sábado, mayo 18, 2024
Google search engine
InicioFútbolLibertadoresLevántala y no morirás nunca

Levántala y no morirás nunca

El titular parece un mensaje directo al whatsapp personal de uno de los capitanes, Ponzio o Gago. No diremos que no lo ha sido, porque podría ser cierto. También funcionaría como impulso para los propios clubes, aunque ahí los mails corporativos lo hagan todo más impersonal. Suele decirse que no hay un partido comparable a un River-Boca, o viceversa. Si eso es cierto, sepan ustedes que nos encontramos en las horas previas a una excepción dentro de otra: nunca ha habido un River-Boca como éste, tan rotundo en sí mismo, tan eterno e inmortal para quien levante esta Copa. ¡Quién tuviera una entrada para estar esa tarde en el Monumental! Y quién, teniéndola, hubiera podido sortear obligaciones a un océano de distancia para vivirlo en persona y no olvidarlo nunca…

Boca Juniors ha puesto rumbo al hito de alcanzar las siete Libertadores, que ya posee Independiente de Avellaneda -el más laureado en esta competición-, por la ruta más complicada posible: intentará gritar campeón en casa del mayor de sus rivales, sin tener un gran resultado que defender (2-2 en la ida). E Independiente, que no juega, se la juega. Es el tercer elemento de una presunta pareja. Si gana Boca, le igualará en el palmarés histórico de la Libertadores, dejando de ser un orgullo único… Y si se impone River, quedará fuera de las rondas previas de la próxima edición del torneo. Qué elegir, se preguntan sin respuesta posible en la zona roja del barrio de Avellaneda.

River Plate, por su parte, aspira a vivir el mejor presente de su historia en esta Copa, alcanzando con cuatro conquistas a Estudiantes de la Plata y ya sólo por detrás -en un escalafón que sería una escalera- de Independiente (7), Boca Juniors (6) y Peñarol (5). Decimos que sería su mejor presente porque nunca ha celebrado dos Copas Libertadores en apenas tres temporadas: 1986, 1996 y 2015 son, por ahora, sus años de máxima felicidad continental. Quien se termine imponiendo, River o Boca, competirá con el Real Madrid en el muy próximo Mundialito de clubes.

Volviendo a los asuntos personales y al posible whatsapp, Fernando Gago ganaría la primera Intercontinental de su carrera -aún no había llegado al primer equipo en 2003 y ya se había marchado al Real Madrid de Ramón Calderón en 2007- y relevaría a Martín Palermo en el epicentro de la última gran foto del museo boquense. Leonardo Ponzio, en cambio, sí sabe lo que es dar la vuelta olímpica en el Monumental con este trofeo en la mano y ahora, además, sí ocuparía el centro absoluto de una escena que, en 2015, cuando él era tercer capitán y tras imponerse a Tigres en la final, estaba reservado para Cavenaghi y Barovero.

Con permiso de Gago y su indudable ascendencia en el club xeneize, el viaje de Ponzio en River Plate escapa, por elevación, al elogio más encendido. Llegó en el peor momento de la entidad millonaria (2012), cuando transitaba por única vez en su historia por la segunda categoría del fútbol argentino, y hasta le costó un tiempo ser considerado por su entrenador actual…. Hoy es el referente máximo e ídolo absoluto del posible mejor momento deportivo del club, así como el verdadero enlace de Gallardo con el equipo durante los partidos.

Hablaríamos de su duodécimo título con la camiseta de River y, dato relevante para los coleccionistas más exigentes, Leo Ponzio superaría al brasileño Mauro Galvao, por menos de dos meses, como el capitán más veterano en levantar una Copa Libertadores, desde que se instauró este máximo torneo de clubes en América del Sur -y, frecuentemente, México- en 1960: Peñarol fue el primer campeón. Galvao, defensa central, lo hizo para Vasco de Gama en 1998 -contra el Barcelona de Guayaquil-, con 36 años, 8 meses y 7 días de existencia; Ponzio lo conseguiría mañana noche acumulando 36 años, 9 meses y 25 días de vida exitosa, comprometida y liberada de todo ego.

Ponzio, ausente del partido de ida por un desgarro muscular, vuelve como referente a una alineación que Marcelo Gallardo ha venido barajando en los entrenamientos previos, ante las dolorosas ausencias de los delanteros Scocco -lesionado- y Santos Borré -sancionado-. Descartada, parece, la fórmula de los tres centrales propuesta en la ida -Martínez Cuarta perdería su sitio, dando paso a la línea de cuatro habitual: Montiel, Maidana, Pinola, Casco-, la duda reside en el triángulo ofensivo: si será un mediapunta y dos delanteros o dos mediapuntas y un delantero.

En esta disyuntiva, el colombiano Quintero -pretendido en verano por el Real Madrid y que se irá en enero a China si un club de la Premier, cuyo nombre todavía no ha trascendido, no lo evita- y el delantero uruguayo Mora -casi inédito este año, pero muy protagonista en la Libertadores 2015- se juegan la undécima plaza. Un palmo atrás, aunque también con opciones reales de ser titular, ha quedado el notable centrocampista Nacho Fernández. Pity dará de comer a Pratto y Palacios -cuyo futuro blanco casi no se discute- auxiliará a Ponzio y Enzo Pérez en la contención y será el llegador que aparezca cuando River goce de la posesión.

En Boca Junios las dudas se centran en si Andrada, ya recuperado, puede regresar a su lugar natural como portero titular y, sobre todo, en quién será el recambio del lesionado Pavón -todavía no descartado oficialmente- como extremo zurdo. Riquelme vota por Cardona y nunca el de Román es un voto menor, aunque Cardona no estuvo ni entre los convocados en la ida. Benedetto más adelantado y Ábila -heterodoxo en su ortografía y en sus recursos técnicos- amenazando desde la izquierda podría ser la solución natural, si bien no es la favorita en los pronósticos.

Suena mucho Tévez -de estelar irrupción en el cuarto de hora final de la ida– y casi suena más el juvenil Almendra, que le cambiaría a Boca su habitual fisonomía 4-3-3. Esta última opción no es nada descartable por la fe que el entrenador siempre ha demostrado por la última gran promesa de la cantera -se ha llegado a decir que es el perfil más parecido a Riquelme que ha logrado producir Casa Amarilla…- y porque Barros Schelotto, algo mal parado en las batallas tácticas con Gallardo, incluiría un factor novedoso que, de salir bien, multiplicaría su consideración pública como estratega para las más grandes batallas. Hasta que River reciba a su equipo en las calles aledañas al Monumental justo antes del partido, el pulso entre aficiones lo viene ganando Boca, que ayer jueves llenó el entrenamiento en La Bombonera para vitaminar de ánimos con cánticos a sus proyectos de héroes.

Será la última final a doble partido de la Copa Libertadores y tendrá prórroga si los 90 minutos concluyen con empate en el marcador, no importa a cuántos goles se iguale. Y habrá VAR, como viene existiendo en todo el torneo, con un añadido novedoso: el VAR también estará presente en una hipotética tanda de penaltis, pudiendo anular y mandar repetir un lanzamiento, si el arquero se adelanta o el futbolista detiene por completo su carrera antes de disparar. Ahí el colegiado uruguayo, Andrés Cunha, sería requerido y estudiaría la acción antes de tomar una decisión. Ya lo fue en los minutos finales de la vuelta de semifinales entre Gremio y River, en Brasil, para sancionar una clara mano en el área carioca y permitir al Pity Martínez dar el pase a su equipo a esta final que mañana sábado se resuelve.

No va más. Si la simultánea ola del Atlético-Barcelona se lo permite, no se pierda un partido que da vértigo perderse. Habrá muchos Atlético-Barcelona y muchos River-Boca, pero no habrá ningún otro River-Boca como éste. Tan excepcional y rotundo en sí mismo. Tan eterno e inmortal para quien levante la Copa.

Javier Hernández
Javier Hernández
Cefalópodo. Activista de imposibles renovables. Dueño, como nadador, de un diploma paralímpico único en Londres 2012. Único... porque no ganó más (50 espalda) y porque nunca nadie ha alcanzado uno igual: con 33 años y sin haber entrenado nunca antes de los treinta. Doctor Honoris Causa en México y conferenciante motivacional sin fronteras en www.delospiesalacabeza.org, regresa a la redacción deportiva tras fatigar teclados en Heraldo de Aragón y en As a principios del siglo
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz