martes, mayo 21, 2024
Google search engine
InicioBaloncestoCopa del ReyUna Copa con historia

Una Copa con historia

El 14 de octubre de 1933, la Alemania Nazi decidió abandonar la Sociedad de Naciones. Este organismo internacional se creó en 1919 con la intención de establecer las bases para la paz y mejorar las relaciones internacionales tras la I Guerra Mundial. Adolf Hitler violó todas las normas internacionales y empezó el denominado Aufrüstung, un masivo rearme alemán con la intención de ocupar el espacio que le correspondía a la raza superior. Ese mismo día, en España se disputó el primer partido de la Copa de Baloncesto entre el Rayo Club de Madrid y el Juventus de Sabadell.

En los Jardines del cine de Goya (donde hoy se ubica el WiZink Center y sobre una cancha de arena, dio inicio el primer partido de la Copa. A los 11 minutos de juego de la segunda mitad, los jugadores del Juventus de Sabadell se marcharon al vestuario. El motivo fue el mal estado de la pista y lo casero del arbitraje. El equipo de Sabadell envió una queja a la Federación Catalana que derivó en un boicot de los equipos catalanes y la no celebración del torneo al año siguiente. El Rayo Club pasó a la final tras el abandono del Sabadell. La otra semifinal, entre el Madrid Basket (actual Real Madrid) y el Illuro de Mataró, la ganó el equipo blanco.

El domingo 29 de octubre de 1933 se disputó la primera final de la Copa de Baloncesto entre Madrid Basket y Rayo Club. Ese mismo día y a la misma hora (11:00), a dos kilómetros de la cancha, Primo de Rivera, fundador de la Falange, daba un mitin en el Teatro de la Comedia. El Rayo Club ganó la final por 21-11 al Madrid Basket.

El siguiente campeón del torneo fue el S.S. Patrie. Este equipo de baloncesto, ya desaparecido, fue fundado por una colonia francesa que hubo en la Ciudad Condal. Venció en la final al Rayo Club (23-19), haciendo valer el factor campo, ya que el partido se disputó en el Parque Municipal de Montjuïc, ante 250 personas. Al año siguiente, la final volvió a Madrid, al Frontón de Recoletos. El Rayo Club levantó su segunda Copa (23-20).

El torneo no se volvió a disputar hasta 1940, tras finalizar la Guerra Civil española. La década que transcurrió desde 1940 hasta 1951 fue dominada por clubes catalanes. Hasta cinco equipos distintos levantaron el título en las once primeras ediciones después de la guerra: F.C. Barcelona, L´Hospitalet, R.C.D. Español, Laietà y Joventut de Badalona. El primer ganador fue L’ Hospitalet, uno de los equipos más antiguos del baloncesto nacional, que actualmente milita en LEB Plata y que se enfrentó al B.C. Athletic de Gracia. Este equipo era casi el mismo que el S.S. Patrie, que se vio obligado a desaparecer porque tras la Guerra Civil se le consideró equipo extranjero y no pudo inscribirse en las competiciones nacionales (algo impensable a día de hoy, un ejemplo es el Morabanc Andorra, que participa en la ACB). Entonces muchos jugadores del S.S. Patrie decidieron jugar en el B.C. Athletic de Gracia.

Otro de los cinco equipos que logró el título durante el dominio catalán fue el R.C.D. Español, que por aquel entonces tenía sección de baloncesto. El equipo perico tuvo varias secciones deportivas: hockey patines, hierba, voleibol femenino, atletismo, rugby, béisbol, ciclismo o fútbol sala. Tras el Español, otro equipo también desaparecido logró levantar dos veces la Copa. El Laietà, llamado también Layetano, fue uno de los equipos más potentes de la época y sus dos títulos llegaron tras derrotar en la final a F.C. Barcelona y Real Madrid. Actualmente, el equipo se dedica a la formación de jóvenes, porque el baloncesto profesional ha desaparecido.

El segundo equipo de la historia del torneo con más entorchados en su palmarés es el F.C. Barcelona. Consiguió su primer título diez años después de la primera final. Desde entonces, el club catalán ha disputado 35 finales, de las cuales en 24 se ha proclamado campeón.  Al Real Madrid, que estuvo presente en la primera final, también le costó lograr el campeonato. Tuvieron que pasar casi 20 años (1951) para que levantase su primer título copero. Actualmente, el club blanco ha disputado 46 finales y ha conseguido 27 trofeos.

Antes que el Real Madrid, otro histórico del baloncesto nacional, el Joventut de Badalona, levantó la Copa. Un año después de que el club de Badalona alzase su primer título, el Barça consiguió el cuarto. Disputó la final contra el Casa Canarias. Este equipo de baloncesto no tiene nada que ver con ninguno de los equipos de las islas que conocemos. De hecho, era un club madrileño. En los años 40, Casa Canarias lo fundaron cinco estudiantes palmeros junto a un estudiante tinerfeño. Los cinco estudiantes canariones eran Elirerto Galván, Sergio Pérez, Manolo Perera, Ramón Ramos y Mariano Rodríguez. El chicharrero era Eugenio Machado, que años más tarde fundaría el Real Club Náutico de Tenerife. Son los dos únicos equipos de las Islas Canarias que han disputado una final de Copa y, ambos, perdieron la final (El primero contra los blaugrana por 39 a 25; el R.C.N. Tenerife contra el Real Madrid por 102-82, en la primera final en la que se superaron los cien puntos).

El R.C.N. Tenerife, aunque apareció más tarde (1952), se convirtió en el primer equipo de las Islas Canarias que llegó a primera división. Tras aquel logro, en Tenerife se construyó un pabellón cubierto y con parqué, el primero de las islas. Se mantuvo durante una década en primera y fue subcampeón de la Copa. Cuando descendió fue el final de su época dorada y cayó hasta EBA (3ª división), donde milita actualmente.

En la década de los 50, apareció otro equipo catalán que se convirtió en uno de los más potentes de la época, pero que no cosechó mucho éxito. El Club Aismalíbar Montcada perteneció a una empresa de caucho y plásticos de Moncada y Reixach. Los empleados de la empresa crearon el equipo para disputar la Liga Obra Sindical de Educación y Descanso. Tras ganar la liga varias veces, los dueños de la fábrica decidieron federarlo y en sus dos primeros años ganaron la liga catalana de segunda y primera división. Esto llevó a que en la década de los 50 los dueños decidieran hacer una gran inversión en el equipo, con miras a desarrollar un conjunto competitivo de cara a la competición nacional. Ficharon como entrenador-jugador a Kucharski y para completar el quinteto a tres jóvenes que años más tarde se convertirían en jugadores históricos: Emiliano Rodríguez, Nino Buscató y Francisco Borrell, el primer pívot que superaba los dos metros de estatura.

Lograron el campeonato de Cataluña, pero a nivel nacional se tuvieron que conformar con cuatro subcampeonatos coperos (1956, 57, 58, 59). A nivel internacional, el equipo catalán fue invitado a un torneo internacional en Sicilia en 1957. En la ciudad italiana derrotó al Spartak de Praga por 77-73 y se convirtió en el primer equipo de Europa Occidental que derrotaba a un equipo del bloque comunista. A mediados de los años 60, la normativa cambió y los partidos se empezaron a disputar en pabellones cubiertos. El Montcada tuvo que jugar en el Palacio de los Deportes y el público fue disminuyendo. Finalmente, el equipo terminó desapareciendo en 1964.

Al mismo tiempo que el Montacada era víctima de la pérdida de interés, nació el Picadero Jockey Club, que fue de los equipos más potentes de Cataluña hasta los años 70. Contó con secciones de béisbol, balonmano, voleibol, rugby, cíclicos y hockey, pero ninguna adquirió la importancia del equipo de baloncesto. Ni siquiera la sección de equitación, que daba el nombre al club. Durante los años 60, el equipo tuvo el protagonismo que hubiera correspondido al Barcelona. Con el auge del Español y del Joventut, el Barça había perdido importancia. El presidente del club blaugrana por aquel entonces, Enric Llaudet, decidió eliminar la sección de baloncesto. Un año más tarde, por petición de la directiva culé,  volvió a contar con el equipo de baloncesto. El Picadero Jockey Club terminó por desaparecer en 1973; su pabellón, situado a espaldas del Camp Nou, fue adquirido por el Barça a cambio de 40 millones de pesetas y rebautizado como Palau Blaugrana 2, y es donde juegan actualmente todas las categorías inferiores del F.C. Barcelona.

El Saski Baskonia es el único equipo del País Vasco que ha logrado levantar el título y lo ha hecho en seis ocasiones. Pero antes que el Saski, otro equipo vasco y también vitoriano logró presentarse en una final de Copa: el KAS Vitoria. En los años 40, en los colegios de Euskadi se empezó a jugar al baloncesto. Años más tarde, aquellos niños que jugaban en los patios del recreo se convirtieron en profesionales y en la región se empezó a crear afición por el baloncesto. El KAS era líder en Europa en el ciclismo y decidió apostar por el basket.

Tras una gran inversión, el equipo fichó a tres estadounidenses con el objetivo de llegar a primera. En la división de plata, los vascos no perdieron ningún partido, pero la historia en primera fue diferente. El equipo competía bien, incluso fue subcampeón de Copa en 1967, pero no terminaba de arroyar. El director del equipo ciclista se cansó de su entrenador y decidió poner a un amigo suyo bilbaíno al frente del equipo. El enfado en la ciudad fue tan grande que la gente dejó de beber KAS en los bares vitorianos y los establecimientos dejaron de vender el refresco. Años más tarde, el equipo no pudo hacer frente a sus deudas y desapareció.

El Real Madrid es el equipo más laureado de la competición. Si en 1980 la final de la Copa del Rey de fútbol fue entre el Real Madrid y el Castilla, el mismo encuentro, pero en el baloncesto, se produjo 20 años antes. En 1960, Real Madrid y Hesperia de Madrid (filial del club blanco) se encontraron en la final. La estrella del Hesperia era Lolo Sainz. Fueron grandes años para el Real Madrid, que tuvo una de las canteras más potentes de Europa. Años más tarde, en 1978, el Tempus jugó la final de la Copa contra el F.C. Barcelona, una de las finales con más anotación del torneo (130-113).

Un año antes de su presencia en aquella final, el Tempus fue el filial del Real Madrid. Con su ascenso a primera división en el año 1978, decidió separarse del equipo blanco para poder disputar la máxima división del baloncesto nacional. Desde entonces, se vio obligado a cambiar de nombre dependiendo de sus patrocinadores. También fue un equipo nómada, que buscó diferentes lugares donde jugar ,como Vallehermoso, donde empezó, o Pozuelo de Alarcón, de donde se tuvo que marchar por el frío que hacía en su pabellón de los Escolapios (jugadores, afición y periodistas se quejaron). En la sede del Canoe jugaron el resto de sus partidos hasta su desaparición. Alfonso del Corral, que fue jugador del Real Madrid y médico del primer equipo de fútbol, fue su máxima estrella. Se le consideró el equipo favorito de Raimundo Saporta porque le invitó varias veces a torneos para evitar su desaparición. Antes de que se produjera, jugó una final más, otra vez contra el Barcelona y bajo el nombre de C.B. Inmobanco. En 1983, el equipo terminó por desaparecer.

Después de 82 ediciones han llegado a la final 24 equipos diferentes de ocho comunidades distintas (Cataluña, Madrid, Aragón, País Vasco, Comunidad Valenciana, Andalucía, Canarias y Extremadura) y 15 equipos distintos han levantado el título. Donde hubo unos jardines anexos a una plaza de toros y ahora hay una explanada custodiada por el Wizink Center, en ese mismo punto, la Copa se volverá a celebrar en el lugar de su nacimiento. Allí empezó todo. 

Luis Bustos
Luis Bustos
Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz