sábado, julio 20, 2024
Google search engine
InicioDeportesMultideporteDecisión histórica: la UE reduce el poder de las federaciones internacionales

Decisión histórica: la UE reduce el poder de las federaciones internacionales

Hay días en que las decisiones históricas parecen caer del cielo como si nevase. Este viernes, en Bruselas Theresa May y Michel Barnier anunciaron por la mañana el principio de acuerdo en las negociaciones para que el Reino Unido abandone la Unión Europea en 2019. En la misma sala de prensa, sólo un par de horas más tarde y con bastantes menos periodistas presentes, la Comisaria Europea de Competencia, Margrethe Vestager, dio a conocer la resolución de su departamento en contra de la Unión Internacional de Patinaje (ISU: International Skating Union) en el marco de una denuncia presentada por los patinadores neerlandeses Mark Tuitert and Niels Kerstholt.

En su decisión de este viernes la Comisión Europea anuló las normas de la ISU que prohíben a patinadores profesionales participar en competiciones no autorizadas por la propia federación internacional. Desde 1998 la FIP ha ido endureciendo las normas que rigen la participación en los campeonatos continentales y mundiales de patinaje de velocidad. Los patinadores se enfrentan a una posible sanción a perpetuidad por el resto de sus carreras profesionales si deciden participar en una competición que no es organizada o reconocida por la propia federación. Es decir, no se permite la organización de carreras, torneos o competiciones independientes o privados, como pudieran ser los mítines de atletismo, si previamente no pasan por el filtro (y la caja) de la federación internacional.

El caso en cuestión se refiere a una denuncia ante la Comisión Europea de los patinadores neerlandeses Mark Tuitert y Niels Kerstholt, que contaron con la ayuda de dos magníficos especialistas en derecho europeo como Ben Van Rompuy y Antoine Duval de la Universidad de Leiden y el Instituto de Derecho Europeo ASSER de La Haya, respectivamente, y el apoyo de los sindicatos europeos de deportistas profesionales.

En su denuncia Tuitert y Kerstholt argumentaron que la ISU hace un uso abusivo de su poder como federación internacional para organizar los campeonatos mundiales. Según los denunciantes, la federación está simplemente impidiendo que ellos puedan participar en competiciones privadas de patinaje de velocidad, lo que les causa un perjuicio económico e imposibilita que desarrollen su actividad profesional. Dado el prestigio de los mundiales de patinaje y su importancia para los Juegos Olímpicos, una posible sanción a perpetuidad de las competiciones internacionales constituye un abuso de posición dominante, lo cual es ilegal según el derecho europeo. Además, dichas normas impiden la organización de competiciones alternativas de patinaje a las propias de la FIP porque nunca serían capaces de atraer a los mejores patinadores para resultar atractivas al público. Si la ISU amenaza a los patinadores con la exclusión de los Mundiales y de los Juegos Olímpicos, nunca participarán en esas competiciones privadas que, por lo tanto, difícilmente serían rentables. En definitiva, se restringe la competición en el mercado y la libertad económica de los posibles organizadores y firmas comerciales.

En otras palabras, lo que los patinadores y sus asesores plantearon a la Comisión Europea es si es legal que una federación internacional utilice su poder como regulador del deporte para obtener un beneficio económico propio e impedir el libre comercio de otros. Es un caso parecido al del baloncesto, que quizás sea más familiar. ¿Sería legal que la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) prohibiese la participación en el Europeo o Mundial a los jugadores que forman parte de los equipos de Euroliga? ¿O sería legal que la UEFA prohibiese a los clubes de una hipotética Euroliga privada participar en su liga nacional? En todos estos casos las federaciones internacionales solo hacen uso de su poder con respecto a reglas deportivas (cómo elegir los participantes en una competición), pero tiene un claro componente comercial.

Aunque a nosotros nos parezca lejano e incluso algo exótico, en los Países Bajos el patinaje de velocidad tiene una gran tradición y mueve mucho dinero. En los últimos Juegos Olímpicos de Invierno los neerlandeses consiguieron un total de 24 medallas (8 oros, 7 platas y 9 bronces), todas ellas en patinaje de velocidad. Ganaron ocho de las doce pruebas de este deporte y alcanzaron el quinto puesto total del medallero en los Juegos de Sochi. No es un deporte minoritario para ellos y hay un alto número de patinadores profesionales que se ven perjudicados por los reglamentos de la ISU. En los Países Bajos hay también un gran número de carreras populares de patinaje que no pueden desarrollarse comercialmente porque las normas de la ISU hasta el momento lo impedían.

Con esta decisión, la Comisión Europea le da a la ISU noventa días para cambiar sus normas de manera que los criterios de selección para las competiciones internacionales se base en objetivos deportivos legítimos (lo que excluye el interés económico de la FIP). Además, las normas deben de ser proporcionadas y no discriminatorias. Según la Comisión, la normativa de la ISU en vigor desde 1998 restringe la competición económica porque perpetúa sus intereses económicos en detrimento de los derechos de los atletas y organizadores de competiciones rivales. En particular, dichas normas restringen “la libertad comercial de los patinadores profesionales para participar en competiciones independientes de patinaje”, explicó la Comisión en su nota de prensa.

Uno de los denunciantes, Mark Tuitert, agradeció en las redes sociales a la Comisión Europea su decisión: “¡Una noticia histórica! Una decisión sabia e importante en relación a los derechos de los atletas profesionales”. Su asesor legal, Ben van Rompuy, dijo sentirse sobre todo “orgulloso” de los dos patinadores que tuvieron el valor de enfrentarse al poder de la FIP a pesar de las posibles represalias.

Hace una semana, el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, declaró que una decisión en contra de la ISU supondría “el final del modelo europeo de deporte” tal y como lo conocemos. Según Bach, la decisión de la Comisión Europea pone en riesgo el papel de las federaciones europeas e internacionales y abre el mercado deportivo a rivales comerciales que no se interesan por el deporte, sino por su propio beneficio económico. De nuevo aquí Bach se refrió, cómo no, al caso de la Euroliga de baloncesto.

El intento de Bach de influir en la decisión de la Comisión cayó, sin embargo, en oídos sordos. La ISU tiene por supuesto la posibilidad de apelar ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, pero debería empezar a pensar en cómo debe reestructurar su normativa si no quiere tener más problemas en el futuro. Otros deportes individuales, como el atletismo, han aprendido a convivir con los promotores privados de carreras y permiten a los atletas desarrollar una carrera profesional que no perjudica, sino que más bien beneficia, las competiciones oficiales como los Mundiales, Europeos o Juegos Olímpicos.

Las consecuencias de esta decisión de la Comisión están por ver. Una cosa es segura, no destruirá el deporte Europeo como denunció Bach en un tono apocalíptico muy típico de las federaciones deportivas cuando tratan de evitar que les lean la cartilla. Es, eso sí, un hito histórico en la aplicación del derecho de competencia europeo a la industria del deporte. Desde la sentencia del Caso Bosman no se había anulado ninguna regla de una federación deportiva internacional. El impacto económico será sin duda menor que el de Bosman, pero el debate sobre el papel y el poder de las federaciones internacionales en la gobernanza de su deporte queda abierto en un momento en el que su legitimidad está bajo mínimos.

Si extrapolamos la decisión más allá del patinaje, lo que la Comisión Europea ha dicho es que las federaciones internacionales no pueden restringir de manera desproporcionada la organización de competiciones privadas independientes y alternativas. También ha dicho que los intereses económicos de las federaciones internacionales no pueden dictar normas que restrinjan la actividad económica profesional de los deportistas. Esperando en el cajón de la Comisión está una denuncia cruzada de FIBA y la Euroliga que debate precisamente esto mismo. Ambos organismos se acusan mutuamente de impedir la competición económica y abusar de su posición en el mercado. En principio, y ahora más con este precedente, el conflicto legal debería resolverse en favor de la Euroliga y la FIBA lo sabe.

Igualmente, los constantes rumores que se han escuchado en los últimos años sobre un Mundial alternativo de Fórmula 1 podrían tener ahora vía libre desde este punto legal. El mismo argumento puede aplicarse a otros deportes como el esquí, el ciclismo o la natación, en los que promotores privados podrían estar interesados en organizar competiciones independientes fuera del calendario de las federaciones internacionales, que ahora han perdido el poder de sancionar a los deportistas que decidan participar fuera de su coto cerrado.

Pero el verdadero debate va a ser hasta qué punto las federaciones internacionales van a perder poder regulador dentro de su propia industria en beneficio de otros actores como los deportistas y los promotores privados. Si el caso Bosman supuso una reconfiguración, ahora la decisión en el caso de la ISU debería apuntalar alguna de esas tendencias. En especial, los deportistas profesionales salen reforzados porque se ven protegidos en su lucha ante los monopolios de las federaciones, que suelen marginarlos en la toma de decisiones. Lo lógico sería que las federaciones deportivas tomasen nota y empezasen a cambiar sus modos de actuar, aunque visto lo sucedido los últimos 20 años yo no apostaría por ello.

Borja García
Borja García
Periodista de vocación hasta que decidió que prefería tener los fines de semana libres para ir al fútbol. Trabajó para la cadena SER y el Diario AS. Tuvo el privilegio de vivir y contar en directo el Mundial juvenil de fútbol de Nigeria como enviado especial. Hace años decidió cambiar el mundo informativo por el académico. Ahora es profesor de universidad y se dedica a investigar y explicar los entresijos de la gestión y del negocio del deporte en una universidad del centro de Inglaterra. Y a seguir las desventuras del Nottingham Forest.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

  1. Muy bien explicado.

    El problema es que ni Federaciones ni entidades privadas son ONG y que las primeras, aún con sus defectos, pretenden o dicen pretender mirar por todos los intereses del deporte, mientras que las entidades privadas sólo lo harán en el caso de lo que les resulte rentable -como es lógico-, lo que abre la puerta a la citada Euroliga o a una súperliga de fútbol europeo.

    En ambas evidencias hay que encontrar un cierto equilibrio que, viendo ambas partes, no referidas a la FIP, no tienen visos de pasar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras