sábado, mayo 18, 2024
Google search engine
InicioFútbolIrán abre un estadio a las mujeres, pero el fiscal general cierra...

Irán abre un estadio a las mujeres, pero el fiscal general cierra la esperanza

Pasados 37 años volvieron a verse mujeres en un campo de fútbol de Irán. Fueron alrededor de cien, la gran mayoría esposas y familiares de los futbolistas de la selección iraní que se enfrentó el martes a Bolivia en el estadio Azadi de Teherán. Un hecho histórico que no termina de ser esperanzador.

Desde el triunfo de la Revolución Islámica en 1979, la legislación iraní marca una estricta separación entre sexos en prácticamente todos los espacios públicos de la vida cotidiana, campos de fútbol incluidos. A pesar de que Irán está dando sus primeros pasos hacia la apertura, resulta muy difícil de imaginar un futuro a corto plazo en igualdad de condiciones para hombres y mujeres mientras individuos como Mohammad Jafar Montazéri, fiscal general del régimen, se mantengan en la élite del país. Preguntado por la presencia de los dos sexos en el estadio Azadi, Montazéri no ocultó su enfado y mandó un aviso muy claro: “Estoy en desacuerdo con la presencia de estas mujeres. Somos un estado islámico, somos musulmanes. Que una mujer acuda al estadio y se encuentre ante hombres medio desnudos con las ropas de deporte lleva al pecado. Actuaremos ante cualquier oficial que quiera permitir la entrada de mujeres en los estadios. Si esto se repite, ordenaré al mismo fiscal de Teherán que actúe”, declaró a la agencia Mehr.

El pasado 2 de marzo, los guardias de seguridad del estadio Azadi expulsaron a un grupo de 35 mujeres que habían acudido a ver un encuentro entre el Esteghlal y el Persépolis disfrazadas con barbas postizas y demás atuendos masculinos, una original alternativa que se hizo viral en redes sociales y que es cada vez más frecuente. En el palco de autoridades, asistiendo al espectáculo, se encontraba Gianni Infantino, presidente de la FIFA. Salman Samanid, portavoz del Ministerio del Interior del país, informó que las detenidas fueron liberadas después y conducidas a “un lugar adecuado”.

 

 

Las presiones internacionales sobre el régimen son cada vez más fuertes por parte de asociaciones como Open Stadiums o Human Rights Watch, que reconoce la libre asistencia a un campo de fútbol como un derecho básico. Darya Safani, activista iraní por los derechos de la mujer, ha tildado de “truco” lo sucedido el pasado martes en el estadio Azadi. “Mientras las mujeres no puedan comprar entradas, la prohibición del estadio no se levantará. Es lo mismo que hacen para el voleibol: bajo la presión de activistas, eligen a algunas mujeres que pueden ingresar. Pero es sólo un truco”. Safani, en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016, estuvo a punto de ser expulsada de un partido de voleibol de la selección de su país por llevar una pancarta en la que se leía “Dejen a las mujeres de Irán entrar en los estadios” (el COI prohíbe manifestaciones políticas en sus eventos).

Hossein Mahini, jugador del Persépolis de Teherán e internacional absoluto por Irán, también se ha posicionado valientemente en contra de la voz oficial de su país: “Con la esperanza de que un día la mitad del estadio Azadi sea para ustedes”, escribió en su Twitter.

Aunque la presencia de las mujeres en los estadios iraníes ha ido aumentando con el paso de los años en deportes como el baloncesto o el voleibol, la realidad es que todavía queda mucho trabajo por hacer para normalizar una situación a todas luces injusta. “Es una imposición estatal que, prácticamente, está rechazada por toda la sociedad. Pronto va a desaparecer porque no tiene sentido ninguno”, reconocía en una entrevista a A La Contra, antes del enfrentamiento entre España e Irán del Mundial de Rusia, Ahmad Taheri, promotor y director del Centro Persépolis de Madrid.

Precisamente para ese partido, y el posterior ante Portugal, el estadio Azadi se llenó de hombres y mujeres que disfrutaron en igualdad de su selección. Dada la excepcionalidad, el gobierno iraní instaló unas pantallas gigantes en el centro de campo y autorizó, bajo un fortísimo dispositivo de seguridad, la entrada de mujeres al campo. El encuentro fue retransmitido por la televisión pública del estado, la que tiene los derechos de emisión. Su modus operandi es bastante diferente al del resto de cadenas del mundo, pues retardan las imágenes del directo al menos diez segundos, el tiempo justo para editar los planos en los que aparecen mujeres en las gradas.

Pese a que el presidente Hasan Rohani ha hecho varios guiños para terminar con la actual segregación por sexos, al final son los sectores ultraconservadores los que tienen la última palabra en las cuestiones más relevantes del país. La Revolución Islámica de 1979 fue el comienzo del régimen ayatolá del líder supremo Ruhollah Jomeini, sustituido diez años después por Alí Jamenei, que aún lleva las riendas del país. Por detrás de su figura existe un consejo de expertos de 88 clérigos de religión chiita que es quien elige al líder supremo y supervisa las actividades de su día a día. Como es fácil imaginar, este consejo no es especialmente receptivo a las cuestiones de género. Por tanto, el papel de Rohani queda siempre limitado a las directrices que recibe de sus superiores.

Irán es un país que se rige por los valores de la sharía, un código de conducta inspirado en el Corán. Así, los valores religiosos terminan prevaleciendo sobre las consideraciones políticas, con el consiguiente perjuicio para los derechos sociales. Según Amnistía Internacional, en 2017 se produjeron centenares de ejecuciones en Irán tras juicios injustos.

En el Mundial de ajedrez femenino que se celebró en Teherán el año pasado, se obligó a todas las jugadoras a lucir un velo durante las partidas. Muchas de ellas renunciaron a asistir al evento y “ser cómplices del régimen iraní y de unas leyes de opresión de la mujer”, como reconoció la estadounidense Nazi Paikidze, una de las mejores ajedrecistas de la actualidad.

Irán ha dado los primeros pasos de un largo camino. La presencia de estas 100 mujeres en el estadio Azadi ha abierto algunas mentes, pero ha hecho que otras se cierren más todavía, como la del fiscal general. No deja de resultar paradójico que Azadi signifique «libertad» en persa.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz