martes, mayo 21, 2024
Google search engine
InicioBaloncestoCopa del ReyDiarios de Madrid 2019: la final, cargada de pasión, que nadie podría...

Diarios de Madrid 2019: la final, cargada de pasión, que nadie podría haber imaginado

Qué difícil debe resultar ser árbitro. En cualquier deporte, pero en lo que respecta a la final de la Copa del Rey de baloncesto y estos dos últimos años… Si además se enfrentan Real Madrid y Barça, como ha sido el caso, hay aún más dificultad añadida. Ojalá estar metido en la cabeza de los colegiados de la final de este año ahora mismo. Saber qué piensan del encontronazo entre Randolph y Singleton. Y del tapón que se señaló ilegal. E incluso de otras acciones de las que puede que no nos acordemos ahora mismo, pero que también estuvieron ahí. ¿Daría tanto juego la polémica si hubiese habido victoria cómoda por parte local, algo que pudo pasar? No. Tampoco si Llull no hubiese metido la canasta con la que el Madrid forzó la prórroga o si hubiese convertido el tiro que lanzó sobre la bocina del tiempo extra. O si el Barça no hubiese desperdiciado cinco puntos de renta en apenas unos segundos. En fin, quedémonos con lo importante de verdad: qué bonito es el deporte de la canasta naranja.

Su santo patrón, Michael Jordan, cumplía 56 años este domingo. Aunque no se lo crean, el espíritu del mejor jugador de baloncesto de la historia revoloteó por el Palacio de los Deportes madrileño. En plena final copera, se produjo un homenaje, aunque no buscado, al mito. Se lo brindó otro ’23’ de aúpa: Sergio Llull. ¿Recuerdan cómo reaccionó Jordan tras meter seis triples en la primera mitad del encuentro inaugural de las finales de la NBA en 1992? Se giró hacia la posición que ocupaba otra leyenda, Magic Johnson, y se encogió de hombros, como si no supiera a qué se debía su exhibición en el tiro. Volvamos a 2019 para narrar un momento similar a este, con el humorista y presentador David Broncano haciendo las veces del ’32’ de la sonrisa imperecedera.

Hincha más que reconocido de Estudiantes, el conductor de La Resistencia tiene una relación de amor-odio con el jugador franquicia del Madrid. Por los colores, claro (y en la que gana el amor, aun con muchos piques sanos de por medio). De hecho, la cara de pasmo de Broncano durante la final copera de 2017 y tras una jugada exitosa de Llull se hizo viral no hace mucho. Dos años después de aquello, el cómico tuvo una reacción tan épica o más: triple del menorquín y risa a lo ‘Qué bueno es el j…, no puede ser tan bueno’ de Broncano, con Jayson Granger de cómplice, como respuesta. Una suerte de Jordan y Magic castizos, ¿no creen? Por desgracia, uno no pudo fijarse en la cara que puso Broncano en los dos lanzamientos de El Increíble ya comentados.

Sin duda, la jornada de finales de Madrid 2019 dejó momentos en los que hubo que mirar hacia algún banquillo sí o sí. Por la mañana, en el duelo por el título de la Minicopa, el Iberostar Canarias compitió de tú a tú frente al Madrid, gran dominador de esta competición en los últimos tiempos. La ovación que se llevaron los titulares del conjunto insular al ser sustituidos en las postrimerías del encuentro fue meritoria. Pero aún resultó más destacable el gesto de grandeza que tuvo su entrenador, Luca Villena: dar tiempo de juego a todos los chicos. Horas después, el compañerismo también haría acto de presencia con fuerza en la cita de los mayores.

¿Por qué? Era difícil echar un vistazo al banquillo del Madrid y no ver a gente levantándose de sus asientos, inquieta, cada vez que la posesión era blanca. En ocasiones, podría haberse formado un auténtico quinteto con todos aquellos que se ponían de pie para seguir las evoluciones de su gente. Aunque los reyes del buen rollo en el acto decisivo de esta Copa fueron, como no podía ser de otra manera, los actores de Campeones: bailaban, reían, lo observaban todo con una admiración inmensa… Incluso parecía que deseaban salir a la cancha para poder, también, jugar. Es más: el balón llegó a acercarse al sitio donde se encontraban en cierta ocasión, como si quisiera dar rienda suelta a ese deseo.

No se extrañen: vimos un partido taaaaan bueno… Pasión, y ardiente, sobró en ambos equipos. En el Madrid, Llull sacó a pasear la rabia bien a gusto. Como Gustavo Ayón, rendido al éxtasis en ciertos momentos cuando lo normal es verle, dentro y fuera de la pista, muy comedido. Otro tipo de delirio rabioso fue el de Rudy Fernández cuando, lesionado, tuvo que abandonar el campo en pleno último cuarto. Apagón que te crió desfavorable a partir de ese momento. El conjunto azulgrana, que también tuvo sus particulares cortocircuitos destacados, también ejemplificó la rabia con nombre y apellidos: Thomas Heurtel dejó un último cuarto para la historia antes de erigirse en MVP de esta Copa.

Tiene gracia que el Era campo atrás se escuchase con sorna unos cuantos minutos antes de que el arbitraje tomase los mandos de la final. Por otro lado, dos directivos de ambos equipos, Juan Carlos Sánchez por parte del Madrid y Albert Soler por la del Barça, resumieron muy bien cómo nos sentimos todos. En casa, en el pabellón y en cualquier lado: ¡hechos un manojo de nervios! Uno en cada esquina de la cancha, se los comía la inquietud. Pasó tanto en un período de tiempo tan concentrado que resulta muy complicado digerirlo bien del todo. Seas lo que seas en relación al baloncesto, te costará unas horas lograrlo.

Para la historia quedará no sólo el triunfo del Barça. También, por cerrar el círculo rabioso del que hablábamos antes, el Svetislav Pesic más desatado que se ha visto: se movió por la banda andando hacia atrás (uno aún no sabe cómo tal cangrejo no acabó con él de bruces en el suelo), llegó a invadir la pista en los momentos decisivos… No, el técnico azulgrana no nos engaña: el baloncesto le llena tanto o más que hace años. Por mucho que diga que ahora se toma las cosas de otra manera, este deporte le insufla vida. Como al que escribe y a otros tantos. Después de este epílogo copero, ¿cómo vamos a volver a la normalidad así como si nada?

Millán Cámara
Millán Cámara
Crecí soñando con contar las gestas de Gasol, Nadal y Contador. El sueño se hizo realidad, sobre todo en las canchas. Años después, pisé unas cuantas, conté las historias de sus habitantes y descubrí que los deportistas, aunque no lo parezca, también son de carne y hueso. Eso sí, nunca se deja de soñar. Ni de aprender. E ir a la contra, marcar la diferencia, nunca está de más
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz