Fraguas)
—No soy muy fan de hacer pronósticos. Yo creo que dependerá de lo que esté disponible en ese momento y del estado en el que se encuentren los posibles candidatos. Me encanta Klopp y creo que encajaría bien en el Atleti. También soy muy fan de Gabi y estoy convencido de que llegará a ser un gran entrenador.

—Obviando utopías, imposibilidades… ¿Te gustaría que el Atleti volviese a ser un club? ¿No crees que los que lo vimos poco o nada en ese estatus merecemos disfrutarlo así de nuevo? (Pregunta de Cochise)
—Claro que sí. Cuando yo me hice socio, el Atleti era un Club. Desgraciadamente nunca pude participar en él porque dejó de serlo antes de que yo cumpliese mi mayoría de edad. Me queda esa espina clavada. Creo que a futuro sólo hay dos modelos sostenibles dentro del fútbol profesional: el americano de franquicias o el alemán de entidades en las que el 51% de la propiedad esté controlado por aficionados. Mi favorito, sin duda, es el segundo.

—¿Prefieres que siga Solari o que vuelva Mourinho? (Pregunta de Josan)
—Me da absolutamente igual. Creo que hace tiempo que los entrenadores del Madrid son simplemente parte de la trama. Les colocan el papel de genios o inútiles, ángeles o demonios, en función de aspectos que muchas veces ni siquiera tienen que ver con ellos. Cada vez me interesa menos el entorno del Real Madrid. Lo digo honestamente. El problema es que es imposible permanecer al margen.

—¿Diego Costa a China a partir de 40M? ¿Morata firmado si sale por 50M? ¿Reemplazo de Lucas? ¿Las columnas del Wanda no te dan vergüenza? (Pregunta Miguel Fernández)
—A mí me gusta mucho Diego Costa y si está para jugar preferiría que se quedase.

A ver qué ocurre de aquí a verano con Morata. Hasta ahora sólo puedo decir cosas buenas de él. Otra cosas sería mentir.

A ver qué pasa también con Lucas. En cualquier caso, ocurra lo que ocurra, parece evidente que hace falta un lateral izquierdo. Lo veo complicado. Soy más partidario de encontrar un jugador con potencial que no esté en primera línea (ni sea especialmente conocido), que hacer grandes desembolsos por jugadores contrastados que no valen lo que cuestan.

Supongo que si las columnas del Metropolitano están ahí es porque técnicamente tienen que estar. No puedo decir mucho más sin entrar en especulaciones sobre cosas que desconozco. El estadio, en conjunto, no me da vergüenza. Todo lo contrario. Jamás me hubiese ido el Vicente Calderón y sigo sin entender por qué lo hicimos, pero una cosa no tiene nada que ver con la otra.

—¿Qué piensas del VAR y de la evolución del arbitraje?
—Para mí el problema del arbitraje está implícito en el sistema con el que está evolucionando la competición. La clave del éxito económico del fútbol español está en que Madrid y Barça (y sólo Madrid y Barça) queden lo más arriba posible. No lo digo yo, lo dice Tebas. Sin echarle mucha imaginación ni tener recurrir a conspiraciones, ¿qué empresario dejaría miles de millones de euros a expensas de la suerte? Ninguno. Cuando un árbitro se equivoca en contra del Madrid (o la turba decide que se ha equivocado en contra del Madrid, que es lo mismo), su nombre aparece durante una semana a todas horas, en todos los medios y en cada espacio deportivo. Se le estigmatiza sin freno, se cuestiona todo el sistema y se crea una tensión en la sociedad que acaba pareciendo una crisis de estado. ¿Por qué? ¿Por madridistas? No, porque viven de eso. De que las cosas funcionen de una determinada manera. Si es al revés, no pasa absolutamente nada, precisamente por lo mismo. Es imposible que esto no se le pase por la cabeza a cualquier ser humano (y además árbitro), la siguiente vez que tiene que decidir sobre una jugada similar.

El uso de la tecnología para el arbitraje, más que un debate, debería ser obligatorio. De hecho, tendría que revisarse todo el reglamento para aprovechar las nuevas posibilidades y minimizar en lo posible las opciones de «interpretación» humana. Estoy de acuerdo en que los árbitros deberían tender a desaparecer porque llegase un momento en el que no fuesen necesarios.

—Opinión sobre Jazz, Rock progresivo, grupos preferidos de la Movida y cantautores (Pregunta de José)
—Me gusta mucho el Jazz y escucho bastante, aunque poco (o nada) posterior a la década de los 50. Me gusta mucho el dixieland (y todo el Jazz-Hot) y la época del Swing. Era bastante reacio a salir de ahí, pero llevo varios años escuchando también mucho Bop y Latin-Jazz. Me gustan muchas cosas. Louis Armstrong, Fats Waller, Count Basie, Dave Brubeck, Cannonball Adderley, Willie Bobo, Cal Tjader…

Nunca entendí el Rock Progresivo ni el universo cantautor. Lo siento. No me llama mucho la atención.

Tampoco soy muy fan de la Movida, pero tengo los discos de Nacha Pop y de Los Pistones y soy amigo de Mamá y de Glutamato Ye-Yé.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz