jueves, julio 25, 2024
Google search engine
InicioTenisAustralian Open¿Tiene fecha de caducidad Rafa Nadal?

¿Tiene fecha de caducidad Rafa Nadal?

No puedo colocar correctamente la pierna y noto que no está en el sitio adecuado», explicaba Rafael Nadal Parera al fisioterapeuta del Abierto australiano, el primer Grand Slam de 2018, cuando ya perdía por 1-4 en el cuarto set ante Marin Cilic, sexto tenista mundial. Con 0-2 para Cilic en el quinto set, Nadal tiró la toalla y se fue a dar la mano en señal de abandono a Eva Asderaki, que arbitraba el partido, y al propio Cilic, que casi no se creía lo que allí pasaba…. cuando menos de una hora antes estaba casi fuera del torneo, con Nadal mandando por dos sets a uno tras un angustioso tiebreak en la tercera manga (7/5, Rafa). La retirada de Nadal —que se marchó a vestuarios con cojera al apoyar— puso fin al drama que Rafa vivía en la pierna derecha. Un dato inopinado es que Cilic se trata del primer Top 20 con quien Nadal se medía en un Grand Slam… 227 días después de haber derrotado a Wawrinka en la final de 2017 en Roland Garros. La lesión ha quedado diagnosticada como una rotura de grado 1 en el importante músculo psoas-iliaco de la pierna derecha, que necesitará tres semanas de tratamiento. Es muy cerca del pubis y de los abdominales bajos. Rafa debería poder mantener su calendario primaveral sin más novedades.

El frenético, brutal castigo concluyó tras 3 horas y 46 minutos de choque de la artillería antiaérea de Cilic (1,98 de altura) contra las defensas conmovedoras —y conmovidas— de Nadal, un Soldado Ryan que tuvo que rendirse cuando cedía por 6-3, 3-6, 7-6 (5), 2-6 y 0-2 ante la lluvia de obuses (83 golpes ganadores, con 20 aces) que le caía del colosal croata, quien descargaba un diluvio de metralla como lanzado furiosamente desde el cañón de 88 mm. de un carro Tiger. En 226 minutos en pista, el plomo de gran calibre de Cilic redujo a Nadal un 32% de puntos ganados con los segundos saques del número uno: 13/41. Trece puntos con segundos servicios en 3h 46′: fatalidad e impotencia. Nadal se retiraba por segunda vez en un gran cartel en Melbourne. La otra fue ante Murray, en 2010. Aunque también acabó muy limitado (tirón lumbar) en la final de 2014, ante Wawrinka. Y también, en los cuartos de 2011: rotura de fibras, con Ferrer al otro lado de la red. «Vi que la bola salía de mis manos a más velocidad que nunca», contó Cilic.

Estos dos partidos que agruparon 7 horas 37 minutos de tormento ante Diego Rafael Schwartzman (número 26 ATP) y el propio Cilic exprimieron las no demasiadas energías de reserva con que Rafael Nadal Parera, número uno del mundo, compareció en el Australian Open 2018… sin firmar un solo torneo real de preparación en las tres semanas previas al inicio de las hostilidades en Melbourne. No se puede entender lo que le pasó a Nadal ante Cilic sin echar una ojeada en el retrovisor a la batalla de atrición que Rafa vivió ante Peque Schwartzman en octavos: 3 horas 51 minutos, frente a un durísimo e infatigable abejorro humano de solo 1,67 de altura, ante el que el organismo de Nadal sufrió un machacante calvario a una temperatura superior, en el turno de octavos, a más de 40 desecantes grados al sol en el Rod Laver Arena.

Al fin, Nadal fue así de curioso al razonar por qué Schwartzman puede jugar tan bien y tan duro… siendo tan bajito: «…Ser bajo y si eres rápido tiene cosas muy buenas, siempre tienes la pelota muy cerca de ti. El sentimiento y el contacto con la pelota los tienes cercanos, por la estatura. Es igual que un futbolista que sea bajo: está más cerca de la pelota y tendrá inconvenientes en ser bajo, pero la realidad es que los que no han sido muy altos han sido los mejores futbolistas, porque están más cerca del balón, porque el centro de gravedad es mucho más bajo y tienen más control de las cosas». ¿Dijimos observador…?

Nadal dijo esas cosas tras dejarse las costillas y las rodillas para abatir la resistencia de Schwartzman. Pero ese mismo ardiente día del Peque, Rafa anunció su renuncia a la primera eliminatoria de Copa Davis, en la tierra de Marbella/Puente Romano ante Gran Bretaña (2-4 febrero) con argumentos que casi cualquiera podía ver venir: «He tenido que dejar de jugar en Abu Dhabi y Brisbane y no puedo hacer cambios drásticos de superficie… El año 2017 fue duro y complicado, muy bueno pero con muchos partidos y lo acabé de una forma que no me gustó, con lesión en la rodilla derecha. Por lo tanto, tengo que intentar que no ocurra lo mismo y salvar mi físico. Para eso, mi calendario debe ser más escaso. Mi siguiente torneo será Acapulco, haga lo que haga, y jugaré solo cuatro torneos en los cuatro primeros meses de 2018″.

Justo tras cojear dolorido ante Cilic, Rafa reflexionaba así en voz alta en la Sala de Prensa Principal de Melbourne Park: «Puede ser que si hubiera tenido la oportunidad de trabajar tan duro como trabajé el año pasado, quizá no hubiese pasado esto. Pero ese no fue el caso. Tenía la rodilla y tuve que ir más lento, paso a paso». Rafa ya había descrito como «inhabilitad» y «bloqueada» la situación de la pierna derecha lesionada en el tramo final de la agonía ante Cilic: bastante similar a la que padeció ante Goffin en noviembre de 2017, en las ATP Finals/Masters Cup, en Londres.

Los lectores de A LA CONTRA han podido leer abundantes referencias médicas sobre la complicada situación y detalle de proyecciones del estado de las rodillas de Rafael Nadal, en informaciones de los pasados 19-11-2017 y 10-1-2018 . Una de esas fuentes médicas de toda solvencia que en su día consultó este medio volvió ayer a analizar la situación, ahora replanteada ante Cilic. Así: «En apariencia y tras descansar, Rafa ha llegado a Australia con la rodilla en buenas condiciones después del mal final de temporada, aunque quizá algo corto de preparación competitiva. Al menos, por lo que desde fuera se ve. Pero, como ya se ha dicho, jugar en pista dura (Plexicushion Prestige en Melbourne, grado 3 Medium en la clasificación de la Federación Internacional) es lo más perjudicial para esas rodillas, para el estilo combativo de nuestro número 1 y para un cartílago que afronta un desgaste de 17 años en el circuito profesional. Desde ese punto de vista, las casi ocho horas de juego que disputó ante Schwartzman y Cilic no le han beneficiado, precisamente, y todo tiende a indicar que se ha producido alguna descompensación por sobrecarga de la zona de inserciones del cuadriceps derecho, o partes cercanas como los flexores: precisamente la pierna donde Nadal puede exigir más a sus tendones y grandes grupos musculares, para resguardar de estrés a la rodilla que tanto se le estresó a finales de 2017. Cuando se va sufriendo fatiga muscular por el exceso de carga y de trabajo, todo agravado por un calor excesivo, lo más normal es que se vaya a un cambio de apoyos, o incluso que se aconseje una limitación en ciertos movimientos para reducir el desgaste. Y ahí ya pueden venir problemas añadidos de desequilibrio o descompensación».

En diciembre de 2017, Nadal canceló un ciclo de entrenamientos que tenía programado en Manacor, en su módulo de pista dura, con el portugués Joao Sousa. El 18 de diciembre, Rafa pasó un control de reconocimiento en Barcelona con Ángel Ruiz Cotorro, su médico personal —y de la Real Federación Española de Tenis, RFET—, control del que surgió la renuncia a Abu Dabi y Brisbane. Más palabras de Nadal ante la Prensa en Melbourne, después de admitir su falta de entrenamiento de pretemporada… «porque tenía la rodilla». Señala Rafael Nadal: «Quien esté gobernando el circuito debería pensar un poco sobre lo que está pasando. Hay demasiados cayendo lesionados. No sé si tienen que pensar un poco sobre la salud de los jugadores. No ahora, cuando aún estamos jugando, pero hay vida después del tenis. Si seguimos jugando en estas superficies tan duras, tan duras, no sé lo que va a pasar en el futuro con nuestras vidas». Lesionados de gravedad o recién reaparecidos entre la élite del ATP Tour son en estos momentos Murray, Nishikori (ambos, fuera de Australia), Wawrinka, Djokovic… el propio Nadal.

«En pista dura, los tirones de los tendones hiperexigidos van estresando aún más la articulación y la rótula, ya de por sí desgastadas. Y hasta ahora no se ha conseguido que sea viable una regeneración condral (del cartílago) en un deportista de tanto nivel y exigencia como Nadal puede serlo», insisten esas fuentes médicas, ya citadas. Considerando todos estos extremos y sabiendo que dos de cuatro torneos del Grand Slam son en pista dura, Plexicushion (Australia) y Decoturf (US Open, Nueva York, un grado más dura y rápida), además de seis de los nueve Masters 1000 y de las mismas ATP Finals/Masters Cup, en Londres, ¿cabe ir poniendo un anticipo de caducidad a las grandes cabalgadas del mejor Nadal? En junio próximo, Rafa cumplirá 32 años… y, por ejemplo… 14 participaciones en Roland Garros: desde 2005. Miles de kilómetros en pistas, duras, de tierra, de hierba: estas, con tanta flexión… de rodilla. Hoy, el diluvio de plomo que vino de la boca de fuego de Marin Cilic ya ha empezado a cobrarse partes o plazos de aquellas facturas o cheques que, según Andre Agassi en 2005, Rafa Nadal iba extendiendo contra su cuerpo. Y, aunque Nadal y su brillante equipo médico intenten monitorizar y controlar el estado de los pagarés… los próximos vencimientos de pago no parece que vayan a dejar de llegar: i-ne-vi-ta-ble-men-te.

Alejandro Delmás
Alejandro Delmás
Un periodista enciclopédico que conoce el deporte de alta competición como pocos. Sus crónicas de tenis, NBA, boxeo e incluso fútbol, en su versión más sevillana, han glosado páginas históricas en El Mundo y el diario AS durante las últimas décadas. Un yankee nacido en Coria del Río que igual entrevista a Kobe Bryant que visita a Joe Frazier o conversa con Rafael Nadal. Un periodista 24 horas al día.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras