sábado, julio 13, 2024
Google search engine
InicioLiga SantanderReal MadridZidane, cambio y corto

Zidane, cambio y corto

Paul Galvin, un hombre de 46 años que vivía en Chicago, decidió iniciar un viaje por Europa durante el verano de 1936. Su intención era descansar y disfrutar de unas agradables vacaciones en familia, pero en lugar de eso tuvo un “Momento Eureka” que cambiaría el rumbo de la Historia.

Paul era un ambicioso emprendedor. Junto a su hermano Joseph había iniciado una actividad empresarial que buscaba resolver los problemas que planteaban las baterías y la red eléctrica. Con tan solo cinco empleados habían creado un producto que les estaba haciendo ricos, una radio que se podía instalar en cualquier automóvil. Uno de los empleados mencionó a su jefe la oportunidad de negocio: los jóvenes utilizaban los coches para contemplar las puestas de sol. A partir de aquí fueron los Galvin quienes consiguieron poner a esa escena una banda sonora, acordando bautizar este invento bajo el nombre de Motorola.

Precisamente, en ese viaje por Europa, Paul se dio cuenta de que entre los países del Viejo Continente había muy mal rollo. Le llamó especialmente la atención el poder militar que exhibían las potencias, con un claro protagonismo de la Alemania nazi. A la vuelta de su viaje invitó a sus ingenieros a dejar lo que tuvieran entre manos para volcarse en una idea, un sistema de comunicación móvil que fuera tan ligero y fiable que permitiera al ejército estadounidense transmitir las órdenes en el campo de batalla. Y así fue como nació el walkie-talkie.

Al terminar la guerra, el uso del walkie-talkie se convirtió en un fenómeno universal. Todos querían tener uno, también los niños, incluyendo entre éstos a los hijos de mis padres. Para hablar tenías que pulsar un botón de gran tamaño, normalmente de color rojo. Durante el tiempo que estirabas tu discurso debías mantenerlo apretado, algo parecido a lo que hacen los adolescentes cuando se dejan mensajes de voz por whatsapp, aunque algo más rudimentario.

Es justo reconocer que con el walkie-talkie la comunicación no era fácil; o hablaba uno o hablaba el otro, así que se popularizó el código del “cambio” y “corto” para que la conversación fluyera. Si naciste antes del año 2000 puedes saltarte este párrafo: “Cambio” significaba que ya habías terminado de hablar y querías escuchar al otro. “Cambio y corto” significaba que querías cortar el rollo y dedicarte a otra cosa.

Cuento todo esto porque la creatividad es lo que ha hecho posible que sucedan cosas extraordinarias. Motorola inventó la radio de los coches, luego los walkie-talkies, a continuación los busca y ya por fin el primer teléfono móvil de la historia. Contado así de rápido parece una sucesión previsible de episodios, un guión cualquiera, pero en realidad representa una hazaña gigantesca. Sin toneladas de creatividad todo esto no hubiera sucedido.

Pasando a lo que de verdad importa a mis lectores, el partido del Real Madrid contra el Málaga fue uno más, uno de tantos, sin una pizca de creatividad sobre el campo. El equipo jugó de memoria, cada jugador fue tan previsible, tan fiel a la idea que tienen de sí mismos, que antes de que el árbitro pitara los doscientos fueras de juego ya sabíamos que los iba a pitar. Las bicicletas de Ronaldo, los pases de Toni Kroos, la carreras por la banda de Carvajal, las buenas intenciones de Lucas Vázquez, los fallos de la defensa…. era todo tan predecible como el parte meteorológico de un mes de agosto en Almería. Es una monotonía que ha alcanzado su cumbre, su estado de gracia.

Pero, ¿de verdad todo es vulgar en el Madrid? No, no del todo. Hay un jugador, uno solo de los que llevan camisetas blancas, que es como los hermanos Galvin en los años 30, un portento de creatividad. Inventa jugadas imposibles, ejercita la observación, no tiene miedo al error, experimenta… transforma signos de interrogación en signos de exclamación. Ese jugador fue bautizado como Francisco Román Alarcón Suárez, pero hoy en día todos le conocen como Isco.

Pero, ¡ay!, Isco fue sustituido cuando aún quedaban 30 minutos de juego. El entrenador se concentró en el negocio, en la ejecución del resultado, en el pájaro en mano. Guardó los post-it de colores en el armario bajo siete llaves y renunció a la generación de ideas. El cambio de Isco significó que la apuesta del entrenador pasaba a manos de los que ejecutan planes, no de los que los inventan. Lo que no es tradición es plagio, y punto.

Ni sorpresas, ni jugadas originales, ni pases de fantasía, ni ciento volando. Así es como juega el Real Madrid cuando Isco se sienta en el banquillo. Poco más queda que decir, salvo la última frase.

Zinedine Zidane, cambio y corto.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras