jueves, junio 20, 2024
Google search engine
InicioFútbolLas salchichas del Manchester Christmas Market son azules

Las salchichas del Manchester Christmas Market son azules

Hay momentos en que un equipo se junta a través de un gol. El City lleva dos de esos momentos, grabados por Amazon, en apenas cuatro días. Los dos los marcó Sterling. Los dos los celebró a su manera Pep Guardiola. Los dos le dieron la victoria al líder de la Premier a partir de una declaración de principios: llegaron al pase, al límite, jugando la pelota, contra un equipo que siendo capaz de jugar a fútbol había renunciado a hacerlo de manera miserable. Tal vez por eso, el entrenador catalán confesó el miércoles tras ganar al Southampton que esa noche (¿de subidón?), era la más feliz de su estancia en Inglaterra. Tal vez tenga razón: vio a su equipo pasarse la pelota al límite, al límite incluso del cronómetro, al límite de dejarse los puntos, al límite de la defensa de la idea contagiada, sin rifar un pase, buscando el gol como lo consiguió. Después de que el árbitro les anulara la esperanza, después de que la racanería de un planteamiento innoble les desquiciara, siendo fieles a los consejos del técnico, ganaron cuando habían perdido dos puntos. Jugar, jugar y jugar para, como dijo el sabio de Hortaleza, ganar, ganar y ganar. Y ganaron.

 

Como en Hudesfield, solo tres días antes. «Es el dia más feliz desde que llegué” dijo Pep, después de vivir en el vestuario una celebración espectacular —“de las que hacen grupo, de las de Champions, pero con agua” según testigos— que le llevó a la sala de prensa con manchas en la camiseta. En Inglaterra, Pep había vivido algo parecido una vez. En el campo del Chelsea. 1-1 contra los azules, semifinal de la Champions. Entonces, marcó Iniesta y Pep salió a la carrera a abrazarle. Le adelantó Pinto en el sprint mientras Catalunya corría con él y se fundia en otro abrazo tan solidario como el que hoy abraza a los presos.

En el Etihad, en la demostración de la felicidad de un grupo que crece en noches gélidas, salió corriendo otra vez, esta vez al centro del campo, y se volvió loco. Buscaba con sus gestos el palco de su familia lleno de amigos. El que corría esta vez por la banda fue el lesionado Mendy. Un espectáculo. “El árbitro nos ha llamado la atención y con razón”, dijo el entrenador catalán. “Es comprensible, es fútbol y cuando ganas como han ganado ellos, es comprensible”, les disculpó su amigo Pellegrino. En el staff azul lo admite uno de sus más cercanos olaboradores: “Nos da vergüenza vernos, no me reconozco, pero…”. Pep insistía: “Es mi día más feliz en Inglaterra”. Detrás de Mendy corría Gundogan, que entre la risa y la sorpresa, le vio pasar a la pata coja.

 

Guardiola es más feliz que nunca. Sabe lo que es perder. Y seguramente, lo que es ganar. Ganó el domingo en Huddesfield y ganó el miércoles ante los ojos de un sheik que siempre le apoyó. Por eso, y porque sabe que el dueño nunca le giró la cara, porque le ha dado la razón a Txiki y a Soriano, porque ahora pueden sacar pecho (y no lo hacen), disfruta como no lo había hecho antes al salir a comer por Manchester con la sensación de estar haciendo bien su trabajo.

El mundo se ha vuelto azul. Y bate récords. “Lo bueno de eso es que ahora podemos batir otro. Eso es lo bueno de batir récords”, dice al valorar los registros del Shark Team, como bautizó Mendy a este grupo. “Mendy está loco”, insiste Pep. Pero lo cierto es que su equipo lo está devorando todo: ha ganado once encuentros a domicilio, suma 18 victorias consecutivas en todas las competiciones y once de ellas en la Premier en una misma temporada por primera vez.

El inicio de temporada del equipo de Pep Guardiola es el mejor de la historia de la Premier después de 13 jornadas; con 40 puntos sumados no tiene comparación. La racha de imbatibilidad del equipo alcanza ya los 27 partidos y antes del triunfo en Huddersfield había que viajar 22 años atrás para encontrar la última victoria del City a domicilio en un encuentro en el que llegase por debajo en el marcador al descanso. Nunca hasta ese día había remontado un partido que fuera perdiendo en la primera parte: “¡Hostia!”, exclamó Pep al saberlo. Fue ante el Blackburn Rovers en abril de 1995. En caso de ganar los dos próximos partidos, el City igualaría el registro de 14 triunfos consecutivos del Arsenal entre febrero y agosto de 2002. Pero queda mucho para alcanzar los 49 que los propios Gunners lograron entre mayo de 2003 y octubre de 2004.

Los de Pep Guardiola se encuentran solo a dos victorias a domicilio de igualar el mejor registro en una sola temporada que poseen Arsenal y Chelsea, con 13. “A este paso, viendo cómo se está juntando el grupo, es cuestión de tiempo”, advierten en las entrañas del equipo. “Generalmente, en el mundo del deporte, nos adelantamos al futuro demasiado pronto. El futuro para nosotros es el Southampton, entrenar bien hoy, recuperarnos bien y prepararnos mentalmente para el difícil partido ante el Southampton. He escuchado muchas cosas sobre récords y cosas así. Eso nos puede confundir y tenemos que estar concentrados en nuestro trabajo para mañana”.

Entretanto, el City anuncia la renovación de Silva por dos temporadas más. “Lo que más me gusta de David Silva, siendo un tipo que parece serio y tímido, es el hecho de que, siendo un jugador tan técnico, ha conseguido sobrevivir en una liga como la Premier. Es un gran competidor, agresivo, gana los duelos. Le admiro muchísimo”, resume. “Es muy español por su velocidad, su rapidez de ejecución… Pero juega con la influencia de las condiciones meteorológicas como el viento o la lluvia y ha sobrevivido durante tanto tiempo… Es una verdadera leyenda para este club. Lo que él ha hecho en el Manchester City quedará escrito en los libros de historia en el futuro. Estoy muy contento por él y espero que podamos continuar juntos en los próximos años”, dijo el catalán, mas feliz que nunca. Lleno de razones, rodeado esta semana de su núcleo duro, encantado de ver cómo su equipo gana bajando la pelota al suelo y viéndole correr por la banda para celebrarlo, para desgracia de sus enemigos. Todo ha cambiado mucho en un año en la ciudad. Este año las salchichas del Manchester Christmas Markets parecen azules.

Lu Martín
Lu Martín
Sin duda uno de los mejores reporteros en activo del periodismo deportivo español. Ex del Sport y de El País, hoy vive a caballo entre Barcelona y Manchester. En algún lado de su caótica mochila está uno de las mejores agendas que se conocen. Mundiales, Eurocopas, Copas Américas, Juegos Olímpicos... Pocos países faltan por colocar su sello en el pasaporte de este maestro del periodismo de calle.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras