sábado, julio 13, 2024
Google search engine
InicioLiga SantanderAtlético¿Dónde está el equipo?

¿Dónde está el equipo?

Cuando era pequeño, no hace tanto, mi carta a los Reyes Magos solía ser muy simple. Una equipación del Atlético de Madrid. Así. A secas. No decía la segunda vestimenta, la de tonos nacarados, ni esa tercera, tan bonita, de fucsia redentor. No. Pedía la del Atleti porque entendía que sólo había una. Tampoco pedía la camiseta de un jugador concreto. Pedía la del Atleti que era la de todos ellos. Es verdad que luego, en las pachangas callejeras, elegía ser mi jugador favorito del momento pero eso es algo que cambió con los partidos y con los fichajes inesperados.

Con la llegada del dinero audiovisual y de las luces de neón, el mundo del fútbol ha sufrido una extraña simplificación que tiende a individualizar en nombres concretos, de vocación galáctica, cualquier concepto o idea de equipo. Supongo que esta adoración por la individualidad sirve muy bien para vender festivales de belleza y toneladas de productos de merchadising pero es una asociación que me parece algo forzada, por no decir irreal. Lo digo porque el fútbol, por mucho que le duela a los altos directivos, es un deporte de equipo.

Desconozco si esa tendencia por volcar en nombres serigrafiables la esencia de los clubes funciona institucionalmente bien en los equipos multimillonarios pero creo que derrapa en los que, como es el caso, tienen imposible competir por tener a los Reyes del Mambo durante muchos años. Deberíamos tener cuidado con estas cosas. El Atleti ha sido importante sólo cuando ha sido equipo. No es una frase hecha. Tiren de memoria. ¿Quién era la estrella del equipo el año que ganó la liga en 1996? ¿Quién lo era cuando la ganó en 2014? No nos pondríamos de acuerdo seguramente porque no había una. Es importante tener buenos jugadores, los mejores posibles, pero para el Atleti es mucho más importante tener un equipo. 

Hace unos días el universo periodístico enfocó las luces de la actualidad en un aparente mensaje oculto de Diego Pablo Simeone hacía Griezmann. Es difícil saber lo que el entrenador argentino quiso decir realmente pero la mayoría de profesionales interpretó que se trataba de un afilado aviso a un jugador que no está en su mejor momento. A la “estrella” del equipo, para mayor gloria del mundo del espectáculo. Escuchando la secuencia completa de respuestas yo, modestamente, entendí otra cosa. Para mí lo que quiso el Cholo fue poner la atención en el concepto de equipo. Quiso hacerlo porque, lamentablemente, es algo que se ha perdido. Dentro y fuera del campo. Simeone quería volver a centrar el tiro en esa idea que implantó cuando llegó hace unos años y que funcionó tan bien. Ese concepto de bloque, de unidad, que se instaló en la epidermis rojiblanca. El Atleti, no Godín o Falcao, era un roca. El Atleti, no Miranda o Filipe Luis, defendía muy bien. El Atleti, no Gabi o Koke, era muy intenso. El Atleti, no Diego Costa o Griezmann, era letal cuando llegaba. El Atleti, hoy por hoy, no es nada de todo eso pero prefiero decir que es el Atleti, y no Griezmann, el que no tiene gol. Que es el Atleti, y no Godín o Savic, el que defiende mal los balones laterales.

El partido contra el Depor en Riazor ha sido deportivamente descorazonador pero se me hace muy difícil analizarlo desde las individualidades. De hecho, se me hace muy difícil analizarlo desde cualquier perspectiva porque no creo que el Atleti sea eso. Está poseído por una especie de enfermedad autoinmune que lo atenaza. El equipo estuvo plano, espeso y bloqueado. Temeroso. Superado por los acontecimientos. El partido de Griezmann fue para olvidar, desde luego. Parecía más el ánima de Fiz de Cotovelo deambulando hacia San Andrés de Teixido que una estrella internacional del balompié pero, ¿quién estuvo bien en A Coruña? ¿Quién está en forma en el Atleti? Hemos visto retazos de casta entre los jóvenes (Lucas fue el mejor en tierras gallegas y Thomas lleva un arranque de temporada bastante potable) pero nadie está bien. Ni siquiera un Simeone que se desespera entre una plantilla desequilibrada y unos recursos que no le funcionan. Un Simeone al que no le sale nada y que eso le hace caminar por el filo de lo razonable. Pero todo lo anterior no puede ser la prueba tangible de que todos son muy malos sino de que el problema es estructural. Es decir, que es bastante más complicado de diagnosticar y de resolver.

Podemos discutir sobre qué es lo que ha llevado al equipo hasta aquí. Cada uno tendrá su teoría y yo, más o menos, ya he dejado entrever cuál es la mía (plantilla sin renovar por mala administración y una pésima gestión de un cambio radical en la institución) pero creo que es bastante más interesante pensar en cómo se puede salir de ahí. Ganar tres puntos en el último minuto, de falta y en un partido que no merecías ganar, es un buen comienzo. No hay nada en el mundo del fútbol que prospere sin conseguir ganar puntos. No vendría mal tampoco recuperar algo de tranquilidad y poner un punto de perspectiva. Para bien o para mal la historia del Atlético de Madrid, al menos hasta que estrenemos un nuevo año, tendrá que estar protagonizada por los mismos personajes que hoy saltan al césped cariacontecidos. Habrá que olvidarse de recriminar cosas del pasado (de momento) y empezar a seleccionar, de verdad, quién está para empujar y quién está para quedarse a lamentarse clandestinamente en un rincón del camino. Todo es muy lícito pero hay que decidirse ya porque el destino no espera. Con lo que quede habrá que formar un once que sea capaz de competir. Como sea. Habrá que empezar por recomponer la defensa, recuperar el espíritu y resucitar esa añorada intensidad que antaño sujetaba el equipo. Y a partir de ahí, que sea lo que Dios y el talento de los futbolistas quiera. Y si para ganar tiene que salir a jugar Giménez por Griezmann, aunque nadie lo entienda, que así sea.

Ennio Sotanaz
Ennio Sotanaz
Se hace llamar "escritor intruso", pero ya se está convirtiendo en escritor de cabecera. Alimentó un blog en torno al Atleti (“Y los sueños, sueños son”) desde 2007 a 2017 así como otros blogs clandestinos sobre música, cine, series y política. Además, es compositor, cantante, guitarrista y teclista de los 'Happy Losers'. También ha publicado discos en solitario bajo el pseudónimo de Lukah Boo. Entre otras rarezas tiene un título de Ingeniero Industrial firmado por el Rey.
RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

  1. Es un placer saborear esta clase de análisis, moderados y plenos de sabiduría, como una pieza musical bien lograda.

  2. Qué bueno, Ennio.
    Es la primera vez que escribo aquí. Tras unos años leyéndote en «Y los sueños…», me hace realmente ilusión ver tu firma en este proyecto, que de primeras, parece distinto. Tenía que ser Trueba, al que Iñako siempre apunta como quien más le enseñó, el que se fijase en ti. Eso que se lleva «A la contra». Felicidades.

    El partido, efectivamente, fue un coñazo. Me tomo la licencia de rescatar lo poco reseñable que veo este inicio de temporada tan gris: y es que no encajamos fácilmente. Es verdad el mantra de los centros laterales, pero también que no es fácil marcarnos. Y así empezamos cuando Simeone llegó a La Rosaleda hace ya muchos años. Y a eso me agarro, Ennio. Empezamos otra vez. Me parece que el Cholo, desesperado con la mayoría de sus delanteros (y Gaitán), se agarra al «no perdamos la posición, no encajemos y a ver si cazamos alguna…» Sí, es un tanto pobre porque en el equipo hay talento, pero yo me fío bastante de Simeone que es al fin y al cabo el que ve a estos tíos. Y cuando insiste tanto en no perder (traducido en defender con la línea tan atrás, al menos fuera de casa), es porque probablemente crea q es lo mejor para el equipo. Y si él lo cree, yo me fío.

    Un saludo,

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras