sábado, julio 13, 2024
Google search engine
InicioOpiniónEn defensa de Zidane y de su equipo

En defensa de Zidane y de su equipo

El Real Madrid ha ganado tres de las últimas diez ligas sin que el dato haya afectado a la sensación de época gloriosa, tres Champions en una década. La Liga nunca ha funcionado como un objetivo prioritario. Durante mucho tiempo tuvo utilidad como vía de acceso a la Copa de Europa, pero ahora es un Plan B que se celebra con un entusiasmo sobreactuado.

Si comienzo con semejante obviedad es para poner en perspectiva la situación del Real Madrid en la Liga. Y, de paso, la situación de Zidane en el Real Madrid. El entrenador sufre estos días lo que podríamos denominar un reproche acumulado. Se le acusa del decaimiento del equipo, de sublevarse a la política deportiva del club (nótese la doble exageración) y de lo que siempre se le acusó: no es diligente en las sustituciones y no aporta soluciones tácticas a problemas imprevistos. Además, y el pecado no es menor, sonríe a los periodistas (o sonreía).

No se puede negar que es un fracaso entregar la Liga cuando no se ha cumplido la primera vuelta. Pero es un fracaso concreto —con posibilidad de corrección en Europa— que exige alejarse dos pasos para observar mejor. Lo que le ocurre al Real Madrid, ese desfondamiento mental antes que físico, es consecuencia directa de sus victorias de la pasada temporada. A cualquier éxito extraordinario le sucede un desvanecimiento que siempre nos parece inexplicable y que, sin embargo, es tan natural como un empacho de ostras o como el sueño que sobreviene después de una cópula y hasta de una interjección. Tanto el cuerpo como la mente necesitan treguas.

Que el Real Madrid haya transitado ese camino ganando los títulos en juego (Supercopa y Mundialito) demuestra que la hibernación no es completa. Que la falta de puntería sea el primer problema es otro síntoma esperanzador porque los goles van y vienen, y en los delanteros buenos vienen más que van. Fijado el entorno, empatar en Balaídos no es un fiasco, sino un traspié razonable.

Lo normal, y lo dicta la experiencia, es que el Real Madrid remonte progresivamente el vuelo, estimulado, en gran medida, por las críticas actuales. Nada motiva tanto a un futbolista como el deseo de venganza. No duden de que habrá goles dedicados a la tribuna de prensa. Con esa revancha en salmuera y el odio bien entrenado se afrontará al duelo contra el PSG en la mejor posición posible: la de presunta víctima. Veremos entonces.

Sólo entiendo la tensión que se ha generado estos días en torno al Real Madrid, y concretamente alrededor de Zidane, si los indignados se guiñan el ojo cuando recogen las armas. Sólo comprendo el drama en el fútbol como una representación teatral purificante. En un juego de pasiones, la exageración es un recurso literario. Lo que me preocupa es el número creciente de actores que se han dejado engullir por su papel, como ese Johnny Weismuller que, anciano ya, gritaba como Tarzán por los pasillos del geriátrico. Hablo, en este caso, de periodistas y aficionados, aunque no pierdo de vista a los presidentes.

La imagen que muestra al Real Madrid a 16 puntos del Barcelona es una foto rasgada. En el otro pedazo aparecen una Liga, una Champions, dos Supercopas y un Mundial de Clubes. Junto a los títulos hay un equipo que se ha ganado el derecho a fallar y un entrenador que ha dignificado a la institución con títulos y señorío. Olvidarlo no nos convierte en un patético Tarzán en pijama, peor aún: nos transforma en el pez sin memoria de las películas de Nemo.

Hay que saber distinguir entre un valle y un pozo. Hay que meditar a dónde nos conduce el cambio antes de reclamarlo. Lo único que podría aportar un entrenador que no fuera Zidane es pelo. Piensen si eso les mejora la sopa.

Juanma Trueba
Juanma Trueba
Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS hasta que le tiraron del tren. Luego se lanzó a una aventura a la que puso por nombre A la Contra. Y en ella sigue.
RELATED ARTICLES

3 COMENTARIOS

  1. LAS ESTADISTICAS DEBERIAN DE DEJAR DE SER EL OBJETIVO DE ZIDANE, ÉL MEJOR QUE OTRO SABE QUE LO QUE PERDURARÁ ES EL ESTILO, EL DE GUARDIOLA, EL DE CRUYFF, EL DE LOS BRASILEÑOS POR QUE NO HACER PROPIO UN ESTILO EN VEZ DE LUCHAR CONTRA LOS RIVALES, HACEER UN ESTILO , NO MIRAR SI JUEGA DELANTE EL BARSA O EL CELTA … DEJAR DE DEFENDER A ESTRELLAS CUANDO SE SALTEN EL GUION QUE TENGA EN MENTE.

  2. Tengo 50 años y soy madridista desde los 5, estos 45 años con sus 45 ligas me susurran al odio que tras coronar grandes cimas hay que bajarlas y esperar a vislumbrar en el horizonte otra gesta que acometer (no sé los metros de altitud que tiene el PSG pero me da que el escudo blanco ondeará en todo lo alto a finales de Febrero).Relajemonos, dejemos que Zidane y su grupo se sacudan el polvo despues de caer del caballo,comprueben el cargador de sus revolveres y que empiece de nuevo la fiesta.
    Todo lo anterior es solo una excusa para decirte, Juanma, la inmensa alegria que me supone verte iniciar esta nueva aventura periodistica (me gusta el estilo, y me gusta la miscelanea de temas). Era muy raro no girar la portada de aquel periodico y no disfrutar de tu «proesia» ironica, informada, divertida y lucida.
    Un abrazo. On the road again.

  3. Hola Juanma! Gracias por volver a poner cordura en un periódico deportivo. Sobre la situación actual del Real Madrid, solo añadir que, si después del año realizado, no somos capaces de entender y aceptar que los cuerpos y las mentes se relajan tras conseguir grandes éxitos, y no tenemos la capacidad de aceptar la derrota cómo algo natural, sin pedir la cabeza de quienes tanto nos alegraron, no merecemos llamarnos aficionados, seguidores o lo que queramos decir de este gran equipo. Una más, espero que un día quieras decirnos porque dejaron en aquel periódico a los impresentables que quedan y han llegado, y a ti te defenestró el personaje que lo dirige.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras