martes, mayo 21, 2024
Google search engine
InicioOcioVideojuegosSpyro Reignited Trilogy: el triunfo de la nostalgia

Spyro Reignited Trilogy: el triunfo de la nostalgia

Una de las múltiples conclusiones que se pueden sacar de la actual generación, que afronta el tramo final de su ciclo aunque demuestra que tiene cuerda para rato, es que echar mano de todo lo que se ha publicado con anterioridad se ha convertido en un recurso muy útil para todas las compañías.

Esto no demuestra una escasez de ideas sino que aquellos títulos que lograron un notable éxito de crítica y ventas son socorridos a la hora de conseguir nuevos seguidores e incluso a aquellos que los disfrutaron de lo lindo con dos o tres consolas de diferencia.

En este sentido, siempre ha habido un halo de nostalgia que ha rodeado a la primera Playstation y su último ejemplo es la puesta a la venta de la versión Classic con 20 títulos de siempre mañana 3 de diciembre. Precisamente a esta generación pertenece nuestro protagonista en el día de hoy, un entrañable dragón morado que responde al nombre de Spyro y que viene con la intención de conquistar nuestros corazones, tarea para la que parece perfectamente capacitado.


Veinte años no son nada


Tal como rezaba la canción, es el tiempo transcurrido entre la publicación de la primera entrega de nuestro dragón favorito y el trabajo que ha hecho Toys for Bob y solo podemos tener la sensación que ha sido para mejor a la hora de recuperar emociones que quedaron atrás en nuestro pasado como jugadores e incluso incrementarlas.

Porque la labor que se ha llevado a cabo para recuperar esta trilogía compuesta por Spyro: El dragón, Spyro 2: En busca de los talismanes y Spyro 3: El año del dragón no ha sido una actualización y listo, sino que se ha llevado a cabo un remake de arriba abajo tal como ha ocurrido recientemente con Crash Bandicoot o Shadow of the Colossus, por poner algunos fabulosos ejemplos, y sucederá en el futuro con el Resident Evil 2 el próximo mes de enero o la primera aventura de Sir Daniel Fortesque en Medievil más adelante en 2019.

El punto de partida es tremendamente sencillo y es que Spyro deberá rescatar a los dragones petrificados durante el transcurso de nuestras aventuras mientras avanzamos por los distintos niveles abriéndonos paso con el aliento de fuego, la furiosa carga con los cuernos por delante o planeamos mientras se descubren joyas y distintos coleccionables que nos proporcionarán una veintena de horas con facilidad e incluso doblamos esa cantidad si somos de los que queremos completar todos los desafíos al 100%.

Lo cierto es que el mimo y la atención al detalle que se ha conseguido es maravilloso pese a alguna caída en la tasa de frames que hemos podido experimentar aunque no supone un contratiempo a la hora de disfrutarlo. La paleta de colores está repleta de escenarios deliciosos y que han sido perfectamente recreados partiendo del original, mientras pasamos del verde de las planicies, al rojo intenso de los mares de lava e incluso las fases submarinas que nos proporcionan una variedad de juego muy de agradecer.

Tanto Spyro como el resto del carismático elenco lucen mejor que nunca, con un sentido del humor que los hace entrañables y el conjunto en sí roza el sobresaliente, siendo testimonio de la gran labor que se ha hecho a la hora de recuperar este clásico imperecedero.

Cabe resaltar el hecho de tener que reservar un hueco no pequeño de nuestras consolas, ya sea para el sistema Playstation 4 o Xbox One, y que vino rodeado de la polémica previa de no incluir los tres juegos en el mismo disco, pero esto no supone una penalización en sí para nosotros aunque resulte triste que algunos se hayan cerrado en banda por todo esto y no disfruten de su magia, que es precisamente lo que se ha conseguido.


Conclusiones


No se puede negar que el trabajo realizado por los chicos de Toys for Bob ha sido excelente a la hora de recuperar el espíritu de Spyro para la época actual, volviendo a ofrecernos la experiencia sublime que es la trilogía original protagonizada por nuestra mascota preferida.

Por último, hay que destacar que otro de los grandes méritos del éxito conseguido es volver a situar a Spyro en el contexto actual, tal como ha ocurrido como los remakes de Crash Bandicoot o Ratchet & Clank, auténticos mitos de los videojuegos y que pueden ofrecernos aventuras en un futuro no muy lejano.

Es verdad que este género puede quedar algo desfasado en este panorama actual de juegos de mundo abierto más o menos definido con innumerables misiones secundarias o multijugadores que nos absorben durante horas y horas, pero hay hueco para todo y sí que lo que buscas es una propuesta entrañable para el género de plataformas que conseguirá sacarte multitud de sonrisas mientras pasas un rato divertido, la triple entrega de Spyro es un regalo ideal para la época navideña que se nos echa encima.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz