jueves, abril 11, 2024
Google search engine
InicioCulturaMorante: "Los antitaurinos creen que las hamburguesas se hacen por ordenador"

Morante: «Los antitaurinos creen que las hamburguesas se hacen por ordenador»

El 14 de agosto de 2017, tras ser despedido con una gran bronca en la Plaza de Toros del Puerto de Santa María, José Antonio Morante Camacho, Morante de La Puebla, anunciaba su retirada de los ruedos taurinos. Una vez cerrada la crisis entre otoño e invierno, casi igual que se cuartea y reseca una tabla marismeña de arroz, Morante (1979, La Puebla del Río, Sevilla), el genio singular del toreo y de una vida que él mueve a compás de arte e inspiración, consultó con la almohada: y decidió reaparecer este mayo próximo, en la Feria del Caballo, en Jerez de la Frontera. Así, Morante no hará el paseíllo en la Feria de Abril, en Sevilla. Al amanecer del pasado sábado 20, sólo minutos antes del Encierro de San Sebastián, que él mismo organiza en La Puebla del Río, José Antonio Morante, con un cafelito de por medio, se sinceró en una entrevista exclusiva para A LA CONTRA.

Morante de la Puebla y Alejandro Delmás.

—¿Cómo es que vuelve en mayo… y no en abril, en la Feria de Sevilla?

—Bueno, pues esto no es más que un torero que se ha retirado en agosto pasado… y que decide cuándo le toca volver. No vuelvo en abril, vuelvo en mayo. Y empiezo en Jerez, que también está ahí al lado, ¿no? Esto ya es así. Pero la idea es ir a los sitios donde se respete el tipo de toro con el que se pueda dar vía libre al arte.

—Cerca de medio año después de haber anunciado que lo dejaba, tras un mal día en El Puerto, ¿puede recapitular ahora sobre la decisión y sus causas?

—No es algo de lo que me guste mucho hablar, pero en fin… Se cansa uno, se va cansando de los presidentes, de los veterinarios, de tanta sinrazón en relación al toro y de ver a los toreros sufriendo en todo este ambiente. Los toreros, los novilleros… y también, los aficionados auténticos. La gota que colmó el vaso fue aquel día en Puerto de Santa María.

—¿Algo que ver en especial con las oleadas de antitaurinismo? ¿Qué opina sobre esto? Usted llegó a debatir tranquilamente en Ronda con un grupo de antitaurinos que se manifestaban.

—En fin… el antitaurinismo es como un virus altamente contagioso, o contagiable dirían otros. Le llega sobre todo a mentes muy fáciles de confundir y que, la mayoría, vive en grandes urbes. Hay algo de infantil… hay antitaurinos que creen que las hamburguesas se hacen con un ordenador.

—Morante se ha movido desde siempre en el campo y en la Marisma, en cortijos tan taurinos como La Vuelta del Cojo, que fue de Pérez de la Concha o El Rincón de los Lirios, siempre en contacto con la Naturaleza y el toro. ¿Siempre buscando la inspiración en las huellas de José Gómez Ortega, Gallito, Joselito El Gallo? ¿Es él su modelo?

—Joselito es Joselito y todos sabemos que en él y Juan Belmonte se engloban la tauromaquia y la faena moderna. Pero ya hay un distanciamiento en el tiempo que está también en la faena, en la forma de ponerse ante el toro, en la distancia… uno no se puede parecer a nadie. Y yo creo que Morante no se parece a nadie. La inspiración nace de hablar contigo mismo y con el toro. Es un diálogo íntimo. El toreo tiene su propia música y no es un pasodoble. Es un hilo, un sonido que viene desde el toro y que conecta al toro y al torero. Tienes que tener oído para oír ese eco.
(Y así es, si así os parece. Así funciona Morante, que un día dijo a Antonio Sosa Suárez, pintor coriano y vecino de Puebla: «El toro es como un espejo que te devuelve la mirada». Sin música, en pura conexión de diálogo con el toro, el temple de Morante se ha arrebatado en faenas antológicas. Pero también, José Antonio ha escuchado en el albero de la Maestranza sevillana cómo la banda de Tejera se arrancaba a saludarle con Suspiros de España —uno de sus pasodobles preferidos— tras cincelar una media verónica que duró tanto como el toque de campanas de la Giralda: la oración del Atardecer, En el Nombre de Dios Clemente y Misericordioso).

—Joselito, Curro Romero, Rafael de Paula. Diga, Morante…

—Aparte de la inspiración que pueda suponer como idea en momentos puntuales, de Joselito hay que quedarse con ese modelo de hombre íntegro que él fue. Romero es la genialidad. Y Paula… la plenitud.

—Y Morante…

—Morante… mmm… está ahí, dando vueltas por el redondel.
(«Uno dos y tres… tres capotes en el redondel. Puntos cardinales de una geografía de sol y de sangre. Y el toro en el sur… una media luna sobre su ‘testú» las líneas de un tal Federico García Lorca).

—Hablaba antes de decantarse por ese tipo de toro «que pueda dar vía libre al arte». ¿Cabe extenderse?

—Se ha ido a un toro de dimensiones y características que hacen casi imposible el toreo de arte, tal como yo lo entiendo. Otro toro. Para otro tipo de toreo. Pero igual que respeto al torero que busca al público, aunque ese estilo no es el mío, ese otro toro del que hablo es un toro que te conduce a un toreo que es como una guerra. Y yo no quiero guerras.

—No sé por qué me vienen a la cabeza Madrid, Las Ventas, San Isidro… ¿va a ir para allá? Allí tuvo una tarde de éxtasis con el capote, el 21-5-2009. Usted lloró de tanta emoción. Crujieron el cemento y los cimientos de Las Ventas…

—Aquel fue un día muy especial… y en esa plaza, tan difícil. Pero en principio, no voy a Madrid en San Isidro. De momento, no se ha hablado. No ha habido comunicación. Puede que lo haga en junio, como pasó en el último año. Veremos.

—También se ha hablado de que podía montarse una minitemporada de duelos nada menos que con José Tomás…

—Igual: de momento, nada.

—¿No le seducen de algún modo las formas en que José Tomás conduce sus temporadas, tan parcas, y su mismo toreo, el llamado tomasismo?

—No, torear tan poco… no me seduce nada. Uno no se tiene que parecer a nadie, no está en mi parecerme a nadie. Ni en tu toreo ni en tu ser. Cada uno, que haga lo que tenga que hacer de acuerdo a su potencial.

—Bueno, ¿y ese Betis, tan suyo? (Morante sigue jugando sus partidos de fútbol en su finca de La Puebla, con su equipo: Los Warriors).

—El Betis… parece que se vino arriba con los cinco goles en el campo del Sevilla, ¿no? Esos fueron mis mejores Reyes. Esa noche me fui a disfrutarlo por ahí, todo a gusto en esa noche de Reyes, todo para mí.

—Lo mejor y lo peor del Betis…

—(Sin duda) Lo mejor es Joaquín. Lo peor… no hay ná: el Betis es así.

—¿Y aquellos amigos de México, el boxeador, Canelo… los recuerdos de ese Rodolfo El Pana que ya está en los cielos?

—Canelo me transmitió la afición por el boxeo. Me vino muy bien y me acuerdo de él. Pero ahora ya hay menos contacto. El Pana no tenía familiares cercanos, que yo sepa. Así se nos fue.

—Vaya la que tiene montada en La Puebla, con estos encierros de San Sebastián. ¿Cómo se le ocurrió, cómo se las arregla? El pueblo, ceñido en los balcones como por una sola bandera de España: aquí, la Legión…

—Todo lo organizo yo, sí. Pero desde el principio me ha ayudado mucha gente: Ricardo Mateo, el Teniente General de la Fuerza Terrestre de Sevilla…

—Dice su padre, Rafael, que van a terminar queriendo ponerle de alcalde…

—Política, no. Muy complicado. La política… para los políticos.

Alejandro Delmás
Alejandro Delmás
Un periodista enciclopédico que conoce el deporte de alta competición como pocos. Sus crónicas de tenis, NBA, boxeo e incluso fútbol, en su versión más sevillana, han glosado páginas históricas en El Mundo y el diario AS durante las últimas décadas. Un yankee nacido en Coria del Río que igual entrevista a Kobe Bryant que visita a Joe Frazier o conversa con Rafael Nadal. Un periodista 24 horas al día.
RELATED ARTICLES

5 COMENTARIOS

  1. Un poco «monguer» comparar el hacer un producto alimenticio con deleitarse viendo morir a un animal de forma sádica. Encima lo ponéis como cultura. @alacontra360 Ya tenéis un seguidor menos. Disfrutad de la barbarie

  2. Una cosa es matar un animal para comer y otra muy diferente matar por entretenimiento, eso creo que simplemente una perversión humana, a parte de tener nombre en la psiquiatría. A ver si nos lo empezamos a plantear!

  3. Hay que ser muy….para decir tal barbaridad…El disfrutar con el dolor tiene un nombre…..Llamar arte a la tortura,es un insulto a la inteligencia, a la ética, a la moral..

  4. Como bien habéis manifestado lo ocurrido en Ronda, íbamos un par de amigos y yo tan tranquilos por la calle y dislumbramos el autobús de la escuela taurina, a lo que dilucidamos ‘escuela de asesinos de Ronda’ un enjambre de ‘personas’ empezaron a perseguirnos y a increpar con violencia y el puño en alto cual bruja en época medieval que van a arrojar a la hoguera nos vimos injuriados por estos personajes que después de mucho gritar sandeces que sólo se creen ello, y personal del hotel salió a dispersar estos energúmenos, se fueron vociferando como si de una guerra ganada, donde está la civilización de estos psicópatas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Perikorro en La del Pirata bueno
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Yessy arreola en El encanto de los Nicas
Julie Bello Abaunza en El encanto de los Nicas
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz