domingo, junio 16, 2024
Google search engine
InicioFútbolPrimera vuelta: Barça campeón y el resto misterio

Primera vuelta: Barça campeón y el resto misterio

La primera vuelta de la Liga nunca estuvo tan cerca del fin del mundo. O del principio del verano. O del juicio final. Lo ocurrido en 18 jornadas, completadas anoche con el Betis-Leganés (3-2), se acepta mayoritariamente como algo inamovible. No se conoce a quien dude de la refulgente victoria del Barcelona, de la recuperación del Atlético o de la penetrante crisis del Real Madrid. Son muy pocos los que se cuestionan que el descenso tiene dos plazas asignadas, Málaga y Las Palmas, y que por escapar de la tercera lucharán Alavés y Levante. Tampoco se hacen grandes cábalas sobre los equipos de Europa League, pues se supone que serán los que ahora son, Villarreal y Sevilla. Queda la sensación de que nos sobran los 18 partidos siguientes porque ya lo sabemos todo. Definitivamente, tenemos memoria de pez.

Falta mucha tela que cortar y en Eibar pueden dar fe. Allí no olvidarán lo ocurrido en la temporada 2014-15, cuando terminaron la primera vuelta en la octava plaza con 26 puntos… y cerraron el campeonato con 35, descendidos a Segunda y salvados en los despachos por las deudas del Elche con Hacienda. En esa misma temporada, el Córdoba sumó tres puntos en toda la segunda vuelta (17 en la primera) y cayó de la 16ª plaza a la última. En Las Palmas también saben de lo que hablamos. El pasado curso, el equipo acabó la primera vuelta en décima posición (24) y se sintió autorizado a soñar con Europa después de incorporar a Jesé y Halilovic. Bien, pues en la segunda mitad de la Liga, estrellas incluidas, sumó nueve puntos menos.

Por arriba el viento es igual de cambiante. El Madrid de Ancelotti se proclamó campeón de invierno en 2015, con cuatro puntos de ventaja sobre el Barcelona y con una imponente racha de 22 triunfos consecutivos que rompió el Valencia el 4 de enero. Lo que siguió fue un desplome súbito: eliminación en octavos de Copa contra el Atlético, sangría de puntos en la Liga y descalabro final ante la Juventus en semifinales de la Champions. El Barça ganó el título con 94 puntos, dos más que la leal oposición.

En sentido inverso, la hazaña del Real Madrid de Capello quedará como ejemplo de la resistencia del club a la derrota. En 2007, el equipo marchaba en cuarta posición y a seis puntos del Barcelona a falta de doce jornadas. Al final, se hizo con el triunfo, Tamudo mediante.

Hay cientos de ejemplos, pero sólo pretendo constatar que el fútbol es un cuerpo en constante mutación. No tenemos más que poner fecha a la exhibición del Real Madrid ante el Barcelona en la Supercopa. Ocurrió hace seis meses, no hace seis años. Y todavía es más próxima, del pasado noviembre, la penosa racha goleadora que atravesaba Luis Suárez, cinco partidos sin marcar goles. ¿Alguien lo recuerda ahora? Ni siquiera el propio delantero, que ha hecho goles en los últimos siete partidos.

No niego que el Barça será campeón, me limito a rebatir la teoría de lo inamovible. No hay noticia en los últimos años de un equipo que mantuviera su nivel de juego, acierto y suerte durante una temporada entera, y el Barcelona ya ha consumido medio año en las dulces praderas de la felicidad.

Tampoco subestimo las evidencias contra el Real Madrid, más cerca del descenso (a 16 puntos) que del liderato (a 19) y hundido por registros goleadores de una crueldad intolerable: Cristiano ha marcado cuatro goles y Paulinho, ocho (Messi, 17). Y otro golpe en el mentón: en la tabla de artilleros hay 26 futbolistas por delante de Ronaldo.

El dinero de los apostantes es un medidor muy fiable de la evolución/involución de los equipos en estas 18 jornadas. El Real Madrid ha pasado de favorito para revalidar el título (2/1) a cotizarse 34 a 1. El Barça, que arrancó 2’05/1 ha llegado a un punto en que apenas se reparten dividendos por su victoria (1’02/1). El Atlético se paga 26/1 (comenzó 15/1) y parece la mejor alternativa para quien desee hacerse rico… algún día.

Sin embargo, no se puede proyectar el futuro a partir del presente, al menos en el fútbol. El Real Madrid que ganó al Séptima Copa de Europa, quizá el hito más relevante para el club en los últimos 50 años, concluyó el campeonato de Liga en cuarta posición, a once puntos del Barcelona, el campeón del torneo. Y no le fue mucho mejor el año de la Octava (2000); entonces el Madrid terminó quinto en la Liga, a siete puntos del Deportivo.

Si la experiencia nos dicta que las sensaciones cambian varias veces a lo largo de un campeonato, también va siendo hora de aprender que poco ayuda cambiar de entrenador. Para el anecdotario de la Liga quedará que en 1992 Mendoza despidió a Radomir Antic cuando tenía al Real Madrid líder, justo al finalizar la primera vuelta, y a la historia ha pasado cómo se cayó a partir de ese momento el equipo, que debió conformarse con el subcampeonato.

En esta temporada también hemos asistido a casos significativos. El Sevilla destituyó a Berizzo de la peor forma posible, en vísperas de Navidad y con el técnico recién operado de un tumor en la próstata. Los resultados hablan por sí solos: 3-5 contra el Betis y 1-0 contra el Alavés. Las victorias contra el Cádiz en la Copa son bisutería en mitad del desánimo general. Tampoco ha beneficiado a Las Palmas la llegada de Paco Jémez, más bien lo contrario, ni se ha librado el Depor del olor a azufre después de sustituir a Cristóbal por Mel. Sin tiempo para enjuiciar el trabajo de Jose González en el Málaga, podemos afirmar que sólo Abelardo ha insuflado oxígeno a un Alavés que se quedaba sin aire; la amenaza persiste, no obstante.

Asumido que al Barcelona le corresponde la matrícula de honor, hay varios equipos que se han ganado la mención extraordinaria: Eibar, Getafe, Girona y Leganés han optimizado sus recursos y viajan gloriosamente por delante de sus presupuestos. El logro es extraordinario, pero no garantiza una vida plácida en la segunda vuelta.

En el siguiente escalón en la orden del mérito se encuentran el Atlético, disimulado entre el follaje —como le gusta—, y el Valencia, restablecido de una depresión deportiva e institucional. Lo del Villarreal no es una sorpresa, sino el fruto de un trabajo sensato que no le libró del descenso en 2012.

En resumen. La primera vuelta explica el presente a partir del pasado y hace pocas revelaciones en relación al futuro. En este caso sabemos que el Barça será campeón, y no es poca cosa, pero no podemos adivinar quién tendrá la mejor sonrisa a finales de mayo. Alguien dijo que mientras hacemos planes se escuchan carcajadas en el cielo. Estoy convencido de que muchas proceden de los dioses del fútbol.

Juanma Trueba
Juanma Trueba
Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS hasta que le tiraron del tren. Luego se lanzó a una aventura a la que puso por nombre A la Contra. Y en ella sigue.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras