jueves, julio 25, 2024
Google search engine
InicioTenisCopa DavisCroacia le devuelve a Francia la del Mundial de fútbol

Croacia le devuelve a Francia la del Mundial de fútbol

Es totalmente admirable, hasta enternecedor, cómo un país que supera por poco los 4 millones de habitantes y con solo 27 años de historia como nación independiente tenga tamaño gen competitivo. Se ha visto una y mil veces en baloncesto; en fútbol tuvimos la gran demostración este verano, cuando a base de coraje y calidad estuvieron a punto de ganar el Mundial; y en tenis no se quedan cortos. En 2005 levantaron su primera Ensaladera, comandados por Ivan Ljubicic y Mario Ancic, y en 2016 Argentina les arrebató en Zagreb, de forma muy dolorosa, la que hubiese sido la segunda. Este fin de semana Marin Cilic, que hace dos años perdió el punto clave ante Del Potro, se ha desquitado ganando dos partidos, incluido el definitivo contra Lucas Pouille, para darle la victoria en la Davis a la pequeña gran Croacia.

 

 

Que un clavo saca otro clavo es una verdad a medias, pero que cualquier venganza otorga un sabroso regusto parece algo menos cuestionable. En un mundo en el que por lo general domina el fútbol, un triunfo en otro deporte quizá no sea lo mismo, pero a nadie le amarga un dulce. Y la Copa Davis, en el último año de la vieja era, no es un caramelo pequeño. En el país de Dubrovnik, en el que la presidenta olvida el protocolo para ser la mayor fan de su equipo, a buen seguro celebrarán lo conseguido en noviembre en Lille, un templo del tenis mundial, ante una gran potencia que quería revalidar título y, de paso, poner la llaga en la herida abierta el 15 de julio en Moscú. Chardy, Tsonga y Pouille estuvieron lejos de ser Griezmann, Mbappé y Pogba. Por contra, Cilic y Coric sí fueron Modric y Mandzukic.

Partían con la estela de favoritos los croatas, cuyos dos jugadores de individuales, los mencionados Marin Cilic (7) y Borna Coric (12) tenían bastante mejor ranking que cualquier francés. Para colmo, el que más cercaba estaba, Richard Gasquet (26) se lesionó con anterioridad a la gran final y se cayó de la terna de posibles seleccionables. A esto se le añade que Yannick Noah, el entrenador galo, decidió rescatar a Jo-Wilfried Tsonga, uno de los indiscutibles mejores jugadores del país vecino pero que en estos momentos, por culpa de las lesiones, ocupa la posición número 259 en la clasificación ATP. Una decisión extrema en deporte suele ser jaleada o vapuleada por cuestiones resultadistas. En este sentido, el palo a Noah se puede aplicar dos veces: por ponerle a jugar contra Cilic y por hacerlo sin estar en plenitud de condiciones. Tsonga perdió los dos primeros sets y jugó lesionado el tercero, que también cayó del lado visitante.

Esto era el viernes por la tarde y por entonces Croacia ya mandaba 0-1, al haberse llevado Coric el partido inaugural ante Chardy. El número 1 balcánico había podido con el 2 de los franceses y lo mismo de forma viceversa. Los locales llegaron al sábado con match ball en contra. Lo supieron despejar Herbert y Mahut, que ganaron a Dodig y Pavic, para poner el 1-2 en el electrónico y mantener la esperanza anfitriona a flote.


Y Cilic no perdona


Francia saltó este domingo a la pista del Pierre Mauroy con la misma obligación que el día anterior: ganar todo. Noah decidió mover piezas y puso a Pouille (número 32) para plantar cara a Cilic. Los galos tienen actualmente nueve jugadores entre los cien mejores del mundo; Croacia solo tres. Si esto fuese un deporte de equipo, probablemente los locales hubiesen barrido a los locales pero el tenis, por más que la Davis sea una competición colectiva donde el factor emocional también cuenta, es una disciplina individual en el que interesa tener dos-tres punteros que una más que notable clase media-alta -que nos lo digan a España sin Nadal-. Y los balcánicos están en ese punto, ayudados por un gran pico de forma. Esto ha hecho que los visitantes hayan pasado por encima de los defensores del título, que no han sumado un solo set en los partidos individuales.

Y no fue porque Pouille no le pusiera ganas. Simplemente sucedió que se topó con un jugador mejor en el otro lado. Sin firmar un resultado escandaloso en contra (7-6, 6-3, 6-3) el tenista de Grande-Synthe no tuvo ni una bola de break en todo el partido. Contra las cuerdas y manteniéndose como podía, el francés no detuvo a un Cilic al que esta vez no le temblaron las piernas y logró cerrar el encuentro con un maravilloso globo.

Eso le dio la Davis a su país, la segunda y la última de la historia bajo el formato de siempre. La Ensaladera no es la Copa del Mundo – y también está bien que no lo sea- y ésta ya viaja camino de Zagreb. Honra y reverencia a la pequeña gran Croacia, luchadora y competidora como pocas.

Álvaro Díaz
Álvaro Díazhttp://alvarodiazgarcia.com
En la selva del periodismo, A La Contra me es un gran ecosistema donde habitar. No entiendo la vida sin deporte, así como tampoco sin historias. En este espacio intentaré contar las que piense pueden resultar interesantes, y hacerlo con estilo propio. Como Hornby, me enamoré del fútbol "tal como más adelante me iba a enamorar de las mujeres: de repente, sin explicación, sin hacer ejercicio de mis facultades críticas, sin ponerme a pensar en el dolor y en los sobresaltos que la experiencia trae consigo”
RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras