sábado, mayo 18, 2024
Google search engine
InicioBaloncestoCopa del ReyMimoun: el pionero africano olvidado que hizo historia con Estudiantes en la...

Mimoun: el pionero africano olvidado que hizo historia con Estudiantes en la Copa

Puede que los jóvenes africanos que ahora intentan hacerse un hueco en la élite del baloncesto español desconozcan la historia. Por ello, esta merece ser contada con más razón. Mucho antes de la aparición de los Niang, Okouo, Diop y Diagne de turno, en 1963 y durante el franquismo, un jugador del continente vecino ganó la entonces llamada Copa del Generalísimo. Se llamaba Abdelwahed ben Siamar Mimoun, era de Marruecos y jugaba en Estudiantes, anfitrión de la actual Copa del Rey 56 años después de que se produjera una gesta menos valorada hoy de lo que debería.

«Honradez, seriedad, amateurismo, reprochar el profesionalismo del Real Madrid… Esa era nuestra época», rememora Baby, con 78 años y precisamente en la antesala de un nuevo derbi copero. Él fue capaz de derrotar al vecino rico junto a leyendas estudiantiles de la talla de José Ramón Ramos, Juan Martínez Arroyo o Chus Codina: nada menos que el primer gran triunfo nacional del equipo del Ramiro de Maeztu.

¿Se repetirá ahora la gesta de tumbar al eterno adversario, aunque en esta ocasión sea en los cuartos de final del torneo del KO? Con esa esperanza comulga Mimoun, que ha querido contar en A LA CONTRA un viaje, el suyo, que le llevó a ser el primer campeón extranjero de la Copa de la canasta.


Pasión temprana


Tercero de cuatro hermanos, Baby llegó a España a finales de los años 40. Creció y se formó en el Colegio Hispano-Marroquí del Ramiro de Maeztu, donde estuvo interno desde los siete años con una meta clara: jugar a baloncesto. El gran referente que tuvo a la hora de cumplir ese sueño fue su hermano mayor, Mohammed (Mimi a efectos baloncestísticos). Él fue el primer Mimoun que dio el salto a la máxima categoría durante los 50.

Equipo de Estudiantes del que formó parte ‘Mimi’ Mimoun, hermano mayor de ‘Baby’ y situado el primero por la derecha abajo / Cedida.

De hecho, el recuerdo asociado al baloncesto que más impactó a Baby en un principio fue ver jugar a Mohammed. Porque, sí, Mimoun también puede presumir de haber sido uno de los primeros aficionados que ayudó a dar forma a lo que luego sería la Demencia, el grupo de animación estudiantil más célebre. Es lo que tiene haber estado ahí en los primeros pasos de la canasta en el Ramiro. Entrar en la cantera fue a la vez deber y devoción.

Baby no estuvo solo a la hora de dar rienda suelta a su pasión. Está claro que el mayor de la saga Mimoun, Mimi, era el espejo en el que mirarse: dos etapas en el primer equipo de Estudiantes (1951-52 y 1955-56), con un Campeonato de Castilla (1954) en su palmarés. Sin embargo, los dos hermanos restantes de la familia, Mustafa y Omar, también pasaron por las filas estudiantiles. ¡E incluso uno de sus primos!

Los cuatro hermanos Mimoun (‘Baby’ arriba a la derecha) / Cedida.

Sin embargo, sólo Mimi primero y Baby después lograron la machada de tener un sitio entre los mejores. La gran oportunidad para nuestro protagonista, ser integrante del equipo sénior de Estudiantes, llegaría entre 1959 y 1965. Cogió el testigo de su hermano y maestro a lo grande, con un año marcado en rojo en su trayectoria: 1963. El subcampeonato de Liga y, sobre todo, la conquista de la Copa le marcarían para siempre.

«Ganar al Madrid en San Sebastián fue increíble. En aquella época no había canastas de tres puntos y el resultado fue de NBA: 94-90. El Madrid tenía un gran equipo», recuerda Baby. Su caso fue toda una revolución para la época: «Los americanos no podían jugar, la Copa sólo era para nacionales. Conmigo hicieron una excepción, porque yo nací en el protectorado español de Marruecos y me crié y creé en el baloncesto en Estudiantes. Me había ganado, por méritos de residente y de jugador nacido y criado en España, jugar la Copa».

Réplica de la Copa que ‘Baby’ ganó con Estudiantes en 1963 / Cedida.

De ahí que se produjese el hito que con tanta emoción resalta Mimoun: «Soy el único extranjero que tiene la Copa del Generalísimo de baloncesto. Y el primer africano. En mi época no jugaba ningún otro en la Liga española salvo mis hermanos y yo. Estoy muy orgulloso. Cuando te has criado en el Ramiro desde párvulos… Había que ver cómo nos recibieron los alumnos del colegio cuando llegamos con el autobús».

 


Campeón de África y deportista olímpico


 

Después, llegaron otros momentos profesionales inolvidables a nivel de selecciones. Como la Copa de África ganada con Marruecos en 1965: Baby es el único jugador con nacionalidad española que ha conquistado este torneo (también logró una medalla de plata y otra de bronce). Por desgracia, reconoce que aquellos éxitos no se valoraron lo suficiente en su país natal.

Así reflejó la prensa deportiva el triunfo de Marruecos en la Copa de África de 1965 / Cedida.

Sí tuvo más relevancia su participación en los Juegos Olímpicos de México 1968. «Fue emocionante. Tuve la gran suerte de estar en el Estadio Azteca cuando Dick Fosbury saltó de espaldas por primera vez. Se me puso la carne de gallina al ver eso«, asevera Mimoun. En una época en la que las cámaras de fotos apenas se prodigaban, tuvo la gran suerte de poder compartir una instantánea con toda una leyenda del olimpismo, Jesse Owens.

Selección de Marruecos en México 68 (Mimoun segundo por la izquierda arriba) / Cedida.

Escolta que destacaba más como «acompañamiento» que como anotador y que jugó «un par de partidos interesantes en el Frontón Fiesta Alegre» contra el Madrid, sus logros cayeron en el olvido. Muchos años después, a Baby todavía le apena no haber podido volver a jugar en Estudiantes. Quiso hacerlo una vez que terminó la carrera de Ingeniería Técnica (tuvo que marcharse a Vigo para conseguirlo), pero su ofrecimiento cayó en saco roto: el club se negó a repescarle.

Aquella fue «la gran decepción» de la carrera de Mimoun, que profesa un gran afecto a los colores estudiantiles a pesar de todo (demente, canterano, jugador del primer equipo y veterano destacado en nuestros días). Hoy vive en Casablanca, aunque pasa algunas temporadas en Madrid (su castellano es de nativo) y no pierde detalle de la actualidad del baloncesto español por televisión. Desde luego, espera asistir al derbi copero para reencontrarse con viejos amigos como Vicente Ramos. Además, no puede estar más satisfecho con la evolución de la canasta africana desde sus tiempos de pionero.

Mimoun junto a Jesse Owens en los Juegos Olímpicos de México 1968 / Cedida.

«África tiene un potencial enorme en baloncesto. Hay que ver cómo son físicamente los jugadores. Incluso con una mala alimentación, tienes dos metros y pico en un tío. No tienen la envergadura de un negro americano, pero a los africanos les veo un futuro y un presente muy interesante. En España y donde vayan«, augura. Antes de despedirse, y con la ilusión de una posible sorpresa de Estudiantes en la Copa, Baby lanza un consejo a los jóvenes talentos de su continente: «Para que lleguen a donde deben llegar, tienen que respetar lo que les digan sus entrenadores y ser muy serios con su club». Palabra de leyenda.

Millán Cámara
Millán Cámara
Crecí soñando con contar las gestas de Gasol, Nadal y Contador. El sueño se hizo realidad, sobre todo en las canchas. Años después, pisé unas cuantas, conté las historias de sus habitantes y descubrí que los deportistas, aunque no lo parezca, también son de carne y hueso. Eso sí, nunca se deja de soñar. Ni de aprender. E ir a la contra, marcar la diferencia, nunca está de más
RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

  1. Abdelwahed Bensiamar es otro de esos grandes jugadores cuya calidad nunca fué reconocida como se mereció. No obstante, soy de los que piensa que el reconocimiento más valioso a una persona es la que pueden hacer, no el público o la prensa, sino sus propios compañeros de profesión -en este caso de amateurismo- y esa es mi intención; dejar constancia, cuando aún goza de buena salud y no cuando sea tarde, de la calidad deportiva y humana de este entrañable amigo venido de Nador que estudió y se desarrolló bajo una formación integral, principios y valores comunes a los jóvenes españoles de aquella época, para posteriormente desarrollar su trabajo como ingeniero industrial en su país.
    Shalam alecum, querido Beibi!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz