viernes, junio 21, 2024
Google search engine
InicioFútbolChampionsCrónica al espacio exterior

Crónica al espacio exterior

Pensarán que miento, pero tiene cierto atractivo escribir una crónica que leerán pocas personas en el presente y probablemente ninguna en el futuro. Escribir de un partido de fútbol que pasará al olvido es una forma de alcanzar la eternidad por el camino largo y sin farolas. Siempre y nunca no son conceptos antagónicos, sino primos hermanos.

En una situación como la que nos ocupa (duelo irrelevante con la clasificación ya conseguida) escribir es como lanzar una sonda al espacio con la esperanza de que llegue a los marcianos. Cosa parecida se hizo en 1977 cuando la NASA envió en la Voyager 1 y Voyager 2 un disco con 90 minutos de música terrícola que incluía desde Mozart a canciones de mariachis, nada se sabe sobre los gustos musicales de los selenitas. Las naves en cuestión abandonaron el sistema solar en 2006 sin que ningún planeta se haya quejado por el ruido. En 2008 se insistió y se mandó hacia el espacio profundo la canción de Los Beatles Across the Universe, también sin repuesta conocida, salvo que la sequía sea una señal de que quieren más.

Así nace esta crónica, con dirección al espacio profundo de las cosas que no importan. Puedo llegar a entender a quien alcance esta línea porque existe un tipo aburrimiento lector nos lleva a leer la etiqueta del champú. Y porque la soledad es cabrona y, en ocasiones, también la compañía. Sin embargo, no soy capaz de imaginar a quien lea esto dentro de, qué se yo, todo el tiempo que cabe entre los próximos dos meses y dos milenios. Será más fácil que ese hipotético lector tenga antenas que gafas.

En fin, vayamos al partido. Zidane alineó un once semititular con Theo, Kovacic, Lucas y Mayoral como representantes de la segunda unidad. El objetivo filosófico era combinar lo que hasta ahora no ha mezclado. El objetivo material era doble y casi simultáneo: ganar y propiciar el gol de Cristiano, el que le convertiría en el primer jugador que marca en todos los partidos de la fase de grupos. Bien, pues los objetivos parecieron quedar cumplidos a los doce minutos. A los ocho marcó Borja Mayoral y a los 12 Ronaldo.

Diríamos que al Borussia se le aparecieron todos los demonios, si no fuera porque ya no le quedan demonios por ver. Cuando el pasado septiembre recibió al Real Madrid, el Dortmund era una de las sensaciones de Europa, invicto en Alemania, seis victorias y un empate. Después de perder (1-3) se vino abajo hasta adentrarse en el inframundo. Desde aquella noche, el Borussia ha ganado dos partidos de los trece que ha disputado en todas las competiciones, incluyo la derrota en el Bernabéu. 

Sin embargo, el equipo todavía tiene algo, el aire de los que fueron guapos (Sahin) y de los que lo serán mucho (Pulisic). Con eso, y con la amable colaboración del rival, el Dortmund se desperezó y recuperó la memoria de otras grandes noches. Es curioso lo del Madrid. No le dura la concentración más allá de quince minutos seguidos. Se tensa y despensa con la misma facilidad. 

Entre el final de la primera mitad y el inicio de la segunda, Aubameyang reavivó el fuego con dos goles de figura mundial, más que por la belleza de los remates, no tanta, por su absoluta calma en la ejecución (no jadear es un síntoma de máxima elegancia, en cualquier situación). Si Florentino no encuentra inconveniente en su corte de pelo, el gabonés podría ser el atacante que busca el Real Madrid para completar su ataque. Además de un gran refuerzo, pondría el final a una buena historia, pues el jugador cumpliría la promesa que le hizo a su abuelo, natural de Ávila, poco antes de morir.

El Real Madrid reaccionó y sus siguientes minutos de furia le permitieron ganar y borrar de nuestras cabezas lo anterior. Gracias al poder curativo de la victoria se nos acaba de olvidar la fragilidad defensiva del equipo, alarmante a todas luces.

Ya ven, la crónica que mandaré al espacio profundo me ha quedado larga como un viaje interestelar. Solo espero que los marcianos la lean escuchando Across the universe. Mejoraría sensiblemente.

[spotifyplaybutton play=»spotify:track:72Ob0wrObCXgvGYhFs8vip»/]

 

Juanma Trueba
Juanma Trueba
Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS hasta que le tiraron del tren. Luego se lanzó a una aventura a la que puso por nombre A la Contra. Y en ella sigue.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras