jueves, junio 20, 2024
Google search engine
InicioFútbolEl Titanic del Betis, proa hacia el iceberg

El Titanic del Betis, proa hacia el iceberg

Cilindros a plena potencia… pero rumbo hacia el campo de icebergs, en el undécimo puesto. Ese es el Betis de hoy, con una victoria en las últimas ocho jornadas. Ya el segundo equipo más goleado en LaLiga Santander (28 tantos, exaequo con el Málaga). Este Betis recibirá este domingo al Atlético de Madrid casi con la misma determinación con que el RMS Titanic puso proa en 1912 hacia aquellos icebergs del Atlántico Norte. Desencajado por goleadas tan absurdas como el 5-0 de Éibar o el 3-5 con que el Cádiz le puso KO en la Copa, el juguete de Ángel Haro, Adolfo Cuéllar, Lorenzo Serra y Quique Setién ha empezado a emitir fumarolas de humo negro, con señales de incendio en la sala de calderas.

Esto sucede cuando casi todas las otras actividades que acometen el presidente Haro y su equipo directivo (López Catalán, Ramón Alarcón…) en relación a la sociedad verdiblanca se encuentran gravemente comprometidas o, como mínimo, cuestionadas: en baloncesto ACB, Liga Endesa, el Real Betis Energía Plus -repescado por los tribunales- viaja patrocinado por el propio Haro entre récords históricos de negatividad, bajo la losa de un arranque de cero victorias y diez derrotas (plusmarca histórica ACB, 0-11); en el Grupo IV de Segunda B, el filial, Betis Deportivo, firma actualmente playoff de descenso. El equipo de fútbol femenino se llevó un 6-1 del Barcelona y acumula cuatro derrotas seguidas en la Liga Iberdrola.

Entre medias y en la gran preocupación de Haro y sus asociados, el proceso accionarial del denominado Betis de los Béticos se mueve bajo la amenaza judicial del recurso a tribunales por parte de Béticos por el Villamarín, la plataforma del expresidente Galera Davidson… con tramos de acciones a precios tan llamativos como 476,62 auros por cada título.

La maniobra de contratar como vicepresidente deportivo o general manager a Lorenzo Serra Ferrer, al borde de los 65 años y con sospechosa herencia deportiva en el Mallorca, fue el penúltimo truco o recurso del grupo Ahora Betis Ahora, que domina Haro y timonea el Betis con un 25% aproximado del poder accionarial. Es un grupo muy sólido y afectivamente vinculado con lobbies de presión de la Sevilla profunda, incluso cofrade, entre los que se mueven los juristas béticos liderados por los hermanos Adolfo y Miguel Cuéllar («abogados del régimen», se comenta), empresarios ligados al poder socialista andaluz y nombres tan reconocibles dentro de ese mismo entorno del PSOE como Ramón Alarcón Rubiales, Director General del club, hijo de la dirigente socialista Amparo Rubiales. También, por ejemplo. Pedro Rodríguez de la Borbolla, exconcejal socialista en Sevilla, hermano del expresidente andaluz José Rodríguez de la Borbolla y abogado de la plataforma progubernamental llamada Por Nuestro Betis, que en su momento desistió de continuar las demandas contra los antiguos bosses Lopera y Oliver para firmar sendos y discutidos pactos, en marzo y julio de este mismo 2017.

El problema es que pese a rematar en ola de verde triunfalismo la obra del Estadio de Heliópolis… toda la estructura transversal-empresarial (similar a una Consejería de la Junta de Andalucía) ideada por Ángel Haro y su núcleo duro se topa con una realidad tozuda: por más proyectos económicos y de mercado que manejan… he aquí que los planes deportivos no les salen. Con un presupuesto 2017-18 de casi 88 millones de euros, más el tinglado jurídico de Adolfo Cuéllar sumado a todo su entorno empresarial y a sus potentes vínculos con el poder andaluz del PSOE, Haro ha sabido culminar el apartamiento de Lopera y Oliver -previa retirada de denuncias y pago conjunto a ambos de 15.850.000 euros- y meterse en el bolsillo a una afición tan dócil como golpeada. Una afición, el famoso Manquepierda, que maneja bastante poca información, que se deja patronear fácilmente… y que solo anhela poder medirse de igual a igual con el odiado eterno rival, el Sevilla: hoy, de nuevo muy lejos, a distancia de diez puntos por arriba. Todos los pasos buscaban allanar el camino para un Régimen de Pax Verdiblanca bajo la batuta de Haro y todos sus mentores. Que no son pocos ni con escaso poder. Jugaban casi contra nadie. Pero…

Pero han hecho explosión la previsibilidad y persistencia del sistema-trampa de Setién, que cualquier entrenador de Primera tiene ojeado y diagramado de sobra, la falta de una segunda unidad solvente y el bloqueo moral de un plantel de jugadores acostumbrado a vivir en el País de las Maravillas Verdiblancas: donde las críticas no se aceptan, los medios contestatarios son vetados y los medios del club destilan miel. Sin intérpretes adecuados y totalmente previsible, el toquecito de Setién se empantana y estanca. El baloncesto es una ruina, una espina en el costado del propio Haro, que asumió personalmente el reto de meter en la ACB el nombre del Betis por el carril marcado de una serie de atractivos fiscales de imagen y mercadotecnia. Y, números cantan, el primer equipo se le ha ido de las manos a Setién, que recibió duras palabras de parte de Haro por la inoportunidad y dureza del KO copero a manos del Cádiz. Eso fue muy poquito después del descalabro ante los cadistas.

Problema añadido para liquidar a Setién es que el pasado verano firmó contrato por tres temporadas con ficha anual fija de un millón y medio de euros. Paradójicamente, el eventual despido resultaría más barato… si el equipo encalla en posiciones de descenso. Atención a los seis próximos rivales de este Betis: Atlético de Madrid, Málaga (La Rosaleda), Athletic, Sevilla (Sánchez-Pizjuán), Leganés y… Barcelona. Ese es el campo de icebergs al que se dirige el verdiblanco Titanic de Haro, Serra y Setién. A la vuelta de esos seis partidos sabremos si la nave de los sueños béticos aún resiste… o sus tripulantes se hallan en un refugio tan precario como la tabla en la que acabaron Jack Dawson y Rose DeWit Bukater. De aquel telúrico «Hola, hola Don Manué» a este melodrama de hoy se llega a través de otro grito de guerra, «Viva Don Ángel y Viva Don Lorenzo Serra Ferrer». Pues eso. Pero quizá será mejor que viva el Betis. Si es posible y si lo dejan tranquilo.

Alejandro Delmás
Alejandro Delmás
Un periodista enciclopédico que conoce el deporte de alta competición como pocos. Sus crónicas de tenis, NBA, boxeo e incluso fútbol, en su versión más sevillana, han glosado páginas históricas en El Mundo y el diario AS durante las últimas décadas. Un yankee nacido en Coria del Río que igual entrevista a Kobe Bryant que visita a Joe Frazier o conversa con Rafael Nadal. Un periodista 24 horas al día.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

  1. Amén D.Alejandro pero en eso de una afición no estoy en absoluto de acuerdo, tenía que haber especificado bajo mi punto de vista es «cierta afición palmera» porque habemos muchos que no nos tragamos este engaño de Betis y tampoco nos tragamos a estos trileros que pululan por el Betis, pero que podemos hacer nosotros, los Béticos de verdad y de toda la vida para acabar con este crimen deportivo organizado??

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras