lunes, mayo 20, 2024
Google search engine
InicioDeporte USADoncic y Durant: ¿estudias o trabajas?

Doncic y Durant: ¿estudias o trabajas?

El pasado 18 de noviembre se escucharon las siguientes declaraciones en los pasillos del American Airlines Center (pabellón de los Dallas Mavericks): “Tiene grandes capacidades, es muy habilidoso y se nota que ha jugado al baloncesto profesional”. Fue el propio Kevin Durant quien le dedicó estas palabras a Luka Doncic tras su primer enfrentamiento en la NBA.

Casi dos meses después, la opinión de la estrella de los Golden State Warriors ha cambiado por completo. Tras el segundo partido entre ambos equipos, Durant se volvió a dirigir hacia el joven Doncic, pero esta vez sin tanto romanticismo. “Él ya jugaba y aprendía en la segunda mejor liga del mundo sin tener que ir a clase. Eso le da ventaja y se nota que no es inseguro, no tiene miedo en los momentos importantes”

En todo este tiempo, debe haber algo que no le ha gustado a Kevin Durant. A lo mejor, que Luka Doncic, de momento, le esté arrebatando una de las plazas en el quinteto titular del All Star.

En la NBA, con 19 años, cualquier jugador puede ser seleccionado en el Draft. De hecho, la gran mayoría da el salto a la NBA tras pasar solo un año en la universidad. En cambio, en otro deportes americanos como la NFL, al menos tienen que haber cumplido tres años del ciclo universitario (21 años). El caso de Durant fue exactamente igual: cuando finalizó su etapa de instituto, KD continuó con su formación universitaria un año y, años más tarde, tras su llegada a la NBA, Durant se graduó en Derecho por la Universidad de Texas.

Puede que Kevin Durant haya pecado de cierto cuñadismo, si me permiten el término, al hablar del aprendizaje que tuvo Luka Doncic. Los canteranos del Real Madrid que no residen en la capital están inscritos en el colegio SEK de Villafranca del Castillo. Los futuros baloncestistas cumplen un estricto horario desde que se instalan en la residencia de Valdebebas. Todos se levantan a las 6:30h de la mañana para ir a entrenarse. Horas más tarde viajan al colegio donde estudian durante 6 horas diarias, como cualquier chico de su edad. Posteriormente, regresan a la residencia de Valdebebas donde pasan la tarde estudiando y, en los casos que sea necesario, en clases extraescolares de refuerzo. Cuando terminan sus horas de estudio, concretamente antes de cenar, realizan la última sesión de entrenamiento.

En el caso de Luka Doncic, tuvo que asistir a clase hasta segundo de Bachillerato, en ese momento decidió dejar los estudios por la incompatibilidad que le suponía estar con el primer equipo. Pero a diferencia de Durant, el esloveno asistió desde su llegada a clases extraescolares de español para poder ponerse al nivel de sus compañeros. En tres meses, el exjugador blanco dominaba el castellano básico. Con 14 años, ya se mostraba en redes sociales orgulloso de sus calificaciones.

 

 

Puede que Luka Doncic dejase a un lado los estudios y se centrara en el baloncesto como dice Durant, pero ¿cómo es la vida estudiantil del deportista en los Estados Unidos? Miguel Mallo, preparador físico en la Fundación Atlético de Madrid y, que además estudió en la Red Lion Christian Academy (Delaware), relata cómo vive el deportista en los Estados Unidos. «Los alumnos tenemos que coger asignaturas al principio del curso. Los que estamos en un equipo de fútbol, baloncesto o fútbol americano tenemos ventajas a la hora de elegir las asignaturas. Podíamos escoger las más sencillas o las que más nos convenían». 

Cuando hablamos de cómo es el día a día para el estudiante resalta la facilidad que tiene el deportista en los institutos: «No es que nos lo regalasen, pero disponíamos de más facilidades. Había estudiantes normales que si no entregaban los deberes o trabajos tenían problemas, pero yo que no entregué alguno y no recuerdo haber tenido ningún problema». A la hora de entrenarse, por encima de los profesores destaca la figura del entrenador, como cuenta Miguel Mallo: «Si los días previos a un partido, el entrenador consideraba que teníamos que entrenar, faltábamos a clases y nadie nos decía nada. Se dan muchas facilidades al deportista, pero allí es la prioridad».

Al comentar las famosas palabras que Kevin Durant le ha dedicado a Doncic Miguel se ríe. «Es algo que cuando lo he visto me ha hecho mucha gracia, porque allí el deportista goza de un trato tremendamente favorable. No es comparable estudiar siendo deportista, que sin serlo y eso allí todo el mundo lo comenta». En cierta medida entiende que el plan estudiantil sea así: «Allí buscan potenciar al deportista». 

A nivel universitario, Miguel Jiménez jugó durante cuatro años para el Missouri Valley College. El futbolista explica que «los deportistas están muy valorados porque representan a la universidad, pero que nadie te regala nada. Durante la temporada (agosto-diciembre) solíamos coger las asignaturas de menos carga lectiva y, cuando la temporada terminaba y la carga de entrenamientos era menor, aprovechábamos para cursar asignaturas más complejas». En ningún momento recuerda no haber entregado un trabajo, pero sí que reconoce: «Si teníamos que competir, podíamos entregarlo más tarde, pero porque nos pasábamos viajando y compitiendo tres días».

Miguel Jiménez resalta la importancia que le dan al deportista en las universidades: «No es como en España, que te la juegas en una o dos oportunidades. Aquí tienes más oportunidades para aprobar, pero tienes que estudiar y ser algo constante; si no apruebas, el entrenador no te deja jugar». Siendo una futura superestrella, la situación cambia un poco: «Si eres como LeBron James, a lo mejor si que te ayudan un poco más». En un caso contrario al que podría haber tenido la estrella de los Lakers, Jiménez explica que «la única ayuda que te podría llegar sería en un supuesto caso en el que estuvieses en un suspenso muy justo y pudiesen ayudarte a aprobarlo, pero insisto, nadie te regala nada».

El lado opuesto a Miguel Jiménez es la historia de Josh Gordon, uno de los jóvenes más prometedores del fútbol americano y que recientemente ha tenido que abandonar la NFL por sus problemas de adicción. Gordon, que estudió sus dos primeros años de carrera en la Universidad de Baylor, jugó 22 partidos de los 28 posibles. En su etapa estudiantil, el exreceptor de los Cleveland Browns reconoció haber jugado borracho o drogado alguno de los partidos universitarios. También reconoció que sus profesores y entrenadores habían tapado algunos de sus escándalos. Finalmente, el jugador tuvo que abandonar la universidad debido a sus adicciones. Pero durante dos años, al jugador nacido en Texas le permitieron acciones que no le aceptarían en cualquier alumno.

LeBron James, al igual que Luka Doncic, no asistió a la universidad. En su documental More than a Game, se ve como el jugador franquicia de los Lakers nunca fue un buen estudiante, de hecho se tuvo que mudar a casa de un amigo para poner cierta estabilidad a su perfil académico. No por ello, King James ha tenido más facilidades para llegar al nivel que muestra día a día. Como muchos otros novatos de la NBA, tuvo que dar madurar antes y soportar la presión de un gran equipo. Otra estrella de la NBA como Kyrie Irving, que estudió un año en Duke, una de las universidades más exigentes con el tema académico, llegó a decir que la tierra era plana.

Cada camino tiene su complejidad. Por un lado, puedes seguir estudiando y sacarte una carrera. Esta bien asegurarte un futuro, porque en el deporte nunca se sabe. Por otro lado, también está el caso de Doncic. El base esloveno tuvo que dejar los estudios por el nivel de exigencia que conlleva ser profesional, pero tuvo que madurar mucho antes que cualquier jugador a su edad. En cambio, Durant terminó estudiando una carrera tras llegar a la NBA y desarrolló otras capacidades. Pero en ningún caso, un camino es mejor que otro.

Luis Bustos
Luis Bustos
Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz