martes, mayo 21, 2024
Google search engine
InicioFútbolLibertadoresSuspendida la final: "El problema no es el fútbol, es la Argentina"

Suspendida la final: «El problema no es el fútbol, es la Argentina»

Es difícil entenderlo desde España, por fortuna. Hinchas que atacan a los jugadores contrarios con gases pimienta. Futbolistas que son presionados para disputar un partido mientras algunos de sus compañeros permanecen en el hospital. Aficionados que son atracados para robarles sus entradas. Un estadio clausurado por los incidentes que hubiera podido acoger, un día después, el encuentro decisivo. Finalmente, y después de tres aplazamientos el sábado, el segundo partido de la final tampoco se jugará hoy domingo, aunque estaba previsto a las 21:00 hora española. Se aplaza sin fecha definida porque «no se dan las condiciones».

En una jornada de pura insensatez como la del sábado, el entrenador de River, Marcelo Gallardo, fue autor de las declaraciones más sensatas. «Lo sucedido marca algo que nos deja en evidencia de nuevo como sociedad. Quedamos expuestos otra vez. Esto no es la final del mundo, muchachos, es la final de la Copa Libertadores de América».

En este mismo sentido se manifestó el colega Fernando González desde Clarín, brillantísimo en el análisis: «El problema no es el fútbol. El problema es la Argentina. El país barrabrava que no puede resolver los dilemas de una adolescencia que lleva doscientos dos años. No puede controlar las marchas piqueteras que paralizan la Ciudad cien días al año. No puede frenar a un centenar de violentos con la camiseta de All Boys. Y no puede evitar que otra banda de forajidos con la camiseta de River le rompa los vidrios a piedrazos al micro donde viajaban los jugadores de Boca para jugar la Superfinal. El mega evento que nos iba a mostrar como un ejemplo ante el planeta. Un modelo de lo que puede la pasión argentina. Esa que mostramos con orgullo en cada Mundial. Pero la realidad nos golpeó en la cara desde el primer botellazo. Eso somos. Una sociedad con enormes dificultades para lograr la utopía de la convivencia».

FOTO: NOLAN RADA

El partido estaba reprogramado para hoy a las 21:00, hora española. Sin embargo, nada se había solucionado en términos de seguridad. Según La Nación, desde Boca no veían «garantías razonables para el desarrollo correcto del encuentro». Los jugadores temían que no pudieran salir vivos de allí. El presidente de Boca, Daniel Angelici, y el de River, Roberto D’Onofrio, llegaron a un pacto de caballeros para terminar hoy la final en condiciones normales, valga la expresión. Es decir, con público. El máximo mandatario de River niega la posibilidad de jugar en un estadio vacío. La clausura no era un problema: es solo administrativa y River la levantó anoche pagando la multa correspondiente. Así es la ley, aunque puede ser distinta según cómo te llames. All Boys todavía tiene el estadio clausurado sin opción de levantar el castigo después de los incidentes entre aficionados del club (a ellos hacía mención Fernando González) y la policía federal el pasado miércoles, durante un partido de la Primera B Metropolitana.

Cada cual interpreta el reglamento como le viene en gana. El artículo 8 de la Conmebol dice lo siguiente: «Las asociaciones miembro y clubes son responsables de la seguridad y el orden tanto en el interior como las inmediaciones del estadio antes, durante y después del partido del cual sean anfitriones y organizadores. Esta responsabilidad se extiende a todos los incidentes que pudieran suceder, encontrándose por ello expuestos a las sanciones disciplinarias y cumplimiento de las órdenes e instrucciones que pudiera adoptarse por los órganos judiciales». El problema es que la Conmebol está lejos de ser una institución ejemplar y templada en sus decisiones. Ayer intentó por todos los medios que se jugara y de la misma opinión era el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, espectador de excepción. La burocracia quería aprovechar la tarde.

FOTO: NOLAN RADA

La diferente manera de enjuiciar casos similares es una cuestión fundamental del conflicto. El 14 de mayo de 2015, en los octavos de final de la Copa Libertadores, los jugadores de River fueron atacados con gas pimienta cuando se disponían a saltar al campo de La Bombonera en la segunda parte. Boca fue descalificado por los hechos; River pasó a cuartos y terminó por ganar la competición. El mismo médico que dictaminó entonces que los futbolistas de River no podían jugar, ayer no encontró inconveniente en que lo hicieran los de Boca.

Fueron precisamente los jugadores de Boca los únicos rebeldes ante una situación clamorosamente injusta. Las declaraciones de Tévez, Gago y Benedetto despertaron unas conciencias por lo general adormecidas. “Nos están obligando a jugar, lo que hace la Conmebol es una vergüenza, ¿por qué no le dan ya la Copa a River? Teníamos a jugadores en el hospital y querían que jugáramos el partido. Si fuese Boca, ya estábamos fuera y la Copa era de River. El mismo médico que el día del gas pimienta estaba en La Bombonera y dijo que no se podía jugar, acá miró todo y dijo que jugáramos”. Se dice que la confirmación de la lesión de Pablo Pérez en su ojo izquierdo, como consecuencia del ataque al autobús, motivó la suspensión definitiva. Pérez tampoco podía jugar hoy.

De ese modo comenzó todo. El autobús que trasladaba a los futbolistas de Boca fue salvajemente abordado antes de entrar al Monumental. El gobierno de la ciudad culpó a una barra brava de River denominada Los Borrachos del Tablón, a la que se le incautaron el viernes diez millones de pesos (20.000 dólares) y 300 entradas que tenían preparadas para le reventa. Pero no solo los fanáticos estaban en pie de guerra. El bochorno fue total cuando se hizo público un vídeo en el que una aficionada de River se prepara para introducir bengalas escondidas en el cuerpo de su hija.

FOTO: NOLAN RADA

Los enfrentamientos en el barrio de Núñez ya eran generales cuando grupos de entre 150 y 200 seguidores de River intentaron acceder al estadio sin localidades. Mientras tanto, las autoridades nacionales y las municipales se reprochaban el descontrol. El presidente Mauricio Macri siguió los incidentes desde la quinta de Chapadmalal y exigió la cabeza de los responsables (en este caso la frase es metafórica). Su país no está dando la mejor imagen posible en vísperas de la cumbre del G-20, que se celebrará en Buenos Aires a partir del jueves (30 de noviembre y el 1 de diciembre). Macri, por cierto, no es el más adecuado para dar ejemplo. Como presidente de Boca durante una década no consiguió erradicar a los ultras y tampoco acertó cuando propuso, hace poco tiempo, que se levantara la prohibición de que las aficiones acudan a los campos rivales.

El despropósito fue absoluto. Con las gradas del Monumental repletas, el árbitro Andrés Cunha salió a calentar con la música de Rocky mientras proseguían los altercados fuera del campo (56 detenidos). En las tripas del estadio se sucedían las negociaciones, siempre con Gallardo como elemento apaciguador. “Ya no se podía jugar desde la agresión al autobús. Mi opinión la transmití a las cuatro de la tarde, no a las siete. Pero claramente nosotros no decidíamos, ni los jugadores de River ni de Boca, ni los técnicos. Estaban reunidos los organizadores con los presidentes de los clubes. Todos estábamos a la espera sin mucho conocimiento. Ya no se podía jugar un partido en condiciones normales desde la agresión al micro», declaró a Fox Sports.

FOTO: NOLAN RADA

«No podíamos jugar el partido si los jugadores de Boca habían sido dañados física o psíquicamente. Di mi parecer aunque no podía tomar una decisión. Transmití lo que sentía. Quería jugar el partido en condiciones normales y no lo iba a jugar si los jugadores de Boca no estaban en condiciones. Estamos tristes. Se esperaba una fiesta del fútbol y terminó siendo un bochorno total. Primero la agresión al micro y después todo lo que se vivió durante el día. Nos toca vivir esto cuando deberíamos vivir un disfrute de un partido que nos ponía en el ojo del mundo. Y lamentablemente terminó como terminó».

«Con todo lo que vivimos, mañana será otro día y el show debe continuar, como dice una canción. Parece que es así. Nosotros que somos los protagonistas parece que tenemos que salir a escena no importa en las condiciones que estemos. Fue una final que pareció jugarse durante un año. Insistimos en que es un partido de fútbol, pero hay gente que empaña. Muy poca gente, 66 mil personas se bancaron como campeones siete horas esperando para ver qué pasaba. Lamentablemente algunos empañaron la fiesta y la imagen del fútbol».

FOTO: NOLAN RADA

Maradona puso la guinda en conferencia de prensa después de un partido de los Dorados de Sinaloa: «Lo de mi país es lamentable, está todo desorbitado. En Argentina hoy es un terror salir a la cancha. Lastimosamente, tengo que decir que soy muy argentino, que odio la violencia, y que nos meremos lo que tenemos. No hay seguridad, hay robos, la gente no come. El presidente prometió —a mí no, porque yo no lo voté ni lo votaría jamás— y engañó a mucha gente diciendo que iba a cambiar esto y lo otro, y hoy estamos peor que en mucho tiempo. La presidencia que está haciendo Macri es la peor de todos los tiempos. Los argentinos merecemos lo que tenemos porque nosotros lo votamos. Él fue hijo de millonarios toda la vida, ¿qué le va a importar que un chico de cinco años no coma?».

Artículo anterior
Artículo siguiente
Juanma Trueba
Juanma Trueba
Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS hasta que le tiraron del tren. Luego se lanzó a una aventura a la que puso por nombre A la Contra. Y en ella sigue.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz