sábado, junio 15, 2024
Google search engine
InicioLiga SantanderReal MadridLa importancia de llamarse Vinicius

La importancia de llamarse Vinicius

Si usted, estimado lector, es inglés y tiene por nombre James, enhorabuena. Sus opciones de triunfar en la vida son mayores que si se llamara John. Hago extensiva la felicitación a las Elizabeth; sus opciones de prosperar se verían reducidas si se llamaran Helen. En Estados Unidos el privilegio es haber sido bautizado como Benjamin o Alexandra; peor lo tienen los Justin y las Amber. Así lo determinó una de esas universidades dedicada al estudio de interesantísimos conocimientos inútiles, en este caso la Bloomberg University de Pennsylvania.

Es un hecho demostrado que los nombres nos definen y condicionan por razones culturales y sociológicas. Si el nombre en cuestión se asocia a un artista de moda, se activará de inmediato un prejuicio social: tendemos a pensar que los hijos de familias menos pudientes son los que reciben los nombres más peculiares. Por el contrario, nombres con inspiración clásica o literaria suelen relacionarse con familias cultas.

En España hemos asistido a la proliferación de bebés que fueron bautizados como Kevin en evidente homenaje al actor Kevin Costner, especialmente fértil (valga la expresión) a finales de los 90. Actualmente, según la Estadística del Padrón Continuo (fecha 1 de enero de 2017), en España hay 15.000 varones que se giran cuando alguien dice Kevin; su media de edad es de 17 años. La cantidad ha decaído (Lucas es el nombre de moda), pero el fenómeno es recurrente. Maverick Viñales es un buen ejemplo. Su nombre es consecuencia del impacto que causó la película Top Gun (1986), en la que Tom Cruise (Maverick) interpreta a un intrépido piloto de cazas. Actualmente, además del piloto de MotoGP, hay censados 134 Mavericks.

Siempre suele existir un motivo desencadenante que explica la irrupción de un nombre poco común, generalmente de tipo cinematográfico o deportivo. Según el citado Padrón, hoy en día se contabilizan 34 individuos que responden al nombre de Zidane; tienen una media de quince años y no vieron el histórico gol de Zizou, aunque sus padres sí, hasta el punto de que se llevaron un recuerdo. Son más todavía (46) los individuos registrados como Zinedine, cuya edad media no supera las nueve primaveras, lo que nos una idea del eco que alcanza un gran gol.

Si el nombre del ídolo tiene una adaptación fluida al castellano, las repeticiones se multiplican. Hay 14.000 niños en España que tienen por nombre Leo y no superan de media los cuatro años; 2.537 fueron registrados en Barcelona y 2.060 en Madrid. De los 784 inscritos como Lionel, una mayoría reside en Las Palmas (199).

Según el nombre que recibe una persona se generan unas expectativas u otras. Es obvio que de los Zinedines se esperará una destreza especial en el fútbol y es fácil imaginar la frustración que puede significar para esos niños ser jugadores mediocres o directamente malos. Si ya es duro sentirse excluido de los partidos del recreo llamándose Manolo, calculen la tristeza si tu nombre es Zinedine.

La etimología y la resonancia también influyen en el carácter. Tomemos como ejemplo un nombre de moda, Vinicius. Las raíces latinas de la palabra nos llevan a vinicius, el que produce vino, aunque también podría proceder de venire, el que viene. El apelativo fue popular en la Roma clásica. Marco Vinicio (Marcus Vinicius, en latín) fue el primer Vinicius que alcanzó la fama. Lo hizo como cónsul romano y conspirador en el asesinato de Calígula, emperador de costumbres disolutas que nombró cónsul a su caballo Impetuoso (no confundir con Imperioso). Marco Vinicio murió asesinado por orden Mesalina, de la que había sido amante, al igual que muchos de sus conciudadanos.

El siguiente Marco Vinicio en alcanzar la popularidad lo hizo como protagonista en Quo Vadis, el clásico de Hollywood. Aunque no imaginamos a los padres de Vinicius Júnior motivados por un péplum. Lo más probable es que su inspiración les llegara del poeta, escritor y diplomático brasileño Vinicius de Moraes (1913-1980), una figura clave de la música y la cultura popular de Brasil. De Moraes fue uno de los creadores de la bossa nova en compañía de Antonio Carlos Jobim y suya es la letra de La Chica de Ipanema, una de las tres canciones más versionadas de la música contemporánea junto a Bésame Mucho y Yesterday.

La popularidad de Vinicius de Moraes es la razón principal por la que en 2010 se contabilizaron 300.000 brasileños inscritos con Vinicius como primer nombre. No obstante, según los datos de BabyCenter Brasil, llamarse Vinicius pierde vigencia y en 2015 fue el 35º nombre más utilizado en registros y bautizos; los más usados son Miguel, Arthur, Davi, Pedro y Bernardo.

En España hay 181 personas de nombre Vinicius, repartidas entre Barcelona (42), Madrid (38), Baleares (13), A Coruña (8), Murcia (7), Valencia (7), Tarragona (6) y Lleida (5). Es seguro que a todos ellos les mencionan a cada rato al jugador del Real Madrid, con chistes presumiblemente malos. La traslación castellana del nombre, Vinicio, es compartida por 62 varones, mientras que los Benicios son 226 y los más castizos Venancios alcanzan los 3.235, con una media de 65 años.

Valga esta aproximación estadística y etimológica para observar el prodigio Vinicius desde otra perspectiva. A falta de confirmar su eclosión deportiva, el chico está avalado por un de patricio romano que suena a bossa nova. No es mal comienzo.

Juanma Trueba
Juanma Trueba
Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS hasta que le tiraron del tren. Luego se lanzó a una aventura a la que puso por nombre A la Contra. Y en ella sigue.
RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras