lunes, mayo 20, 2024
Google search engine

Milagro Kvitova

Petra Kvitova (Bívolec, República Checa, 1990) es zurda y el 20 de diciembre de 2016 sufrió cortes en los cinco dedos de su mano izquierda. Cuando en las Navidades de ese año se encontraba retirada en su casa de Prostejov (en la región de Olomouc), recuperándose de una rotura en uno de los huesos del pie derecho, un ladrón consiguió entrar en la vivienda con un pretexto falso y logró salir con un botín de apenas 200 euros… y una persona marcada de por vida.

En 2011, fue nombrada la mejor jugadora de tenis del año tras ganar su primer Wimbledon (el segundo lo obtuvo en 2014) a María Sharapova (6-3 y 6-4) a la edad de 21, la primera nacida en la década de los 90 en cosechar el torneo de hierba de Londres. Ese mismo año también se hizo con el WTA Championships y la Copa Federación (tiene seis), y alcanzó el que es hasta hoy su mejor puesto en el ranking: 2ª (31 de octubre de 2011). En aquel momento, venía de conseguir la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, tenía 26 años y era la número 11 del ranking WTA, el deportista checo más prometedor desde Tomas Berdych; pero según el cirujano encargado de ejecutar la operación Redek Kerble, las posibilidades de que la mano de Petra se recuperase de forma adecuada para la práctica del tenis eran muy bajas. Más de dos años después de aquel suceso, Kvitova, número 6 del mundo, ha alcanzado la semifinal del Open de Australia y amenaza el puesto número uno del mundo ocupado actualmente por Simona Halep.

«Cuando intenté defenderme, fui gravemente herida en mi mano izquierda. Estoy sobresaltada, pero afortunadamente viva. La herida es grave… Soy fuerte y lucharé”, escribió la tenista en sus redes sociales tras ser víctima de un robo con arma blanca (un cuchillo). Los médicos suturaron los tendones afectados durante una operación que se alargó casi cuatro horas; la mano de Kvitova permaneció vendada los primeros días y las siguientes semanas (en torno a 6 u 8) las pasó con una férula. Petra sintió que le habían quitado el tenis y que dejarlo no había sido su decisión; de un día para otro no podía hacer lo que quería, por lo que vivía. A pesar de las malas noticias que le había comunicado el cirujano, Kvitova no se dio por vencida; es alguien con mentalidad muy positiva, cuentan sus allegados. Su entrenador Jiri Vanek la acompañó en el proceso de recuperación, durante los casi seis meses que pasó sin jugar hasta su esperado regreso el 28 de mayo de 2017 en París, en Roland Garros. Al término del partido, el público de la Philippe Chatrier la ovacionó de pie y la checa por poco contuvo las lágrimas.

“Estoy muy contenta por haber decidido volver a jugar. Me alegro por cómo lo hice, pero realmente no importa cómo jugué. Gané, y lo hice después de lo que pasó”, afirmó emocionada en ese momento a pie de pista. Kvitova trabajó duro durante meses para que llegara ese momento, pero estaba segura de que acabaría llegando ese día. Celebró prácticamente cada pequeño avance de su rehabilitación, mientras combinaba su recuperación con otro tipo de actividades que distraían su mente, como la continuación de sus estudios, para no colapsar. Cuenta su preparador que cuando no podía hacer nada con su mano izquierda, hizo hincapié en la preparación física, y que cuando era capaz de agarrar algo, empezó a sujetar diferentes objetos, como vasos o pelotas. Antes de probar con su mano buena, jugó con la derecha a otros deportes similares como el tenis de mesa o el bádminton. No fue hasta marzo de 2017, tres meses después de la intervención quirúrgica, cuando cogió la raqueta por primera vez. Se sintió extremadamente extraña, como si no fuera su raqueta y como si no fuera su mano. La agarró durante apenas un minuto y poco a poco, en los días posteriores, fue aumentando el nivel de resistencia. Al principio, entrenó con pelotas más blandas de lo normal y golpeándolas desde la red, retrasándose de forma progresiva a la línea de fondo.

Kvitova mano.
La mano izquierda de Petra Kvitova, antes y después de la rehabilitación.

“He ganado mi pelea más grande”, confesó aquella misma tarde sobre la arcilla de París. Había superado el mayor desafío que había tenido nunca. Desde entonces, tras pasar aquel mal trago, solo ha cosechado alegrías. Después de ganar cinco títulos el año pasado, entre ellos el Open de Madrid (los otros fueron en San Petersburgo, Doha, Praga y Birmingham), el 2019 lo ha arrancado con diez victorias consecutivas y con triunfo en Sídney el 12 de enero. Entonces superó al ídolo local Ashleigh Barty, la misma que tampoco pudo con la checa el martes en cuartos de final del Open de Australia (6-1 y 6-4 en 60 minutos).

Considerando la gravedad de las heridas, que no pusieron en peligro su existencia, pero sí su trayectoria profesional, parece un milagro que haya podido recuperar su mejor tenis, o incluso más: analistas presentes en Melbourne creen que su golpeo está siendo tan rápido o feroz como el de cualquier otro tenista del cuadro masculino. Ella, por su parte, considera estar en el mejor estado de forma de su vida. No podrá olvidar lo sucedido en las Navidades de 2016, pero ahora está por primera vez en una semifinal de Gran Slam desde 2014 (la anterior fue precisamente en Wimbledon), el jueves contra la estadounidense Danielle Collins, como dice ella, “la primera en mi segunda carrera”.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Can’t. Stop. Smiling ?

Una publicación compartida de Petra Kvitova (@petra.kvitova) el

 

Marcos Martín Reboredo
Marcos Martín Reboredo
Periodista vigués. No trabaja en el Daily Planet, ha estado en el decano de la prensa nacional y ahora va A la Contra, buscando siempre la mejor opción. Colabora con Radio Marca. Su debilidad no es la kryptonita, sino la Cultura y el Deporte, pero en el buen sentido. No vive en Smallville. Su nombre no es Clark Kent, tampoco es Superman, solo es periodista.
RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

  1. Muy buen artículo.Estuve leyendo el relato con mucha atención.Me impresionou su voluntad para superar el problema y conseguir metas hasta antes inalcanzables.Muy buen trabajo Marcos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz