lunes, mayo 20, 2024
Google search engine
InicioDeportesBaloncestoPitino, Giannakapoulos y Panathinaikos: una historia de dos rombos

Pitino, Giannakapoulos y Panathinaikos: una historia de dos rombos

Antes de relatar quién es Rick Pitino y quién es el presidente que le ha contratado, hay que advertir, como si de una película cargada de violencia se tratase, que esta historia no está recomendada para menores de dieciocho años. Incluso, me atrevería a colocar en la parte superior de este artículo dos rombos (como hacía antiguamente TVE para indicar que el contenido de su programación no era apto para menores).

Con tan solo 64 años de edad, varios medios estadounidenses aseguraban que la carrera del entrenador Rick Pitino estaba acabada. Un currículum inmaculado como entrenador universitario, pero manchado por grandes escándalos extradeportivos. Durante años, Pitino fue considerado el mejor técnico universitario de los Estados Unidos. Consiguió dos campeonatos de la NCAA, uno con la Universidad de Kentucky (1996) y otro con la Universidad de Louisville (2013). Además llegó con tres universidades diferentes a la Final Four de la NCAA (3 con Kentucky Wildcats, 3 con Louisville Cardinals y 1 con Providence College).

Su último título como entrenador (2013) fue lo que le llevó a que en 2016, año en el que varios medios le consideraban acabado, terminase despedido y sin poder entrenar en la NCAA. Durante su etapa en Louisville, Rick Pitino fue acusado junto a Andre McGee, exjugador de Louisville Cardinals y asistente del programa de jugadores de baloncesto de Rick Pitino entre 2010 y 2014, de pagar bailes y actos sexuales a jugadores y futuros jugadores para convencer a los jóvenes de aceptar el programa universitario de Louisville.

Esta historia saltó a la luz cuando Katina Powel, bailarina y autodenominada madame, denunció haber recibido cuantiosas cantidades de dinero para que varias mujeres bailasen y mantuviesen relaciones sexuales con jugadores de los Cardinals. La denuncia llegó primero a la NCAA, pero la organización le quitó importancia. Meses más tarde, Katrina Powel contó su historia ante los medios y fue cuando FBI y NCAA realizaron la investigación. La organización le quitó el título a Louisville Cardinals y el entrenador Rick Pitino fue sancionado con cinco partidos, los cuales no llegó a cumplir porque la Universidad de Louisville decidió despedirle de su cargo.

Esta podría ser la única mancha de Pitino en su currículum, pero no acaba aquí. Años atrás, Rick Pitino había tenido otras polémicas en torno al sexo. En 2009, el entrenador llevó a juicio por extorsión a Karen Cunagin Sypher (la mujer del encargado de material de la Universidad de Louisville). El técnico recibió amenazas por parte de Sypher sobre sacar a la luz un aborto sufrido a raíz de una relación sexual con él. Durante el juicio, el técnico declaró para restar importancia al suceso que “Tan solo habían sido 15 segundos”. Sypher fue condenada a 26 años de cárcel por extorsión y Pitino, que está casado, fue sancionado por la Universidad de Louisville al saltarse los códigos de conducta y moralidad.

Hasta aquí, la historia contaría con un rombo: el entrenador Rick Pitino. El otro rombo sería el actual presidente encubierto del Panathinaikos: Dimitros Giannakopoulos. Le describo como encubierto, porque desde diciembre de 2014 no es presidente del club, pero en la sombra y en sus redes sociales ha demostrado que la figura del presidente Manos Papadopoulos (actual presidente) es meramente representativa.

Con 44 años, CEO de la farmacéutica más importante de Grecia y dueño del Panathinaikos, uno de los equipos más clásicos del baloncesto europeo, el trébol podría lucir con orgullo tal propicia situación. Pero la realidad es muy diferente, porque en este club impera la locura. Acusar a la Euroliga de  ser una mafia, amenazar con sacar al equipo griego de la competición europea o enviar a muchos medios nacionales e internacionales una tesis sobre una conspiración de la Euroliga contra su equipo, son las acciones normales en su día a día.

El 20 de marzo de este año, Dimitros Giannakopoulos envió a varios medios un dosier acompañado de una carta firmada por él y con un CD negro bajo el título “Wrong Decisions” (Malas decisiones). Tanto en el dosier como en el disco, había una tesis que desarrollaba una explicación de los malos arbitrajes, el sospechoso calendario del equipo griego y los beneficios de la liga a favor de Olympiakos, Real Madrid y Fenerbahçe. Además exigió a la liga europea que revisase las cuentas corrientes de los árbitros por sus fallos contra su equipo, tras un partido contra el F.C. Barcelona en 2013.

De las muchas sanciones que colecciona el mandamás de Panathinaikos destaca una en concreto. La Euroliga le prohibió la entrada a los partidos europeos durante un año por confesar “odio eterno” a Obradovic y, posteriormente, comentar en redes sociales: “Voy a follarme a todos los hinchas turcos hasta que sangren”. La sanción se quedó reducida en 6 meses y tuvo que pagar una multa de 50.000 euros, que terminó siendo de 60.000 tras incumplir la sanción en un partido contra Olympiakos.

Sus polémicas declaraciones no paran aquí. En 2015, recriminando, según él, la mala actuación del árbitro en un encuentro contra el CSKA, se dirigió hacia el colegiado gritándole: “Te mataré, no saldrás vivo de Grecia esta noche. Te lo prometo, te mataré, mataré a tu familia, me follaré tu madre, a tu mujer y a tus hijos delante de ti”. De forma similar, se dirigió a Spanoulis, tras un derbi liguero contra Olympiakos: “Te mataré a ti y a tu familia, me follaré a tu madre. Mataré a tu esposa y a tus hijos. Jodido bastardo”.

Pero cuando su cabreo no es culpa de los árbitros o de la estrella del equipo contrario, Dimitros Giannakapoulos también ha sido duro con sus jugadores. El año pasado, tras ver como el Panathinaikos perdía contra el Fenerbahçe, castigó a su plantilla. El avión que les llevaba de regreso a Grecia no despegó y obligó al equipo a volver en autobús. 1.100 kilómetros y 12 horas de viaje tuvo que hacer la plantilla para regresar a casa.

Giannakapoulos sería el segundo rombo de esta historia. Ahora técnico y presidente se juntan en Grecia y juntos forman la pareja de los ya míticos dos rombos. Así que ya saben, si tienen hijos, acuéstenlos, porque lo que pueda suceder a partir de ahora en Atenas no es apto para los niños.

Luis Bustos
Luis Bustos
Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.
RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz