martes, mayo 21, 2024
Google search engine
InicioCulturaSeriesLas mejores series de 2018

Las mejores series de 2018

Dentro de pocos meses, nuestra existencia será un poco menos placentera. Con la ansiada primavera llegará el final de Juego de Tronos. Muchos años de disfrute, reuniones clandestinas, gritos de alegría y llantos quedarán ya enterrados en nuestra memoria. Recordaremos Poniente toda nuestra vida y estoy convencida de que seguiremos viajando a lo largo y ancho del Mar Angosto durante muchos años. El legado de G.R.R Martin está en nuestras manos y tenemos la obligación de expandir su obra y su mensaje a través de las generaciones venideras antes de que nos corten la cabeza y la claven en una pica.

Dejando el dramatismo de lado, en este 2018 no hemos pasado demasiada hambre delante de la televisión. Ha sido un año donde las continuaciones han llenado el hueco de estrenos poco sobresalientes o llamativos salvando algunas excepciones y donde España ha empezado a hacerse un hueco en la ficción televisiva internacional gracias a unos cuantos monos rojos y a unas máscaras de Dalí. Reconozco también que he tenido que dejar fuera muchísimas series que me han regalado momentos inolvidables este año (Fariña, Maniac, Bodyguard, The Good Fight, The Handmaid´s Tale…), pero la idea es hacer una breve lista y no un papiro interminable. Sin más dilación, me  dispongo a contaros cuáles han sido esas series que más me han hecho disfrutar en este 2018. Si tienen poco tiempo y han de elegir el primer plato, empiecen por Heridas abiertas, y denle a Amy Adams un sonoro Emmy y un brillante aplauso.


The Terror


Para todos aquellos que se dejen llevar por el título, aviso, The Terror no es una serie de terror. Es el nombre de uno de los dos barcos en los que viajan unos expedicionarios en el año 1845, en busca de una nueva ruta comercial a través del Ártico. The Terror generó muchísimas expectativas antes de su estreno y la serie es buena, muy buena, de un calado emocional a la altura de Ridley Scott.  The Terror es una gran obra, una superproducción de una calidad espectacular. La maestría de los diálogos en medio del hielo y el hecho de que se deje de temer a los monstruos de ahí fuera para empezar a temer al monstruo que cada uno llevamos dentro —algo muy parecido a lo que ocurre en The Walking Dead— hacen que la serie se vuelva perturbadora, profunda, imprescindible. Cojan el abrigo, porque van a pasar mucho frío.


Killing Eve


HBO volvió a llevarse el gato al agua con este maravilloso experimento. Killing Eve ha sido sin duda la revelación de la temporada y nos ha regalado a dos de los mejores personajes femeninos del año. Necesitamos charlar un ratito sobre Sandra Oh y  Jodie Cormer. La primera está sencillamente sensacional interpretando a una detective con un sexto sentido, que juega con su moral y con su instinto mientras se balancea por una delgada línea entre el éxito y el caos. En la otra esquina del cuadrilátero, Cormer, la asesina más original que ha conocido la televisión en los últimos años. El clásico juego del gato y el ratón pero «feminizado», que ya era hora. La trama es divertida, llamativa, adictiva. A veces, chocan un poco ciertos clichés políciacos con la normalidad del personaje de Oh, pero la tensión en la historia y entre los dos cuerpos de las protagonistas son una droga deliciosa. Caigan en sus brazos y sean felices.


La maldición de Hill House


Todo, absolutamente todo lo que ocurre en La maldición de Hill House está perfectamente pensado, construido,  ejecutado y justificado. La serie no cae en la trampa de resumir el terror a un par de sustos y apariciones, el terror se puede palpar en cada esquina, en cada detalle, en cada una de las mentes de los personajes. Lo importante en Hill House es aquello que se intuye, no aquello que se ve, y no hablo precisamente de fantasmas. No sé si a los que habéis visto la serie os pasará lo mismo que a mí, pero me dan más miedo los vivos que los muertos; los recuerdos, que lo sobrenatural, el pasado y lo que ocurrió en él, que el propio presente. El miedo no es una estrella fugaz en La maldición de Hill House, es un lastre que llevas cosido a los talones capítulo tras capítulo. Así es como la serie de Netflix ha conseguido traspasar la pantalla, con una buena dosis de drama familiar y miedo que juega con nuestros sentimientos y nos sumerge en un estado de sugestión continuo. Se recomienda consumir con compañía, con la luz encendida y en pequeñas dosis.


Heridas abiertas


Me pongo de pie para recibir a la que para mí, es la mejor serie del año. Sin haber podido digerir todavía su espectacular y sorprendente final —advierto que deja secuelas—, todavía sueño con la mirada perdida de Camille, la protagonista de Heridas abiertas que interpreta la sobresaliente Amy Adams. Camille es una periodista con tendencias suicidas y problemas con el alcohol que vuelve a su pueblo natal en la América más profunda para investigar el asesinato de dos adolescentes. Si la tensión en Hill House tiene forma de miedo, la de Heridas abiertas tiene forma de trauma, de un intrincado laberinto psicológico. Una relación tormentosa con una familia sacada del circo de los horrores y una banda de pueblerinos sureña con oscuros secretos e intenciones son el caldo de cultivo perfecto para que Adams despliegue todo su potencial como maestra de la interpretación a flor de piel. La cicatriz que te deja Heridas abiertas no te provoca picores cuando cambia el tiempo, te persigue mientras duermes.


Jessica Jones (T2)


Muchos consideraron que el regreso de Jessica Jones no estuvo a la altura de lo que habíamos visto en la primera temporada. Si tenemos en cuenta que Kilgrave ya no la atormenta y que no hay villano alguno en esta segunda tanda de problemas, podríamos considerar que la serie cojea. Sin embargo, queridos amigos, nuestra fabulosa Jessica se basta para mantener la serie a flote de una manera brillante. No solo Jessica se supera a sí misma, su amiga Trish, interpretada por Rachael Taylor, da rienda suelta a su imaginación y se lleva también gran parte de los aplausos de esta segunda temporada. Trish tira del hilo que lleva al pasado de Jessica, a lo que ocurrió en el accidente en el que (supuestamente) murió toda su familia. Y hasta aquí puedo leer. Jessica se vuelve todavía más oscura y si en la primera temporada buceamos a través de sus traumas, en la segunda lo haremos atravesando su corazón, lo que la hace mucho más vulnerable e impredecible. Jessica Jones para servirles.


American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace


En este comentario no voy a hablaros de Ryan Murphy. Ni de Gianni Versace. Ni de Penélope Cruz o Ricky Martin. Voy a utilizar estas líneas para ensalzar únicamente a Darren Criss. De hecho, yo le habría cambiado el nombre a la serie, sin ninguna duda. Su interpretación de Andrew Cunanan lo absorbe absolutamente todo. Es el protagonista total de la serie se mire por donde se mire, algo que, según dicen, no hizo demasiada gracia a la familia Versace. La creación de Ryan no pretende ser un biopic de la vida del modisto italiano, yo la entiendo más como una construcción perfecta del perfil psicológico de Andrew Cunanan, y por eso, la serie triunfa. Porque Cunnanan es magnético, perturbador, insaciable. La caracterización de los personajes (ver a Pe convertida en Donatella Versace no tiene precio) y la tarea de investigación alrededor de la vida de Cunanan son exquisitas. Darren se empapa con toda la esencia de Cunanan y nos regala una de las interpretaciones del año. Viajen con él a Miami Beach, espero que sobrevivan al intento.


Arde Madrid


Irreverente, apasionada, un derroche de personalidad. Podría estar describiendo perfectamente a Ava Gardner, pero da la casualidad de que el carácter de la diva de Hollywood sirve perfectamente para explicar qué hace grande a Arde Madrid, la serie creada por Paco León y Anna R. Costa que ha revolucionado el final de año en Movistar +. Arde Madrid es uno de los animales más bellos del 2018. Viajamos a la España oprimida y en blanco y negro de los 60, más concretamente, a Madrid, un lugar donde Ava Gardner encontró la liberación y el placer en las noches capitalinas. Pero mientras Ava se quitaba el collar de diamantes de su cuello, el pueblo trataba de quitarse el yugo que le cortaba la respiración. Ese contraste queda perfectamente interpretado por Ana Mari (Inma Cuesta), Manolo (Paco León) y Pilar (Anna Castillo), sirvientes y pueblerinos, los verdaderos protagonistas de esta historia. Y no es nada fácil dejar a la mismísima Ava Gardner (Demi Mazar) como segundo plato. Todos los personajes de Arde Madrid son tratados por igual, construidos a imagen y semejanza los unos de los otros y eso les hace más reales, más humanos, menos intocables. Presenciamos sus costumbres, sus manías, su defectos, su excesos, un sinfín de escenas cómicas y dramáticas que construyen un relato apasionante y extremadamente divertido.


Daredevil (T3)


El demonio de Hell´s Kitchen volvió por todo lo alto. No lo hizo saltando de azotea en azotea, ni tampoco dando palizas en callejones oscuros, volvió para volverse loco, para nadar en las profundidades de su mente y encontrarse de repente y de frente con Wilson Fisk. El regreso de uno de nuestros villanos favoritos ha sido el motor de esta maravillosa tercera y última temporada (incomprensible decisión por otra parte). La tensión narrativa de cada uno de los capítulos, con un enfrentamiento entre Matt y Wilson que nunca llega pero siempre puede sentirse cerca y el desarrollo y evolución del personaje de Karen Page son algunos de los motivos por lo que recomiendo encarecidamente que se disfrute lentamente, no solo de la tercera temporada, sino de todo lo que nos ha dado Daredevil, la mejor serie de superhéroes creada hasta la fecha.


The Americans (Final)


He tenido que dejar fuera a muchas candidatas para poder meter a The Americans en esta lista, y no lo he hecho por su última temporada, sino como homenaje a toda la serie en sí. Porque me ha roto el corazón. El castigo mayor para Elizabeth y Philip Jennings, dos espías de la KGB que sostienen un matrimonio «falso», no es la cárcel, no reciben el merecido por sus crímenes. Su castigo no es una condena a muerte, es algo mucho peor, regresar a Rusia vivos, pero perdiéndolo absolutamente todo. No se me ocurre peor ni mejor final para una serie poco aclamada por la crítica y poco valorada por el público. Para mí,  The Americans es casi perfecta. Siguiendo la línea de los grandes personajes femeninos que nos ha dejado el 2018, no pierdan detalle de la evolución de Elizabeth, sencillamente impresionante. Creo que en The Americans no se nos da un minuto de descanso, la serie es una prueba de resistencia. Cierren los ojos y déjense llevar hasta la Guerra Fría, no van a tener mejores guías que Elizabeth y Philip Jennings.

Irene García
Irene García
Periodista. Intento de guionista, así que escribo mucho, aunque no siempre bien. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. Deporte. Cultura. Viajes. Me bato en duelo con cualquiera por defender a Batman y 'La La Land'. Viví dos años en Buenos Aires y por eso tengo mucha paciencia. Subdirectora de A La Contra. Emperatriz de la batcueva.
RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz