lunes, mayo 20, 2024
Google search engine
InicioFútbolEl volcán fue Mourinho

El volcán fue Mourinho

Todo comenzó en Islandia, con la erupción del volcán Eyjafjallajokul, a 2.697 km de Milán y 2.846 de Barcelona. Su erupción llenó de ceniza una eliminatoria que sería competida, ruda, polémica y, por momentos, muy sucia. Un preludio de lo que estaba por venir y que obligó al Barça a recorrer los 981 kilómetros que separan la Ciudad Condal del Giuseppe Meazza en autobús. Con el espacio aéreo cerrado, la Champions tenía que seguir su curso. Había partido en Milán y enfrente esperaba el Inter de José Mourinho. Aquel fue un escollo insalvable para el Barça de Guardiola que caminaba hacia el súmmun, hacia la perfección de su obra, hacia el mayor hito de su historia: alzar la Champions por segundo año consecutivo y encima en el Bernabéu. No pudo ser, lo impidió el volcán portugués.

Pónganse en situación, ese Barça era un equipo de época, campeón de Europa y adalid del fútbol de posición, que su técnico Pep Guardiola había sublimado. Una escuadra que parecía insuperable, de talante ofensivo y tremendamente competitivo. Hasta ese encuentro, de hecho, nunca había perdido un partido por dos goles de diferencia y solo tres adversarios habían conseguido marcarle tres goles en un solo partido. A Milán, por tanto, llegaba como favorito y Mourinho –“todavía dirán que tengo un amigo en el volcán y que he sido yo quien ha provocado su erupción” dijo después– jugó bien sus cartas. Un partido marcado también por los reencuentros, los pasados y los venideros, que pondría a Ibra o a Eto’o frente al espejo. E inció, aunque todavía no lo sospecháramos, una de las mayores rivalidades de los banquillos: Mourinho-Guardiola.

El 3-1 neroazzurro puso contra las cuerdas a los azulgrana, en una noche espléndida de Sneijder y Diego Milito, bien secundados por un Eto’o al que siempre le funcionó el papel de amante despechado. Más dudas despertó Benquerença, árbitro luso que luego nunca aparecería en las listas de Mourinho, e Ibra, quien para entonces ya había roto su idilio con Guardiola. “Noventa minutos son muy largos en el Camp Nou” dijo Pep parafraseando a Juanito. Y es que en la sala de prensa de San Siro se empezó a jugar el partido de vuelta y a alimentar una remontada que luego nunca llegaría.

En gran medida porque Mourinho, que también llevaba días jugando su partido, hizo el mayor homenaje que se le haya hecho nunca a Nereo Rocco, uno de los padres del Catenaccio. Cinco defensas y dos mediocentros de contención (Cambiasso-Motta) para enfangar la zona creativa y de definición azulgrana. Por delante, Sneijder, con Eto’o tirado a una banda y Milito como referente arriba. “Hemos defendido como sabíamos, como podíamos, para conseguir esta clasificación para la final”, dijo un Eto’o al que se le escapaban los acordes del himno azulgrana cuando lo cantaba la grada. Ni siquiera la expulsión de Motta, con aquella sobreactuación de Busquets mirando de reojo a la media hora abrió alguna rendija en los italianos (aquello sí que fue teatro del bueno, Mou).

Lo siguiente fue una de las imágenes de esa eliminatoria, icono de la rivalidad naciente. Mourinho susurrando al oído de Pep, mientras este daba indicaciones a un Ibrahimovic desubicado: “Pensáis que será fácil, pero esto no ha terminado”, fueron las palabras del luso según descubrió en Informe Robinson, premonitorio de lo que vino después. El Barça cayó una y otra vez enredado en la tela de araña ideada por los italianos y ni Messi, ni Pedro, ni Ibra encontraron el gol. Tuvo que ser Piqué convertido ya en delantero centro a la desesperada quien tras un reverso dentro del área consiguió superar a Julio César, fantástico toda la noche. No sería la última vez, pero la siguiente no subió al marcador.

A un gol y con 7 minutos por delante, el Barça acarició la final de Madrid con las manos. Durante unos segundos incluso celebró el pase. Los azulgranas cargaban el área con hasta cinco delanteros (si contabilizamos a Piqué) y tras un mal despeje de Samuel la pelota rebotó en el cuerpo de Touré Yayá, el rechazo cayó a los pies de Bojan que lo alojó en la escuadra de Julio César. Fue un coitus interruptus, metáfora de la trayectoria deportiva del canterano culé. La ilusión duró lo que tardó el árbitro, De Bleeckere, en señalar una supuesta mano del costa marfileño. Con ese gol anulado se agotaron las esperanzas culés, mientras Mourinho con una media sonrisa preparaba su número final: “Ha sido la derrota más bonita de mi vida”.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz