domingo, mayo 19, 2024
Google search engine
InicioLiga SantanderReal MadridEl campeón ya no existe

El campeón ya no existe

Cuesta iniciar la autopsia en mitad de esparcimiento de vísceras y huesos, de ilusiones rotas. Lo adecuado, supongo, sería señalar a los culpables, usted y usted, pero creo que a estas alturas todo el mundo sabe lo que ocurrió, está repetido mil veces y el verano no queda tan lejos. Las diferencias entre el equipo que ganó tres Copas de Europa seguidas y el que acaba de ser aniquilado por el Ajax son dos: Cristiano Ronaldo y Zidane. Cómo se fueron y por qué lo hicieron es algo que merece un estudio más pormenorizado y las explicaciones corresponden al presidente del club. Si el primer error (casi pecado) fue dejar que se marcharan, el siguiente fue subestimar su trabajo hasta el punto de pensar que no costaría tanto recomponer el equipo. De existir una dirección deportiva, a esa puerta habría que llamar. Pero no la hay. La política deportiva del club es tarea del presidente y de sus consejeros, caso de que los tenga, de manera que toca regresar a la casilla de salida. Las respuestas que buscamos solo las puede dar Florentino Pérez.

La temprana destitución de Lopetegui fue otra ventolera muy poco productiva. Demostró que no había confianza en el entrenador por la sencilla razón de que no se confía en el gremio. Ni siquiera Zidane se salvó de esa impaciencia compulsiva. Solari se benefició de la situación y su interinidad se fue alargando por la ausencia de un plan alternativo. En el debe de Solari quedará su gestión del vestuario y la devaluación de los jugadores más sobresalientes del equipo, precisamente los que deberían haber jugado contra el Ajax. Isco lo vio desde la grada. Y allí se encontraba también Mariano, el delantero fichado para completar los goles que ya no marcaría Cristiano. Bale comenzó en el banquillo, Marcelo no pisó el campo.

La eliminación contra el Ajax no fue un accidente. Fue la consecuencia del voluntario desmantelamiento de un equipo campeón. Al Madrid de las tres Champions no lo mató el tiempo, ni la vejez de sus estrellas, ni la categoría de sus rivales. Lo ajusticiaron desde dentro y desde dentro habría que afrontar la renovación, cuestión más que imposible porque quien manda decide y el público crítico ha sido reemplazado por un espectador manso que se conformará con dos o tres grandes fichajes para la próxima temporada.

El desastre deja en anécdota el que tuvo como protagonista al Odense. O las tragedias en Alemania. O las ligas de Tenerife. La goleada pone punto final a una era, la más gloriosa desde la época de Di Stéfano. Así de grande es la cicatriz. Y no es mala enseñanza que el verdugo sea un club que si por algo se caracteriza es por tener marcado un rumbo y trazado un plan. El Ajax fue mejor en la ida y volvió a serlo en la vuelta. En ambos casos tuvo muy claro que el fútbol era el camino, añadan la presión y la energía. No hacía falta más para cazar al león, ya lo demostró el Barcelona y los holandeses tomaron nota. 

La mala suerte también tuvo su papel en la obra, no lo niego. Antes del primer gol del Ajax, Varane estrelló un cabezazo en el larguero. Después de lesionaron consecutivamente Lucas Vázquez y Vinicius, dos jugadores esenciales en la presión y el contragolpe. Son muestras de una mala noche, pero no funcionan como excusa. Por cada gol que acarició el Madrid, el Ajax pudo hacer dos, quizá tres. La sensación es que el campeón hubiera salido perdedor en cualquier intercambio de golpes o de goles.

Nunca se vislumbró  la hazaña, aunque la esperamos hasta el tercer gol, esa sentencia que el VAR alargó cruelmente mientras se determinaba si un balón había salido o no por la banda. Quien se agarre a esa posibilidad caerá en el más absoluto de los patetismos, ya lo aviso. Algo tan inmenso como el Real Madrid no puede agarrarse a pequeñeces semejantes, aunque exista esa consigna para aliviar las penas. Qué bueno sería que el llanto de esta noche sirviera para no volver a lloriquear por tonterías como las fantasmagóricas conspiraciones arbitrales o periodísticas. De algo valdría entonces.

Pero no espero nada bueno. Lo más probable es que el toque de queda atraiga a Mourinho al Real Madrid, ya que el club se verá sitiado por los críticos y necesitará refuerzos. Lo más seguro es que Hazard, Pochettino y algún otro aplaquen las iras de esta noche y nos veamos abocados a otro Madrid improvisado del que también se cansará quien debería tener más paciencia. Apuesten algo. 

 

 

Juanma Trueba
Juanma Trueba
Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS hasta que le tiraron del tren. Luego se lanzó a una aventura a la que puso por nombre A la Contra. Y en ella sigue.
RELATED ARTICLES

8 COMENTARIOS

  1. No sé a quién se refiere con esa frase última tan enigmática: al aficionado, al presidente, a Raúl, a Vinicius Jr…No tengo ni idea…

  2. […] Ésto no apuntaba bien desde hace mucho. Pero debe ser que la afición madridista tiene más aguante que equipo, porque veo en ella síntomas de desánimo, hordas de resignación, pero ni un ápice de hartazgo, que sería un excelente principio para el saneamiento profundo que necesita ese club lleno de mentiras, pretextos y autocomplacencia ante lo intolerable. Ninguneos a veteranas figuras, despidos de técnicos no adscritos al pensamiento único, aplausos a quienes, desde dentro del vestuario, veían fantasmas fuera, en lugar de mirarse al espejo. Ufff… Alguien debió decir algo. […]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz