lunes, mayo 20, 2024
Google search engine
InicioDeporte USADrew Brees: de jugador NFL a rey de Nueva Orleans

Drew Brees: de jugador NFL a rey de Nueva Orleans

Le consideran un dios en su profesión y en la ciudad en la que vive (Nueva Orleans). Realmente a Drew Brees tan solo le queda andar por el agua, porque casi todos los récords de la NFL los ha conseguido. La semana pasada se convirtió en el quarterback con más yardas de pase de la historia. Esta jornada ha conseguido superar los 500 pases de touchdown y entrar en el club de jugadores (junto a Favre y Peyton Manning) que han conseguido ganar a los 32 equipos que conforman la NFL.

 

 

En el año 1979, en Austin (Texas), nace un niño que años más tarde destacaría por el talento que poseía en su brazo.  Le encantaba el baseball, el cual reconoce que es su deporte favorito, pero también le apasionaba el football, actividad a la que se terminaría dedicando.  Durante su etapa estudiantil, Brees llevó a su instituto a completar una temporada perfecta consiguiendo un registro de 16 victorias y ninguna derrota. Por sus grandes actuaciones logró ser premiado como mejor jugador ofensivo del año.

Esa gran campaña premió al joven quarterback con una beca en la Universidad de Purdue, con equipo de fútbol en la Conferencia Big Ten (una de las divisiones más importantes de la NCAA). De la Universidad de Purdue, ubicada en West Lafayette (Indiana), han salido grandes personalidades como Neil Amstrong (primer astronauta en pisar la luna), Gus Grissom (primer astronauta en viajar al espacio y volver a la tierra con éxito) o George Peppard (coprotagonista en Desayuno con diamantes). En su última temporada, condujo a los Purdue Boilermakers a la Rose Bowl, la cual perdió 34 a 24 contra Washington Huskies. Pese a su derrota, Brees ganó el premio Maxwell como mejor jugador universitario de la nación. Al final de aquella temporada los San Diego Chargers le seleccionaron en el puesto 32 de la segunda ronda del draft.

Antes de llegar a la NFL, justo con 17 años mientras daba sus primeros pasos en el fútbol universitario, Brees tuvo un contratiempo: el joven quarterback se desgarró el hombro. Drew Brees empezó a cuestionarse todo; ¿A qué se iba a dedicar ahora?, ¿servía para algo?, ¿cuál iba a ser su futuro? Y mil cuestiones más que resolvió una mañana de domingo en la iglesia. En la misa escuchó al cura decir que “Dios está buscando hombres para llevar la antorcha de la fe”. Desde aquel momento, él prometió que cumpliría con el cometido de Dios y que su vida la basaría en centrarse en una filosofía definida como las 4 Efes (fe, familia, filantropía y football).

Durante sus primeros años en San Diego Chargers, Brees registró grandes números. Consiguió 81 pases de touchdown y avanzó 12.667 yardas en un total de 60 partidos. Pero una vez más su suerte se torció. Brees se dislocó el hombro y la franquicia de San Diego empezó a apostar por Philip Rivers.  Tuvo que buscar equipo y dos llamaron a su puerta. Por un lado, tenía la posibilidad de viajar a Florida para dirigir la ofensiva de los Miami Dolphins. Por el otro lado, llegó una oportunidad de Nueva Orleans.

Para entender ese endiosamiento que hay con Brees en la ciudad de Nueva Orleans hay que irse hasta el año 2005. Ese año, a finales del mes de agosto, el Golfo de México sufrió los efectos del Huracán Katrina y, concretamente, la ciudad más afectada fue Nueva Orleans. Considerado uno de los huracanes más mortíferos y costosos de la historia de los Estados Unidos, Katrina provocó grandes daños económicos (108.000 millones de dólares en pérdidas) y causó 4.078 muertos (1.833 personas en Nueva Orleans). Cuando el huracán desapareció, el 80% de la ciudad de Luisiana estaba destruida. La mayoría de la gente había sido evacuada a otros estados y el estadio de los New Orleans Saints (Superdome) se convirtió en un campo de acogida para 26.000 personas que no pudieron ser desalojadas de la ciudad.

Con ese panorama, los Saints realizaron la peor temporada de su historia registrando 3 victorias y 13 derrotas. El equipo del estado luisiano tuvo que jugar sus partidos en el AlamoDome de San Antonio y en el Tigers Stadium de la ciudad de Detroit (perteneciente a los Detroit Tigers de la MLB). Hasta llegaron a jugar en el campo de los Giants, contra ellos, siendo los Saints locales. Con la ciudad prácticamente desaparecida, el equipo haciendo aguas y a punto de trasladarse a la ciudad de Los Ángeles, la ciudad coge una bocanada de aire con la llegada de Sean Payton como entrenador.

A la llegada de Payton, el equipo estaba pasando por una reconstrucción al igual que la ciudad. La primera decisión fue intentar contratar a Drew Brees. Se reunieron en Nueva Orleans y le presentó una ciudad que daba pequeños pasos para salir hacia delante. Años más tarde, el entrenador reconoció: “El tour que le hice fue lamentable. Según iba avanzando la reunión era peor. Pensé, ‘¿cómo va a preferir esto antes que la lujosa ciudad de Miami”.

Pero no fue así. Según Drew Brees, cuando visitó la ciudad con su mujer pensó: “Esto es algo más grande que pertenecer a un equipo, es algo más grande, es la reconstrucción de una ciudad”. Muchos se sorprendieron con la decisión que el quarterback tomó, pero desde el primer día que llegó a la ciudad dijo que “Dios tiene un propósito para mí y es mucho más grande que el football. Por mucho que Brees fuera una superestrella de la liga, él se consideraba uno de los enviados de Dios y por delante de su carrera estaba el poder ayudar a aquella gente.

“Desde la perspectiva de la situación, pensarías que la decisión era clara. Pero si profundizas un poco más en el asunto, ves el corazón de la gente y el alma de la ciudad. Ves que la gente necesitaba creer en sí misma, y aquí estaba yo, solo necesitaba que la gente creyese en mí”. Brees anunció que jugaría la temporada 2006 en los Saints, pero no solo con la idea de llevar la Superbowl a la ciudad, también con la idea de ayudar a resurgir a Nueva Orleans.

A través de su fundación, logró reconstruir gran parte de la ciudad: creó instalaciones académicas, deportivas, parques de recreo, programas extraescolares, tutorías para personas discapacitadas y rehabilitó numerosos barrios. Participó en eventos como Pro Sports Team Challenge (concursos de atletas profesionales) con el objetivo de recaudar fondos. Además, desde el primer momento, Brees compró una parcela en el centro y reformó su casa. Muchos jugadores del equipo, al ver lo que hizo, tomaron ejemplo y también se mudaron al centro de la ciudad para convertirla en una buena zona.

Con los años, Brees ha participado en muchos actos benéficos para ayudar a las personas más necesitadas. Apareció en el vídeo It Gets Better, transmitiendo un mensaje de apoyo a los jóvenes homosexuales a raíz de una ola de suicidios. Su fundación, además, se ha centrado en la ayuda contra el cáncer y la educación.

En el tema del football todo fue más fácil, porque el talento estaba en sus manos. La primera temporada que jugó consiguió meter al equipo en la postemporada, donde cayeron contra los Bears (39-14) en el NFC Championship. Pero la gran temporada fue la del año 2009. En esa temporada los Saints llegaron a la Superbowl, en la que jugaron contra los Colts y vencieron por 31 a 17. Aquella final se disputó en Miami, ¡qué cosas tiene el destino! Cuenta la gente de Nueva Orleans que el ambiente de aquel día era alegre y desbordado por las calles y que justo aquel 7 de febrero del año 2010, la música volvió a sonar por las esquinas de la ciudad. Porque Brees no sólo levantó la Superbowl y el trofeo de MVP, sino también a una ciudad que tres años antes estaba prácticamente desaparecida.

Luis Bustos
Luis Bustos
Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.
RELATED ARTICLES

4 COMENTARIOS

  1. […] Con el último encuentro de la ronda divisional de playoffs de la NFL ya resuelto, los Nueva Orleans Saints jugarán contra Los Angeles Rams el título de la NFC y el pase a la Superbowl LIII. Nueve años después de que Brees consiguiese hacer campeón a los New Orleans Saints, estos vuelven a tener la oportunidad de volver a la final de la NFL. La próxima semana sabremos si Brees es capaz de volver hacer grande a la ciudad de Nueva Orleans. […]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz