sábado, julio 13, 2024
Google search engine
InicioOcioMarketingNos encanta Star Wars... y las marcas lo saben

Nos encanta Star Wars… y las marcas lo saben

No sé a vosotros, pero a mí cuando veo eso de «Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…» y mientras suena esa icónica música de John Williams se me saltan las lágrimas. Me emociono, es así. Llamadme friki, pero las películas de Star Wars son mis favoritas, son especiales, únicas, me llevan a la infancia, me hacen soñar.

Siempre quise ser un Jedi, esos héroes de espada láser con poderes sobrenaturales que la fuerza les daba. También en otros momentos quise ser Han Solo, guapo, sinvergüenza, incorrecto, pero leal y el perfecto amigo. Darth Vader también ha sido un personaje en el que fijarse en muchos momentos, un ser oscuro, poderoso y ambicioso. He soñado en innumerables ocasiones con la princesa Leia, lo reconozco, El Retorno del Jedi me cogió en plena pubertad. Y ahora me identifico con Obi-wan-kenobi, alguien empeñado en enseñar la diferencia entre el bien y el mal.

Esta saga que es hoy un fenómeno de masas, nació de la mano de George Lucas el 25 de mayo de 1977 y no ha dejado de crecer desde entonces hasta convertirse en la franquicia del cine más exitosa y rentable de la Tierra. Cifras récord tanto en taquilla, con unos ingresos brutos de más de 6.300 millones de euros, como fuera de la taquilla. Según Fortune, el valor de la saga de ciencia ficción supera los 35.831 millones de euros. Merchandising de todo tipo, licencias por doquier, algo único y extraordinariamente rentable. El nombre de Star Wars es sinónimo de éxito, una marca con mayúsculas, una tendencia que guía a millones de personas, una revolución en la industria del cine.

Me he pasado mi infancia jugando con sus muñecos, esas figuras oficiales de la película que empezaron a venderse en 1977 con un éxito inigualable. Aún los guardo, y cada vez que los veo sonrío y, de vez en cuando, vuelvo a soñar. Star Wars ha pasado de padres a hijos, varias generaciones que siguen soñando con volar en el Halcón Milenario o pelear con una espada láser. En mi casa es así.

Ante eso, está claro que cualquier marca que quiera venderme algo sólo tiene que acercarme al mundo Star Wars, así de simple, así de fácil. Creo que los grandes ejecutivos del mundo del cine lo saben bien y también creo que, como yo, hay muchos. Por eso en el año 2012 Disney compró Lucasfilm pagando 3.125 millones de euros, resucitando la saga y buscando aprovechar todo su potencial para llegar a todos esos consumidores, los existentes y los del futuro.

La marca Star Wars es por sí sola un gran negocio, conecta espectacularmente bien con las personas (los consumidores) haciendo que las marcas que se asocien a ella sean más cercanas y queridas.

Juguetes, pijamas, camisetas, libros, cerveza, hamburguesas… todo tipo de productos que desde que se estrenó por primera vez la película han hecho un gran negocio alrededor de ella. Ya en los 80 pudimos comprar el Happy Meal de McDonald’s o las cajas de cereales de Kellogg’s con las imágenes de R2D2, C3PO, Chewbacca o Luke Skywalker.

Ya más tarde, cabe destacar a Lego, con más de 46 artículos alrededor de la saga que equivalen a más de 20.000 piezas o su videojuego, que acumula unas ventas de más de 13 millones de euros.

También tiene mucho que agradecer Volkswagen, con la que es para mí una de sus mejores campañas de publicidad de la historia.

 

Pasan los años y sigue funcionando la fórmula. Hace unas semanas se estrenó la nueva película de Star Wars, Los últimos Jedi y, en sólo unos días, se han recaudado 700 millones de dólares en todo el mundo.

El estreno ha hecho que varias marcas aprovechen este momento para lanzar líneas exclusivas con productos alrededor de la película: desde juguetes de todo tipo (acérquense a cualquier tienda Disney), a unas zapatillas Adidas de edición especial que en su punta tienen la figura de Darth Vader. Productos extraños como la marca de maquillaje Covergirl con sus máscaras para pestañas Dark side y Light side. O marcas de lujo como la norteamericana Devon Works, que lanzó una línea de relojes basada en el lado oscuro con el lanzamiento de 500 relojes exclusivos con un precio de más de 28.000 dólares.

Uno de las marcas que en España ha sabido aprovechar mejor el tsunami de Star Wars es Movistar. Son un gran ejemplo, conectando especialmente bien su producto con el contenido: la creación del canal Movistar Star Wars con contenido continuo de la saga, el patrocinio del estreno oficial, la creación de una exclusiva exposición en la Fundación Telefónica en el Flagship Store, el anuncio protagonizado por deportistas patrocinados por Movistar con Gisela Pulido, Ramos, de Gea, Koke, Isco, Busquets y Maverick y un largo etcétera de acciones, todas ellas brillantes, creíbles y conectadas al negocio.

 

Muchas más marcas veremos estos días acercándose a sus consumidores aprovechando que Luke Skywalker regresa a la gran pantalla; Duracell, Philips, Wilkinson o compañías de toda la vida como Correos, que lanza unos sellos conmemorativos con motivo de estreno.

Seguiremos disfrutando los próximos años de más aventuras, será continuo y probablemente muy criticado por los puristas de la saga, pero lo que sí es seguro es que los equipos de marketing de multitud de marcas lo agradecerán y seguirán aprovechando para vender más y mejor.

Larga vida a la saga de Star Wars, larga vida a George Lucas, larga vida a Disney… y que la fuerza os acompañe.

RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras